A veces la grasa de la obesidad se va a la cabeza

El ¿caricaturista? Edo intercambia necedades con Jolguer Rodríguez Costa:

El domingo 14/08/2011, en el pasquín de derecha mentado El Nazi-onal, página 2, se publicó en la ¿calumnia? “Ping Pong”, un intercambio de necedades entre el “bufón fallido” Jolguer Rodríguez Costa y el descerebrado de Eduardo Sanabria, alias Edo, trazador de borrones al servicio de las élites. Un verdadero arrastrado de talla “plus” con faz de auténtico bolsa y discurso ramplón.

A continuación transcribiremos, casi en su totalidad, el citado vaivén de arrogantes ignorancias que fue condimentado con un “humor” moribundo en originalidad y chispa. Nuestras respuestas irán en paréntesis. ¡Así es más sabroso replicar!:

-¿Cree que la situación está como para caricaturizarla, o ya Venezuela es una caricatura?

-Desde hace 20 años Venezuela es una caricatura.

(En la Cuarta vaya que nuestra dirigencia política caricaturizaba a Venezuela y éramos el hazmerreír del orbe. ¿Te acuerdas de Lusinchi cuando declaró que “la Banca lo había engañado”? ¿No? ¿O de Blanca Ibáñez platicando de sus gastos “cubridos”? ¿Tampoco? Quizás tu familia se benefició de la corrupción de la Cuarta y tu memoria es SELECTIVA. ¿Qué te duele? ¿Qué ya no seamos un “país portátil” de los yanquis? El único que tiene pinta de caricatura maltrecha eres ¡TÚ!).

 

-Su firma Edo, ¿representa un Estado fuera del Estado?

-Soy del estado federal.

(Seguro la firma “Edo” es porque la barriga que ostentas recuerda el ESTADO DE GRAVIDEZ de algunas mujeres. ¡Jajaja! Repetimos: a veces la GRASA se va a la cabeza y ello acarrea graves consecuencias).

 

-¿Lo más caricaturizable del venezolano?

-El oportunismo.

(¡Bravo! Un gusano de la plutocracia como tú SÍ sabe lo que es el oportunismo y por ello lo esgrime en desmedro de sus conciudadanos. ¿No será ése uno de los estereotipos propalados por los medios de comunicación capitalistas para desmoralizar a las masas? ¿Te suena algo como: “el venezolano es flojo”? Cualquier parecido con la realidad…).

 

-¿La caricatura trágica?

-Todo lo referente a la inseguridad. Es un tema muy espinoso que siempre genera reflexión.

(Sobre todo porque OPORTUNISTAS como tú se aprovechan de ese problema ESTRUCTURAL de nuestra sociedad para atacar al Gobierno Revolucionario y al Estado. A ti te importan ¡un carajo! las víctimas por la delincuencia, al igual que éstas les resbalan a la derecha vernacular. No vengas con golpecitos de pecho. Las muertes originadas por la violencia criminal son sólo un instrumento rastrero para hacer política de alcantarilla. ¡Punto!).

 

-¿Cáustico, agudo, irónico, sarcástico?

-No pienso cuando trabajo.

(¡Jajaja! Al fin este idiota espetó una verdad: ¡se nota a leguas que NO PIENSAS cuando trabajas y tal vez sea así en todas las facetas de tu miserable existencia! Como buen asalariado del Gran Capital, ¡otros piensan por ti! Voilá!).

 

-¿Qué estimula su musa?

-No creo mucho en ella, pues llega cuando uno no la pide.

(¡No, pendejo! Es que te sentaste sobre la fulana musa sin darte cuenta y la mataste con tus “kilitos” de sabiduría. ¡Jajaja!).

 

-¿Su referencia criolla?

-Sin duda, Pedro León Zapata.

-(¡Qué raro! Sin no lanzabas el manoseado lugar común de “Zapata” como quintaesencia del palangrismo, ¡digo!, humorismo gráfico, de verdad iba a empezar a preocuparme. Imberbes como tú son bastante predecibles).

 

-¿Internacional?

-Hermenegildo Sabat, Quino, Fontanarrosa. Ellos se salen de la política. En Venezuela hace falta humor blanco o atemporal.

(Varios nombres te quedan demasiado grandes en esa geta de glotón, como el de nuestro querido Quino. Para tu información: la caricatura siempre es política, así no aborde directamente el contexto proselitista o partidista. Todas las expresiones del ser humano llevan intrínseca tal motivación, ya que hasta el amor es ¡político! Así que no me vengas con esas babosadas impregnadas de apoliticismo desmovilizador burgués).

 

-¿Son bien pagadas las caricaturas?

-Con la aceptación del público ya uno es millonario.

(Cualquiera “compraría” esa opinión si no te contradijeras, como buen gusano, más adelante. El pez muere por “la bouche”).

 

-¿Lo peor que le puede pasar a un caricaturista?

-Que el Gobierno lo premie.

(Y seguirás con el delirio de que el Gobierno Bolivariano te dé un galardón. Apuesto a que has soñado que el mismísimo Chávez te condecora y le haces un piropo por su simpática verruga. ¡Jajaja! Pobre infeliz, Edo).

 

-¿La caricatura inolvidable?

-De Zapata (sic), cuando parodió a Chávez diciendo que le gustaba la sociedad civil firme y a discreción.

(Y dale con Zapata, muchacho. Desde luego, ¿cómo no ibas a “orgasmar” con esa caricatura? Ella fue un encargo de la burguesía al peón de Zapata y tan abyecta sumisión es tu paradigma a seguir. ¿No? Sólo que tú eres un LIMPIO comparado con el usurero de Pedro León).

 

-¿Intenta Chávez caricaturizar a la MUD?

-Ese es su objetivo principal.

(¡Jajaja! ¡No me hagas reír! Pero si la MUD es de por sí una mala caricatura de sí misma. Imposible ridiculizarla más porque ella personifica en su exacta dimensión EL PAPELÓN de la “oh-posición”. ¿Qué sería de Venezuela si no tuviésemos a la derecha para reírnos? Ahora cuéntanos una de los Hermanos Grimm, ¿sí?).

 

-¿Un revolucionario de historieta?

-Falta que a Chávez le hagan un cómic y lo pongan como un superhéroe.

(Para hacer honor a la verdad: los únicos que le han endilgado cualidades de superhéroe –o dios del Olimpo- a Chávez son los escuálidos. Chávez causa deslaves, huracanes, terremotos, tragedias, sequías y demás fenómenos naturales; provoca la AH1N1, el dengue, el sarampión y la neumonía. También tiene todos los celulares de Venezuela intervenidos, nos escucha por los bombillos ahorradores y hace fraude en cada elección que organiza el CNE. ¡Carajo! Un fenómeno nuestro Chávez, ¿no? No se por qué, pero creo que Edo tiene “sueños húmedos” con el “superhéroe de Sabaneta”. ¡Jajaja!).

 

-¿El animal más cercano a una caricatura humana?

-El camaleón.

(¡Mi pana! El pertinaz autorretrato de tu ambivalencia personal. Se nota que tú sólo vas hacia donde te lo indiquen tus “amos”. Tu borronear, de bobolongo, tiene tarifa. ¿Sicario gráfico? ¿Sicaricaturista? Venderse al mejor postor es de mercenarios y traidores. ¡Alquílate una neurona!).

 

-¿Qué haría usted sin el Presidente?

-Yo diría que sin los presidentes. El humorista tiene trabajo gracias a ellos.

(Típico atajo superficial para tratar de justificar el humor de “tolerancia” de la burguesía. Ése que sólo chapotea en la chatura insolente de la risa fácil y no ahonda en las aberrantes contradicciones del sistema de la plusvalía. ¿Por qué será que los bufones como Edo nunca se burlan de un Carlos Slim, de un Gustavo Cisneros, de un Marcel Granier, de un Eugenio Mendoza? El humor “complaciente” en la Cuarta República era moneda corriente en los rotativos del “establishment” y Zapata –tu ídolo- era uno de sus estandartes. Atacas a Chávez porque NO es como los demás presidentes o políticos: no se arrodilla ante los empresarios explotadores y el imperialismo. Y eso… ¡cómo te duele!).

 

-¿Y viceversa?

-Los presidentes no le paran a eso.

(Tienes mucha razón, borrajeador. Nuestro Presidente está muy ocupado para prestarle atención a pequeñeces de la miseria humana como tus deficientes trazos de “mandadero” panfletario).

 

-¿Qué opina del humor oficial?

-Están en su derecho de hacerlo con la oposición, pero el humor siempre será antipoder.

(¡Uuufff! ¡Qué sabiduría! Te lo juro que casi lloramos, mi pana. Primero, sería un Crimen de Lesa Jodedera no hacer humor con tanto material que nos proporciona la “oh-posición”. Segundo, el humor es antipoder siempre y cuando se enfrente al sistema de opresión capitalista. Si existe una fase de liberación de las masas proletarias con el fin de romper las cadenas de la plutocracia, el verdadero humorista debe tomar partido por la ruptura y ser consecuente con la clase trabajadora. Chávez es el antipoder porque instrumenta políticas revolucionarias para fomentar la democracia directa, participativa. La real dicotomía yace sobre la mesa: el humorista rebelde y el bufón de la Corte. El primero libera conciencias y el segundo atornilla el esquema de dominación. ¡Así de crudo! Ponte a estudiar, Edo).

 

-¿Simbolizaría algo positivo de un régimen?

-Cuando tenga ese algo en líneas generales.

(Si confesaste anteriormente que “no piensas cuando trabajas”, ¿cómo puedes convocar a un par de neuronas para “parir” una idea coherente y sustentable a favor de la Revolución? En líneas generales eres un castrado mental. ¡Asúmelo sin tapujos!).

 

-¿Un humor oficial que haga reír?

-Intentan, pero siempre estarán en la acera de enfrente. La labor de un humorista es igual a la de un periodista: es y será siempre cuestionar el poder. No concibo a un periodista burlándose de los débiles y no de los poderosos.

(Y vuelve la ídem perorata insípida, metafísica y reiterativa del “antipoder”. ¡No me jodas! Asalariados y satélites como tú, Eduardo Sanabria, viven de las sobras de los “dueños del circo” e intentan mofarse de un pueblo que decidió tomar las riendas de su destino. Algo muy difícil de entender para un parásito del imperialismo como tú. Les haces el juego a los poderosos y te pagan por eso. Defiendes a la oligarquía con tus croquis de hiena, pero ¡jamás! entrarás en su exclusivo círculo “countryclubense”. Te discriminarían por plebeyo y… ¡por gordo!).

 

-¿Conoce algún (sic) humorista que enaltezca el poder?

-¡Uy!, hay como tres; ahorita no me vienen a la mente.

(¡Jajaja! Vaya que éste, o es un ANALFABETA FUNCIONAL… o se hace el “tarúpido”. Tan contradictorio sintagma pretérito de Edo tendría como analogía algo así: “El caballo de Bolívar tenía un color blanco que no me viene a la mente”. ¡Jajaja! Te quedó de telenovela de Delia Fiallo lo de la amnesia SELECTIVA. ¡Típico de escuálidos como tú! A estas alturas del partido, noto cierta inquietud de Jolguer Rodríguez Acosta y del mismo Eduardo Sanabria, con respecto al humor que hacemos desde la Revolución Bolivariana. ¿Preocupados? ¿Será que los Robertos, Pérez Pirela y El Especulador Precoz, sacan mucho la piedra en los predios de la burguesía? ¡Jajaja! Como que sí. ¡Enhorabuena!).

 

-¿Se reirán los oficialistas del Gobierno?

-Se ríen, a escondidas, pero se ríen.

(¡Jajaja! Apuesto a que Eduardo Sanabria se ríe, a escondidas, sintonizando “Como Ustedes Pueden Ver”, “Cayendo y Corriendo” y hasta “La Hojilla”. Todo escuálido tiene su “corazoncito” chavista, por más que lo niegue. ¿Verdad, parásito? Admiras tanto al Comandante que no puedes dejar de dibujarlo. ¡Jajaja!).

 

-Usted los plasma como si no tuvieran criterio propio…

-Por sus hechos los veréis. No me refiero al chavismo de a pie. Apelo más bien a la nomenclatura.

(¡Ajá! ¿Reculaste, gordito culilluo? Después de que matas al tigre, sales corriendo como una ¡mamita! El pueblo combativo sabe que tú desprecias, como fiel gusano de la derecha, todo lo que huela a chavismo. Así que no trates de aclarar porque más bien oscureces. Los únicos que se sonríen con tus garabatos, ¡reconócelo!, son los disociados “made in Globovisión”. ¡Más nadie! Nada peor que tratar de hacer humor desde la amargura y a ustedes sólo les sale una mueca autobiográfica).

 

-¿Lo ha hecho reír el comandante presidente (sic)?

-¡Uy!, bastante… En el fondo todos tenemos un Chávez por dentro.

(¡Allí está el detalle! A confesión de parte, hermano… ¡Eres fan del Comandante! Lo certificamos. Tan sólo aclara algo: ¿quieres a Chávez adentro y en el fondo? ¡Jajaja!).   

 

-¿Lo han atacado?

-No me he enterado, salvo uno que otro insulto por Twitter, pero lo hacen con el fin de buscar seguidores. Por eso no les contesto.

(Y sigue haciéndose el pendejo este Eduardo Sanabria. Según él, apenas sabe que lo increpan por Twitter. ¡Yo te aviso! ¿Por qué no reconoces que no contestas porque no tienes cómo? ¿Ah? Más allá del lápiz y el papel eres la nulidad del sentido común, la negación aberrante del genuino humorismo).

 

-¿Es el socialismo del siglo XXI una caricatura o va en camino?

-Es una película de ciencia ficción.

(Quisiste decir el capitalismo, ¿no? Ese cadáver insepulto SÍ es un largometraje de ciencia ficción que va a terminar con explosión y todo. O quizás quede como el Titanic: haciendo aguas. Muy pronto… ¡no te pierdas el final! Y las caras de tragedia, como la tuya, serán… ¡gratis! ¡Jajaja! Lo que es sangrar por la herida, ¿no?).

 

-¿Dibuja por amor al arte o al capitalismo?

-¡Difícil!, por amor al arte uno no compra pan en la panadería.

(¿Y entonces, Edo? ¿No habías dicho antes que la aceptación del público ya te hacía millonario? ¿Cuál fue la parte que no entendimos? ¡Ah! Se nos olvidaba: los microbios como tú sólo hablan el idioma del billete verde y la caja registradora. La plutocracia te paga para borronear y ésta cavila por ti. Tú no piensas cuando trabajas, ¿cierto?).

 

-¿La guasa del comunismo?

-El sólo decir que todos somos iguales.

(¿Verdad que te molesta en demasía eso del “ser iguales”, Edo? Como buen fascista y pelele del Gran Capital, el término de marras debe causarte urticaria, picazón. Allí está la nuez de tu angustia y tu desesperación. El socialismo y el comunismo tocan teclas conceptuales muy sensibles en la derecha: si los privilegios se masifican ya dejan de ser tales. Terror, ¿verdad? Lo más patético es que un explotado como tú sea la punta de lanza de premisas tan abominables; que seas portador acéfalo de una falsa conciencia de clase. Eres un vulgar desclasado y eso nada lo va a cambiar. Ahora bien, con tus dibujitos de micro-burgués histérico no vas a detener esta Revolución. Ni tú, ni nadie. ¡Bájate de esa nube!).

 

-¿El humor del imperio (sic)?

-No hay país donde se burlen más del Presidente que en Estados Unidos.

(¡Jajaja! Ese chiste está muy bueno. ¿Será que sabes qué es la FCC, Edo? Como pitiyanqui a sueldo que eres, deberías conocerla. ¡Es la CONATEL gringa! ¿Crees tú que en EEUU permitirían insultos al Presidente, como las ofensas proferidas a nuestro Comandante desde los diferentes medios radioeléctricos nacionales? ¿Piensas tú que si ridiculizas a Obama, tal como tratas de hacerlo con nuestro Presidente, te publicarían en algún periódico estadounidense? ¿Cuál es el humor permitido por el “establishment” del Estado burgués? El del chiste banal, simpático y hasta benevolente con los factores predominantes: sin herir susceptibilidades, sin cuestionar el orden de cosas, sin poner en entredicho la superestructura. Es el humor que despolitiza al ciudadano, hace apología de la hegemonía del poderoso y acentúa la subordinación acrítica del explotado. Así que, Edo, no nos “amenaces” con esa pistolita de agua otra vez. ¡Por favor!).

 

-¿Lo caricaturesco de la FAN?

-Que son una fan enamorada del Comandante.

(¡Y dale otra vez! ¿Será la frase anterior un reflejo del subconsciente de Eduardo Sanabria y de su fijación idílica con nuestro líder? ¡Se perdieron esos reales!). 

 

-¿Lo risible de la oposición?

-¡Bastante!, el regreso de Rosales es como el cuento del gallo pelón. A lo mejor cuando se publique esta entrevista ya llegó.

(¡Te equivocas, Edo! La “oh-posición” criolla es una fuente inagotable de chistes para la nación y es Patrimonio Humorístico de Venezuela. ¡Jajaja! Es más, lo cómico no es el regreso de Burrosales, sino su amplia y sorprendente “sabiduría”. ¿O ya se te olvidó? ¡Margarita es una isla rodeada de agua! Haces interminables piruetas para lucir “equilibrado” en tus percepciones, pero se te sale demasiado el tufo a escuálido. Mejor suerte para la próxima, pajarito).

 

-¿Cambiará el humor gráfico luego de 2012?

-Cuando termine este gobierno nos burlaremos del que venga y así sucesivamente.

(¿Y éste que se fumó? ¿Un cable del teleférico? ¿Aspiró un pote de Borocanfor con Herbalife? ¡Jajaja! Creo que vas a tener que hacer cientos de miles de trazos sobre Chávez -en el poder- durante varios años y décadas, gordito. Te verás obligado a cambiar de oficio –a largo plazo- porque ya tus “cosquillitas” no les darán risa, ¡ni a los disociados! ¿Qué tal? Así que acostúmbrate a ver a Chávez en Miraflores por un largo rato).

 

-¿Visualiza un final electoral de caricatura?

-¡Uy!, más bien será un final de fotografía.

(¡Claro que sí! Será un final electoral con la foto de escuálidos como tú y Jolguer, con cara de “ponchaos”, y balbuceando: “Chávez ganó otra vez, ¡qué bolas!”. ¡Jajaja!).

 

-¿Qué pasaría en Venezuela si la ley mordaza (sic) también termina racionando las caricaturas?

-Si nos botan por la puerta, entraremos por la ventana.

(¡Jajaja! Eso de entrar TÚ por la ventana está más que difícil, hermano. ¡Primero REBAJA para que puedas caber por ella! ¡Jajaja!).

Debemos confesar que disfrutamos leyendo El Nazi-onal y destrozando los patéticos razonamientos de la derecha vernácula. Es un ejercicio dialéctico que llevamos a cabo de vez en cuando y de cuando en vez, con el objetivo de no abandonar la trinchera del buen humor contestatario. ¡Jajaja! Disculpen la gozadera, pero es inevitable reírse de la “oh-posición”.

Caricaturista y Justiciero Social de la Risa

P.D. Por cierto, un consejito para el tipejo de Jolguer Rodríguez Costa. En vez de estar haciendo malos chistes dominicales en el esperpento editorial de Miguel Henrique Otero, primero deberías anotarte -¡urgente!- en un taller de redacción. Ni siquiera sabes utilizar correctamente las preposiciones en español, animalito. ¡Aminora tu ignorancia!

elinodoro@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2764 veces.



Adan González Liendo

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a128947.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO