Chávez, PSUV y Afrodescendientes



“Somos afrodescendientes. Unámonos pues, los afrodescendientes de todo este continente, desde Estados Unidos hasta allá, hasta el Cono Sur”, ha dicho el presidente Chávez sobre el movimiento que ha tenido auge en América

Las décadas de los ochenta y noventa estuvieron marcadas por un avance crítico de las y los afrodescendientes, con la finalidad de romper el círculo vicioso de un folclorismo inútil al que habían sido reducidos a simples “objetos de estudios” y adjetivizados como “negros”, con pocos derechos a voz y voto en los procesos políticos que se estaban viviendo. En ese tiempo se creía que los aportes de la comunidad afrovenezolana al país habían quedado anclados en la época colonial, anulando malintencionadamente su participación protagónica en las guerras de Independencia, Federal, al igual que su resistencia contra las dictaduras, o la lucha armada de los años sesenta. A comienzos del proceso Bolivariano en Venezuela, junto a países como Ecuador, Bolivia, Uruguay, Brasil y Nicaragua, sin dejar de mencionar a Cuba, las voces de las y los afro con planteamiento políticos transformadores no fueron comprendidas en su totalidad. Hoy, sin embargo, en la primera década y comienzos de la segunda del siglo XXI, las cosas son distintas. Aunque en los discursos presidenciales están presentes, hay agujeros en algunas otras instituciones públicas, en las que falta profundizar la comprensión de las aspiraciones de este amplio segmento de la población venezolana, latinoamericana y caribeña.  
Expansión afrodescendiente

A finales de la década de los ‘90 del siglo pasado, el movimiento afrodescendiente asume una conciencia política clara, partiendo de que no debía seguir siendo la cara del folclorismo inútil, convertido en simple accesorio de actos culturales o del reduccionismo religioso. No. Lo que se debía hacer era insertarse en los procesos de transformación de los Estados hegemónicos, para así abrir el compás y conformar Estados multiculturales, etnoparticipativos y con pluralidad ideológica. El gobierno de Samper aceptó la propuesta de crear la ley de comunidades afrocolombianas (1993), pero luego el gobierno del presidente Uribe, con su contrarreforma y sumisión a Estados Unidos, aplica un “tira y encoje” al proyecto afrocolombiano de acuerdo a sus intereses, e incluso coloca a diputados, ministros, viceministros y funcionarios afro vinculados al paramilitarimos, narcotraficantes. El gobierno del neoliberal Fernando Cardoso, en Brasil crea una comisión interministerial contra el racismo, en un país donde 40% de su población es afro y vive en condiciones de pobreza absoluta. Su sucesor, Lula Da Silva, profundiza esa iniciativa con una política más decidida y crea el Ministerio contra la Discriminación Racial. El presidente Hugo Chávez Frías, después del golpe de Estado del 11 de abril del 2002, por influencia del movimiento afrovenezolano comienza asumir una posición crítica frente al tema del racismo por los ataques que sufrió y sufre de la burguesía venezolana, y ahora en sus estrategias discursivas se asume como afrodescendiente, como lo expresara en unos de sus discursos en el año 2005:


 “Somos afrodescendientes. Unámonos pues, los afrodescendientes de todo este continente, desde Estados Unidos hasta allá, hasta el Cono Sur. Ahora, aquí hay una serie de temas, una declaración final del evento de mucha importancia que hay que darla a conocer, Izarra, al país, hay que publicarla, hay que distribuirla en un folleto, leerla por radio, por televisión”. En sucesivos discursos, el presidente Chávez fue asumiendo el tema afro, empujando con el movimiento afrovenezolano la urgente necesidad de saldar una deuda pendiente del Estado venezolano que aun sigue en mora. Asimismo, los presidentes de Ecuador (Rafael Correa), Evo Morales (Bolivia) y Daniel Ortega (Nicaragua), colocaron en sus respectivas agendas gubernamentales el tema afrodescendiente. La onda expansiva, definitivamente, ya era indetenible y tanto es así que la derecha internacional también lanzó su ofensiva para insertarse en las comunidades afro pero con otros fines que pudiéramos decir de penetración, utilización vulgar y cuando esto no fuera posible… la intención es acabarlos masivamente, como está sucediendo en Colombia en los últimos años contra los afrodesplazados; o en Honduras, con la represión contra los afrohondureños después del golpe de Estado contra Manuel Zelaya.
 
Partido Socialista y afro

Revisando los estatutos de los partidos de izquierda en la década de los sesenta hasta los noventa del siglo XX, si no me equivoco, en ninguno hay reconocimiento al tema afro, y someramente creo que el del Partido Comunista Cubano se menciona a los “esclavos africanos”. En mayo del año 2007, el movimiento afrovenezolano convocó a un Cumbe ideológico, que como tema central tuvo el “Estado-gobierno, partido y movimientos sociales afro”. Allí participaron, el actual vicepresidente de la Asamblea Nacional , Aristóbulo Istúriz, el exdiputado Amílcar Figueroa, el academico Esteban Mosonyi, el especialista Aguston Lao, entre otros y se marcaron las fronteras para cada instancia, aunque estratégicamente la trilogía organizativa se complementa en dos planes: el proyecto Simón Bolívar y la construcción del socialismo afroindígena. De ahí surge que en el PSUV se reconociera el papel de los afrodescendientes como factor de cambio en el país, tal como lo reconocen las líneas estratégicas de acción política aprobadas en enero del 2011.
 
Los tips barloventeños

*** Hacia el Encuentro Internacional Afrodescendientes por la integración plena en nuestra America.
LA MATA DE CADILLO E’ PERRO  

*** Desde Cúpira, uno de nuestros lectores nos dice: Llegó la Semana Santa, hoy no tan santa, ni en Barlovento ni en el resto de Venezuela, los operativos de atención, seguridad, arreglos de las vías…no son permanentes y deberían ser todo el año.

*** ¡Auxiliooooooo! ¡socorro! Falta atención de salud en San José, son problemáticas puntuales, según jóvenes madres y padres habitantes de allí consultados.

*** “Así es que se gobierna”: Barloventeños están contentos por el asfaltado de vía principal desde San José hasta Tacarigua (municipio Brión), hecho por el Gobierno Nacional Bolivariano.


*** Los habitantes de “La Arenita” (municipio Andrés Bello), claman a la virgen Aparecida para concretar su carretera. -Luis Perdomo

GUILLOTINA DE RENÉ COLMENARES

*** En el transcurso de la semana efectuamos un recorrido por distintos sectores de la comunidad para tratar de precisar cuáles son los problemas prioritarios que en estos momentos confronta el municipio Brión.

*** Estamos sorprendidos por la distribución o micro tráfico de drogas en los alrededores de la Universidad Argelia Laya, en Higuerote. Es urgente que los cuerpos de inteligencia detecten y paralicen a tiempo este flagelo.

*** Los cuerpos de inteligencia deben profundizar una investigación en la que se señale a los responsables de por qué la vida de muchos jóvenes corren un gran peligro... ¡rueda la bola!

 jesuschuchogarcia@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2664 veces.



Jesús Chucho Garcia


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: