Del GPS al GPP revolucionario

Hasta en política son necesarios los avances, las alianzas y las coaliciones de fuerzas partidistas y movimientos sociales. Quedarse anclados en los puertos de estructuras cerradas es negar la posibilidad de ir a aguas profundas y conocer el rostro cristalino del océano revolucionario. De allí que desde este espacio nos integramos con toda la voluntad, la energía y el peso de las palabras a ese Gran Polo Patriótico (GPP), fuerza que en palabras del Movimiento Campesino “Jirajara” de Yaracuy debe “unir, integrar, aglutinar, organizar, movilizar,  a todas las fuerzas políticas, sociales, culturales, económicas, productivas,  que apoyan a la Revolución Bolivariana en el curso de la construcción del Socialismo”. 

 Estamos en la senda de la reingeniería política, rumbo hace rato hacia la era de la tecnopolitica. Pasamos así del Gran Polo Socialista (GPS) al GPP revolucionario. Se trata de un gran avance político en la consolidación de una plataforma de acero ideológico inoxidable que va a permitir unificar las fuerzas originarias con afinidades de criterio, lo que incidirá en la permanencia orbital del proyecto revolucionario. Con el surgimiento de esta centella, todas las fuerzas gravitacionales  se van unificando en torno al núcleo central que es el GPP.
 Mientras esto esté ocurriendo, la anomalía o mal formaciones en el sistema, como es el caso  la MUD, sufrirán la derrota celestial, volviéndose polvo cósmico y quizás tragado por un agujero negro del espacio sideral, o en todo caso electoral. Por más que pujen, por más patadas que den a las nubes de polvo cósmico, están atrapados en sus propios gases infernales.

 Para mis amigos y amigas lectoras, todo esto lo escribo después de haber visto y escuchado con atención un excelente programa de televisión sobre el comportamiento de nuestro universo. De inmediato dije, ¡carajo! estamos en orbita y los de la MUD son fuerzas nefastas que deben ser “aplastadas” por el GPP. De verdad, el  nuevo núcleo de la patria que se está formando resultaría seriamente perturbado si fuerzas negativas entran en su campo gravitacional. Se entraría en una etapa de involución y el sistema necesitaría de años para que las fuerzas se unifiquen y comiencen  el proceso nuevamente.

  Pero esa regresión no ocurrirá, porque fijando la mirada hacia lo terrenal, observamos que a medida que van renunciado los premajunches astronautas y cósmicos siderales de la MUD, se hace o se vuelve mas fuerte y recio el liderazgo del comandante Chávez, cuya figura determina un escenario de victoria clara y expedita. De acuerdo con las constantes mediciones y el permanente monitoreo, la preferencia electoral se centra en la figura de Hugo Chávez, la cual se ve reforzada por los números positivos que arrojan la evaluación y el desempeño como gobernante. Por algo sale en el cuarto lugar como mejor gobernante de América Latina, en contraposición con Obama, que aparece el ultimo lugar como el peor gobernante del mundo.  Como vemos, estamos bien y avanzamos en la dirección correcta y el GPP es la plataforma que nos permitirá ganar y seguir construyendo la gran patria y el nuevo sistema político venezolano.

 
 
 
(*) Politólogo
eduardojm51@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1648 veces.



Eduardo Marapacuto (*)


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a131904.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO