Alimentos basicos para todos

Ideas para construir un Socialismo a la venezolana

Ya descubrimos que somos capaces  y  podemos  producir y distribuir la gasolina para todos los venezolanos sin distinción de ninguna clase. . Todas las clases sociales,  ricos y pobres se benefician de este bien que es de todos los venezolanos. Todos recibimos de alguna manera nuestra gota DE PETROLEO QUE NOS PERTENECE, independientemente de la  capacidad  de consumo. Ante el hecho de comprar combustibles todos  los venezolanos somos iguales. Hemos logrado la igualdad  de oportunidad total. Nos falta todavía la igualdad de condiciones  Corroborado este hecho, ¿no podríamos hacer lo mismo  de lograr la igualdad de oportunidad con  seis (6) rubros esenciales de la alimentación?.

De allí que nos atrevamos a sugerir ideas  para potenciar ese Socialismo que estamos construyendo entre todos.  Pensamos que  si lo hemos logrado con la gasolina, también podemos lograrlo con lo mas básico de todo, que son los alimentos.  Ya veo la cara de escepticismo de alguno de mis lectores y algunos sorprendidos porque  podría oler a “tarjeta de racionamiento a la cubana”.  Nada de eso. Estamos inventando, de acuerdo a nuestras realidades, mecanismos de distribución   acordes  con las experiencias que ya hemos  probado.  Nos hemos dado de cuenta que mientras el pueblo organizado, no tenga realmente el poder en sus manos y que el gobierno sea, quien asuma toda la responsabilidad, la corrupción, la negligencia y la indolencia echaran a la borda todos esos intentos  que hace la revolución    por  lograr la igualdad y  la justicia para todos.

De allí  nuestra proposición de “Alimentos  para Todos” en el cual  El Estado   provea  a toda la población, tal como lo hace con la gasolina, de  los alimentos siguientes: Leche, carne, pollo, arroz, harina de  maíz y  aceite vegetal. El Estado,  con los Consejos Comunales y Comunas Socialistas, se encargarían de la producción y distribución de estos  seis rubros alimenticios que se considerarían  básicos,  indispensable y de primera necesidad y que  hacer uso de ellos como mercancía será  considerado un delito.  Por ejemplo serán penados:  el contrabando,  el desperdicio, la impericia  y sobre todo la negligencia demostrada al manejar estos rubros.

Cada Consejo Comunal deberá abrir un Centro de Distribución  Comunitario (CDC) o  ( incorporar un vocero en la gerencia del Abasto Bicentenario  que esté en su jurisdicción geográfica) para expender durante todos los días del año, (como las gasolineras) los seis rubros  alimenticios señalados. El Consejo Comunal se beneficiará con un 10% del valor de la venta para financiar su funcionamiento. Los precios serian fijados por las Empresas de Producción Social que han participado en el proceso productivo.

Estos rubros  alimenticios solo podrán ser adquiridos en los CDC,  por la población  que ha sido censada por los Consejos Comunales, los cuales  tendrán asegurada la provisión de esos alimentos  en  el  lugar donde habitan y de alguna manera los obligará a  participar  en el Consejo Comunal de su Jurisdicción geográfica.  Las Empresas de Producción Social que  procesen alguno  de  estos  seis rubros alimenticios y que lo usen como materia prima para elaborar  productos  derivados  y que  estén  funcionando en el ámbito geográfico del Consejo Comunal también serán surtidos por los Centros de Distribución Comunitarios.  Por ejemplo si  existe una Arepera Socialista, un comedor  escolar o  una casa de alimentación en el área, los ingredientes a consumir le serán suministrado por  el CDC, igual que toda producción artesanal de alimentos promovida por  las estructuras del Poder Popular Organizado.

¿Que hacemos con MERCAL Y PEDEVAL? 

1.Eliminarlos.

2.-Transferirle toda la infraestructura física  y equipos  a los Consejos Comunales  y Comunas para que estos  se responsabilicen de la distribución de los 6 rubros alimenticios básicos que  deben llegar a  cada CDC.

3.- Dejar al Ministerio del Poder Popular de la Alimentación la responsabilidad de importar los rubros que no producimos todavía y hacer que este ente  los haga llegar a los CDC.


 ¿Que hacemos con los Abastos  Bicentenarios y demás Centros de Abastecimiento que existen en el país? 1.-Colocar a un Vocero del Consejo Comunal o Comuna dentro de la gerencia  de cada  Abasto para que se responsabilice del manejo y control de los seis rubros alimenticios antes señalados. El 10% del valor total de las ventas  de esos seis rubros a los precios regulados serán transferidos al Consejo Comunal donde pertenece el vocero, el cual le  cancelará a él los emolumentos  acordados.

Este podría ser un camino inmediato a recorrer a fin de darle un freno a la perversa corrupción que se ha instado en MERCAL y dar muestra fehaciente  de que se quiere en verdad transferir poder al pueblo, tal como lo manifiesta a cada momento el Comandante Chávez.

juanveroes64@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2102 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a120525.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO