Aven

Venezuela y una democracia pulcra

Latinoamérica, debe dejar de ser el eje de la ambigüedad política y la confrontación para dar paso a un modelo político  de crecimiento económico y praxis ideológica acorde con la fidelidad colectiva de quienes deseamos una reducción de la pobreza crítica y efectiva del sistema de recuperación financiera. En este contexto, debemos convertirnos en un escenario con un solo signo político y un antecedente común donde la democracia sea nuestro eje en este continuar del siglo XXI. En este sentido, hay que dejar atrás las viejas argumentaciones políticas y avanzar hacia una experiencia política de carácter exitoso y desde allí, levantar un proyecto de Estado donde participen verdaderas organizaciones partidistas bajo el cultivo de un pensamiento critico y el desarrollo de vitales tesinas que influyan sobre una agenda de trabajo  que determine el cultivo y el aprendizaje de nuestros sueños y de lo que en verdad representa la izquierda en nuestro tiempo.

La burocracia viene aportando movimientos fallidos a la izquierda en el Continente Sureño, hay un transfondo equivocado de ideales que irrumpen en la dinamización del Estado y repercute en los ciudadanos que siente en sus fueros internos el dogmatismo de unos líderes que desconocen la versatilidad de los procesos políticos. Nuestro proceso democrático- Venezuela-  no puede seguir su transito en un mundo torcido y que refleja la irancundez de los viejos partidos políticos que corretean en el preámbulo político dañando la opinión pública y el reflejo nuestro en el exterior. Algunos dirigentes como Antonio Ledezma, Andrés Velásquez, Claudio Fermín, Oswaldo Álvarez Paz y Manuel Rosales deben dejar la mangazoneria y debatir sobre la problemática nacional de una manera acertada y comprometida, según el verdadero sentimiento de los organismos y cuestión pública.

El mundo globalizado se compacta para darnos una epifanía histórica de los reencuentros históricos y lo que se mueve alrededor de estos hechos. Debemos reflexionar las implicaciones de la inteligencia artificial con la memoria. Estamos frente a una comunidad global que determina ideologías y posturas ante una realidad sociopolítica. Es la aventura de los medios y el mundo digital que avanza para conformar sistemas institucionalizados de aperturas ideológicas. Es lo que esta aplicando el presidente cubano Raúl Castro en su tierra natal. Estamos obligados a reconsiderar nuestra historia civil y militar, unificarla en un solo trayecto político. Tenemos una gran vocación escritural y religiosa, pero los curas tomaron el mando junto a los protestantes. Y el mundo civil y militar ha sido deficientemente interpretado por malos políticos.

Todo Estado, tiene una hoja de ruta propuesta  por el pueblo a través de elecciones populares y las actividades de gobierno son complejas, por eso necesita gente creativa para tener una apertura al dialogo con el objeto de encontrar una solución específica para cada caso y poner fin a tantas diatribas falsas. Por esto, hay que utilizar un lenguaje que nos ayude a mirar un mundo que se mueve en imágenes y la brillantez de los libros, gracias a Telesur y Las Librerías del Sur y Novedades tenemos la oportunidad de descubrir esas figuras descriptivas. Veamos un mundo para ver su ideología, costumbres, hábitos y prodigios. Dejemos a un lado lo religioso y dogmático de un colonialismo español e inglés que dejo rastros malsanos del pasado. El encadenamiento y las huelgas de hambre, no pasa cuenta en política. Es un odio de la derecha hacia los pueblos para ocasionar un odio erosional, la victoria contra el terrorismo mediático debe ser radical, porque, solo sirve para quemar a los dirigentes que la están piloteando en los dos hemisferios, Occidental y Oriental.

Las instituciones democráticas deben ser respetadas y ahondar los sentimientos fraternales es una prioridad, existe un compromiso latinoamericano y una referencia histórica de carácter ciudadano que fundamentar, como es afianzar la república.

El socialismo democrático es una ecuación ha resolver y constituye una historia con contundencia argumentativa, donde la firmeza debe estar en todos sus frentes de diálogo para lograr un criterio de solidez con el fin de beneficiar las bases comunales del país. Es necesario abocarse a los asuntos internos del país y asumir una acción necesaria como pertinente. La economía venezolana necesita poder refinanciar su potencial con gente honesta y versátil laborando en sus fases administrativas. Por lo tanto, es un buen principio para agilizar nuestra historicidad hacia el mundo financiero y el conocimiento de una justicia probada a través de los mecanismos legales existentes. 
 

emvesua@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1509 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a122005.htmlCd0NV CAC = Y co = US