Luisa Ortega Díaz y la importancia de informar

Sencillez, personalidad y mucha convicción son algunas de las virtudes que transmite las pocas veces que aparece imperturbable y sin poses arrogantes frente a las cámaras de televisión. La fiscal general de la república Luisa Ortega Díaz, primera mujer en la historia que ocupa este importante cargo, habla en voz baja y serena, pero cada palabra la expresa con trasparencia, y, quizás lo más resaltante, con la precisión de un bisturís.

Así lo puso de manifiesto hace pocos días cuando señaló tajantemente y sin titubeos con relación al prófugo de la justicia Manuel Rosales, que “si ingresa al país será inmediatamente aprehendido por los cuerpos de seguridad”. Una afirmación en público sin rodeos y sin las metáforas a las que recurren algunos funcionarios cuando quieren evadir el bulto aparándose en una supuesta prudencia.

Son muchas los aspectos positivos que hay que valorar en la gestión de Luisa Ortega Díaz, por supuesto, más allá de las fallas y los errores en los que humanamente haya incurrido. En esta ocasión nos queremos referir al tema comunicacional, que ha sido uno de los talones de Aquiles del gobierno, pero sobre todo, del resto de las instituciones del estado Venezolano.

Decía Aristóteles que todo acto de comunicación implica una intensión de persuadir. Para mejorar esa máxima se requiere, entre otras cosas, manejar adecuadamente no solamente los contenidos del discurso, sino, además el lenguaje oral y corporal. No hay nada más peligroso para una comunicación eficaz que las ambigüedades y los gestos fallidos que inciden en la poca empatía que en oportunidades logra el emisor con el receptor.

Es evidente que la fiscal general de la República Luisa Ortega Díaz le ha dado gran importancia al hecho comunicacional. El Ministerio Público de ser un ente que quizás equivocadamente había permanecido en el más absoluto silencio y de bajo perfil, ha pasado a ser una de las instituciones del estado que mejor informa acerca del trabajo que está realizando. Esfuerzo que cobra mayor relevancia si consideramos que sus funcionarios deben ser muy cuidadosos al momento de informar, dada las características intrínsecas de una institución que debe cuidar con el mayor de los celos su autonomía e imparcialidad.

Jamás en la historia política del país el Ministerio Público había alcanzado la transparencia y la apertura comunicacional que hoy exhibe. El pueblo ahora tiene la posibilidad de conocer lo que está ocurriendo en un ente que permaneció durante mucho tiempo hermético y sin dar respuesta a la los venezolanos.

Es interesante observar como con cierta frecuencia la doctora Luisa Ortega Díaz informa sobre temas que en el pasado ningún fiscal hubiera abordado con la franqueza y la responsabilidad que ella lo hace. Esto por supuesto habla muy bien de una institución que está en plena transformación.

Hace pocos años era casi imposible que el ciudadano común tuviera al menos remotas posibilidades de hablar con un fiscal general. Las cosas al parecer han cambiado. La actual titular del MP no solamente informa a través de entrevistas y declaraciones a los distintos medios, sino que publica todos los viernes una columna de opinión en Ultimas Noticias y modera un programa de radio los jueves en Radio Nacional de Venezuela en el que mantiene contacto directo con los oyentes.

Para fortalecer esa apertura informativa el Ministerio Público cuenta con una página web, números teléfonos, y oficinas de información al usuario que permiten un acercamiento entre este y el público. Sumado a todo eso la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, siempre está convocando a reuniones informativas como lo hizo recientemente con los familiares de las víctimas de violación de los derechos humanos de las décadas de los 60,70 y 80.

A ella nunca se le ha notado evadir preguntas relacionadas con casos tan delicados como el del narcotraficante Walid Makle, los banqueros y políticos prófugos, las estafas inmobiliarias, y otros que hoy están en clímax de la opinión pública nacional.

A pesar de todos esos esfuerzos que hace el Ministerio Público por informar y transparentar sus actuaciones ante los venezolanos, lamentablemente es una de las instituciones que mayores ataques injustificado recibe por parte de empresarios, políticos y medios de comunicación que intentan deslegitimar la institución tanto dentro como fuera del país, como hace pocos días lo denunció el periodista José Vicente Rangel.


“La primera fuerza que dirige al mundo es la mentira”

Jean Francois Revel

Usted la ve con cierta frecuencia


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2964 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor