...Capriles Ratónsky y sus piqueros

Hipocresía pura en la muerte de Vidal

Todo el mundo que vive en el sur-oeste de Caracas, sabe de los piques que se realizan desde el día jueves en la noche hasta el sábado en la madrugada. Hemos visto los que por alguna razón tenemos que salir de nuestras casas a altas horas de la noche o en la madrugada, veloces vehículos en loca carrera en la autopista de la Trinidad, Prados del Este, Etc. Hemos pasado y los vemos agrupados en las esquinas o en la bomba Texaco de las Mercedes planificando sus carreras, las rutas de competencia y realizando sus apuestas. Es mas yo he presenciado a policías de Baruta, pasar revista con admiración estos vehículos comentar sobre los mismos y verlos con orgullo ajeno. También se de las detenciones que ha realizado la Metropolitana y la Guardia Nacional y que son pasadas a la policía municipal de Baruta, los detenidos en las instalaciones municipales son tratados con mucha diligencia y puestos en libertad. Hay una suerte de acuerdo o plan preconcebido para cuando se realizan los piques no hay presencia de policía cercana a esta actividad.

He visto con asombro y los invito a que lo aprecien, que todo el tiempo hay una unidad de la policía de Baruta estacionada en la autopista de prado a la altura de Santa Rosa de Lina, cuidando la pancarta de la polar, con la orden expresa de no moverse del lugar a pesar que en la noche los vehículos pasan picando a mil por hora, su función primordial es cuidar la pancarta o valla de la polar, imaginase Ud. Dos efectivos policiales apostados día y noche con una unidad móvil y su armamento, para cuidar un aviso…. Si a Ud. Pobre mortal tiene la loca idea de agredir la pancarta de la polar, puede ser que estos efectivos policiales le disparen o si tiene suerte podrá ser detenido y llevado a juicio por tal grave falta, eso si cuando agreda la valla de la polar, tenga cuidado con los piqueteros que seguro pasaran por el lugar a mas de cien kilómetros por hora….

Al Sr. Vidal, y ha muchos pero muchos otros que por no ser famosos y conocidos no han merecido unas letras en la prensa o un comentario televisivo, han muerto por la practica de un diversión de gente bien, no lo mato la mala suerte, los mato la irresponsabilidad de un alcalde complaciente con sus amigotes, así de simple claro y raspado. El alcalde Enrique Capriles, es complaciente con su entorno con sus conocidos, con sus amigotes y es que yo lo he visto con su novia la locutora visitando la bomba de las Mercedes y viendo los carros de los panas. Por eso el silencio de el, y la conchupancia de los medios de no preguntarle de no consultarle de no importunarlo.

Esa es la justicia de Primero Justicia, aquí esta el ejemplo de lo que ese grupo político quiere para Venezuela, las clases, los privilegios, las diferencias. Esa es la realidad de Baruta lo que esta detrás de la fachada.

Yo recuerdo y no olvido, cuando en Altamira un loco mato a unas personas y varias figuras de ese entorno tuvieron amplia cobertura mediática para culpar al presidente ante las cámaras de ese hecho sin una sola prueba, por puro placer de culapar. Recuerdo el fatídico mes de Abril del 2.002, cuando mataban a la gente en el centro, inmediatamente se culpaba al presidente y hasta la absurda idea se decían libremente como aquella que cuando Chávez dijo que eran las cuatro y cuarto eso fue una señal para iniciar los disparos, tuvo su cobertura mediatica. O cuando la tragedia de Vargas, decir que las fuerzas armadas bajaron de los helicópteros a ejecutar a la gente y a saquear. Cuantos de estos locutores y periodistas que se dicen honorables e ilustres, conocedores de la verdad, poseedores de la razón absoluta, como Cesar Miguel Rondon, Pedro Penzini, Mingo, Miguelito Rodríguez, Leopoldo Castillo, Etc. Ha pedido la responsabilidad, no solo de la muerte de Vidal sino de muchos otros muertos, heridos y lesionados generados por los piques permitidos por el alcalde Enrique Capriles, ninguna voz se alzado indignada, ningún reproche, ni una conjetura, una opinión, una critica solo un manto de silencio hipócrita.

La realidad es que si bien se debe hacer un juicio al responsable del hecho y esto debe estar dentro del marco legal conocido, también es verdad que debería asumir su responsabilidad y consecuencia un alcalde complaciente y cómplice de los muertos, heridos y lesionados generados por aquellos que bajo su complacencia convierten nuestras autopistas en pistas de carrera.

Roberto Pérez Pérez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3969 veces.



Roberto Pérez Pérez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas