Incrementemos el debate

Hace pocos meses el Diputado Oscar Figuera dijo en la Asamblea Nacional, con muchísima razón, que los mayores interesados en la masificación del debate somos los revolucionarios y revolucionarias porque las razones históricas de justicia, equidad, respeto a la vida, lucha contra la pobreza, denuncia de la injusta explotación del hombre por el hombre y rechazo contra las agresiones imperialistas en contra de los pueblos son los argumentos que motorizan el accionar revolucionario y además son argumentos tan poderosos que secularmente la derecha mundial ha hecho de todo por desaparecerlos del debate público.

Por eso creo que nada más conveniente para nuestro proceso bolivariano que apuntalar un masivo, franco y fructífero debate que sea capaz de reavivar las razones históricas que justifican y dan vida a la lucha revolucionaria y antiimperialista, que muestre y fortalezca los avances hasta ahora logrados y también que señale, sin ningún tipo de cortapisas, los errores y deficiencias de tan importante etapa política que vivimos en Venezuela.

Viene avanzando con muchísima fuerza la construcción del Polo Patriótico a nivel nacional, y precisamente se percibe que la posibilidad de concreción de esta importante instancia se ha incrementado gracias a la frecuencia, respeto, altura y profundidad de los debates en torno a las distintas concepciones que de la misma expresan las organizaciones políticas y sociales que trabajan por su construcción.

Y precisamente debe ser el Polo Patriótico el espacio amplio desde dónde se inste y fomente el debate para la construcción revolucionaria, porque en la calle se percibe que nuestro pueblo, que sigue creyendo y jugándosela por el proceso bolivariano, quiere debatir muchas cosas, quiere preguntar, criticar, reconocer aciertos y señalar errores como a buen revolucionario y revolucionaria corresponde.

Solo los oportunistas, los reformistas y los que más allá del discurso no están interesados en hacer la revolución niegan la posibilidad de ese debate.

Debate y más debate para afianzar aciertos y para corregir errores, debate sin chantajes, sin amenazas, sin maniqueísmo; aquí se ha demostrado que los sectores más críticos han sido, y estoy seguro que seguirán siendo, los más leales con el proceso bolivariano en las horas aciagas dónde los “incondicionales” siempre han traicionado.

(*) Militante del PCV

www.twitter.com/edgarmelendez79



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Edgar R Meléndez (*)


Visite el perfil de Edgar Meléndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: