Educación, el Estado y la ideología política

Como educador que he sido desde que decidí ganarme la vida asumiendo la conducta apostólica de ser pedagogo, en tal sentido siempre he sido un docente facilitador - orientador – asesor; con un rol que me ha caracterizado por ser: reflexivo, analítico, de ruptura, creativo, constructivo y fundamentalmente luchador social.

Por ello estoy convencido ideológica y doctrinariamente, que el Estado debe ser quien asuma la legislación, el diseño curricular, la planificación, la designación de los recursos financieros, la infraestructura administrativa y física, además de la supervisión general del sistema educativo; está y debe estar claro que la ideología requerida para el diseño de la política de Estado en el ámbito educativo, está inmersa dentro del proceso ideológico, doctrinario y político que ha gobernado y gobierna a la República en determinado momento de la historia de la Nación; en consecuencia, si la Nación está gobernada por una organización política que se desarrolla dentro de la ideología socialista democrática, la sociedad será educada tomando en cuenta los principios o postulados doctrinarios que responden a dicho concepto ideológico democrático, participativo y protagónico, pero que la filosofía y la epistemología a desarrollar, respete la soberanía del pueblo en cuanto a: su participación protagónica, diversidad cultural y religiosa, su raíz histórica, su estructura social, su idiosincrasia, su conservación ambiental, la preservación de sus recursos naturales y sus principios éticos y morales; el diseño curricular debe adaptarse al desarrollo del avance científico – tecnológico mundial que permita elevar asertiva y proactivamente los estándares de producción y productividad, requeridos para alcanzar las metas de crecimiento y desarrollo económico sustentable en el tiempo y en el espacio.

Todo la antes expuesto, debe estar concebido e insertado en un basamento jurídico “Constitución de la República” y las leyes derivativas, que permitan fundamentar al macro plan de desarrollo nacional en todos sus ámbitos y que se oriente a distribuir equitativa o equilibradamente dentro de sus clases sociales, los beneficios del desarrollo económico, para que se pueda palpar el asertivo comportamiento en el avance del estado social de justicia y derecho.

Afortunadamente para la mayoría del pueblo venezolano, este sueño o utopía, ya ha dejado de serlo, y se ha convertido en una profunda esperanza, pues en nuestra querida República Bolivariana de Venezuela, en la década de los noventa, surgió un líder llamado Hugo Rafael Chávez Frías, que formando equipo con destacados(as) hombres y mujeres amantes de su patria concibieron y diseñaron una propuesta de gobernabilidad de la Nación el cual le dieron el nombre de “Plan Nacional Simón Bolívar”, filosófica y doctrinariamente concebido tomando como base las ideas políticas, económicas y educativas de nuestro gran Libertador Simón Bolívar, el gran maestro Don Simón Rodríguez y el General Ezequiel Zamora; además de tomar en cuenta los aspectos doctrinarios de Carlos Marx y otros connotados pensadores socialistas del mundo.

Este plan de desarrollo nacional, impulsado por el actual Cmdt. Presidente de la República Hugo Chávez, le permitió ganarse la confianza de amplios sectores de la sociedad venezolana, el cual en el año 1998 lo elige Presidente de la Nación y lo ha reelegido en diversos procesos electorales a lo largo de 11 años ininterrumpidos, luchando con el apoyo del pueblo que integra a las clases sociales económicamente débiles y las Fuerza Armada Bolivariana Nacional, contra toda actitud conspiradora y golpista, promovida y patrocinada por el imperio capitalista y sus gobernantes que controlan las empresas transnacionales, en los EUA y Europa, con el incuestionable apoyo de la “Rancia oligarquía criolla” y las organizaciones políticas que conforman su sediciosa “Corte anti Patria”.

El profundo cambio que sufrió el sistema educativo venezolano, se debe a una decisión tomada por decreto presidencial y resolución ministerial, orientada a conformar la llamada “Constituyente educativa” que permitió el desarrollo de un amplio debate nacional, en la cual participamos vastos sectores integrados por: académicos, docentes, estudiantes, campesinos, indígenas, hacedores de cultura, las diversas clases sociales, entre otros. Particularmente este humilde servidor, formó parte del grupo de cuatro co redactores que compiló las diversas propuestas para la reforma educativa, emanadas del “II Congreso de Angostura” (Aspecto educativo nacional), el cual se dio en el año 1.999 en los salones de la UNEXPO Puerto Ordaz Estado Bolívar; las conclusiones de las propuestas para la reforma del sistema educativo venezolano, emanadas de este congreso, sirvieron de aporte al Ciudadano Presidente de la República Cmdt. Hogo Chávez, para fortalecer sus propuestas el cual le entregó a la “Asamblea Nacional Constituyente” y que dicha Asamblea las plasmó casi íntegramente en el contenido de los art. 102 y 103 de la CRBV; además sirvieron de aporte para la reforma de la LOE aprobada en el año 1.981 y para fortalecer el contenido de la nueva LOE aprobada en el año 2.009.

Al constituirse el “Estado docente” en nuestro país, constitucionalmente se le facultó al Presidente de la República a través del MPPE, crear e implantar las diversas “Misiones educativas” el cual le ha permitido al pueblo económicamente débil y a otros sectores sociales de la Nación, accesar gratuitamente a todas las modalidades educativas tanto en la educación básica, media diversificada, técnica y universitaria, se logró en tiempo récor alfabetizar con el apoyo del gobierno de la República de Cuba, a más de un millón de venezolanos con el plan “Yo sí puedo”; igualmente se logró llevar a todos los rincones del País la educación universitaria gratuita has el pre grado.

El ejemplo en materia de desarrollo educativo que se ha dado en el proceso revolucionario socialista de Venezuela liderado y presidido por el Cmdt. Hugo Chávez, ha sido seguido por otros mandatarios socialistas con el apoyo de nuestra República y Cuba, en Bolivia, Ecuador, Nicaragua y otros países que integran al ALBA; lamentablemente el pueblo económicamente débil que reside en los países gobernados por líderes políticos afectos al capitalismo y por consiguiente al neoliberalismo, le será bastante difícil lograr que sus gobernantes decreten la gratuidad de la educación para todas las clases sociales que habitan en esas naciones; ya que según Sebastián Piñera Presidente de Chile, “Nada es gratis en la vida”, ya que para los potentados capitalistas, sus vasallos deben ser eternos esclavos útiles para fortalecer sus particulares arcas de dinero. Hoy en Chile, Honduras y Méjico el pueblo económicamente débil, está luchando por lograr una educación gratuita y de calidad; pero ello no lo lograrán hasta que no se decidan a cambiar radicalmente sus sistemas de gobernabilidad del Estado capitalista por la toma del poder socialista.

freddymarcial@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4603 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a130091.htmlCd0NV CAC = Y co = US