¿Por qué no dices de una vez que es lo quieres, Miguelito?

"El PPT quiere matarme..." ¡Ah Vaina!



Seis meses atrás, si la memoria no me falla, me recomendaron tender un puente de “debate y entendimiento” con esa joyita que aparece esta semana gritando a moco tendido: “EL PPT QUIERE MATARME”. Mi respuesta fue inmediata; podría decir instintiva: “Con ese señor no voy ni a misa…”

Quien me lo propuso, amigo y camarada, pensaba que era necesario abrir un espacio de conciliación entre revolucionarios, cosa que me causó gracia, pues dificulto que un palangrista pueda etiquetarse de revolucionario, sobre todo cuando ha aprendido de las miserias enquistadas en diarios que sobrevivieron a expensas del chantaje. Pero, más me movía el hecho personal de estar a salvo de su porquería comunicacional, cuando se le ocurrió inventar que los miembros de La Hojilla éramos periqueros… En fin, si era capaz de mentir en el terreno personal para hacer creíble su periodismo de albañal, que se podía esperar de este sujeto en materia política.

Por otro lado, su comportamiento cobarde, huidizo y lastimoso frente a las cámaras de VTV, cuando Ernesto Villegas lo entrevistó en su programa matutino y se negó a recibir una llamada al aire de Nestor Francia, me confirmaría que estaba en presencia de un hombrecito de poca estatura moral y, acaso, un fraude que hizo carrera a base del amarillismo barato.

La diferencia entre esta “cosa” que espera todas las semanas una propaganda oficial para poder subsistir y quien escribe esta nota, es que no le debo nada a nadie, mientras el susodicho tiene que rendir cuentas a quien lo financia, y no hay nada más arrecho que tener la conciencia vendida por cuatro realitos.

Su pelea con el PPT no me interesa y me extrañaría que algún dirigente de ese partido le hiciera el menor caso. Lo que si es una enorme estupidez, es que siga relacionando a La Hojilla con su peo personal; parecido este (el peo, por supuesto) a las reiteradas campañas que sostenían, y sostienen, los editores con aquellos enemigos que no aflojaban el dinerillo que les mantenía las rotativas activas. Cuantas veces no he escuchado a editores decir que “los mantiene el pregón y la venta de sus diarios” y luego entraban a sus oficinas mentándole la madre a tal o cual ministerio porque no pagaban la publicidad.

Hoy, se me ocurrió tomar una café en La Encrucijada, y veo en grandes letras rojas con fondo negro: “EL PPT QUIERE MATARME”. Disculpen mi falta de tacto, pero no se me ocurrió otra vaina que cagarme de la risa y se me vino a la cabeza esos grandes titulares, estrambóticos, al rojo vivo del pasquín 2001. “¡Coño! Este carajo no sabe que hacer para vender esa porquería…” – pensé y no es para menos.

Lamento confesar que me impulsó la curiosidad y compré un ejemplar. He aquí que lo veo apoltronado en unas fotos y, encima, ha ordenado que le hicieran una entrevista para hablar toda una sarta de pendejadas en las que, por supuesto, no podía faltar La Hojilla… Mira que así cualquiera puede ser entrevistado y regodearse, como Adriana Azzi, de haber vaticinado el futuro de la nación, echarle mierda a todos los que no creen en su don de Pitoniso y advertirle al mundo que lo quieren matar… ¡No me jodas!...

Ahora, recurriendo a aquel viejo dicho “piensa mal y acertarás”, después de leer semejante idiotez, se me vino a la cabeza que se pudiera repetir lo de Silvino Bustillos… Tú sabes, el recontramaquiavelismo de los que se encuentran desesperados porque no les paran ni media bola y van preparando el escenario para que suceda “algo extraño”, un caucho espichado, un olor a tabaco rancio en la casa, un espíritu burlón que cierra una puerta de repente y salir cagado al CICPC a denunciar que tienes el cerebro repleto de… amenazas… Y luego no digan que existen los Platillos Voladores y terminan en Colombia pidiendo ayuda al ANURC.

Te pregunto Miguelito: ¿No te parece que ya es suficiente tu mariquera con La Hojilla? ¿Hasta cuando vas a seguir jodiendo con el cuento miserable de relacionar a La Hojilla con el PPT y ocultar tus deseos de montar un programa en VTV y no sabes que cuento echar para que te permitan un espacio de opinión en el canal del estado? ¿No te parece que hay vainas más interesantes que hacer en materia de periodismo y dejar de inventar mierda porque te crees el sunma cum laude de la investigación comunicacional?

En este país, Miguelito, hasta el más pendejo que opine y haga daño a la oposición, está en riesgo de sufrir un atentado. Pero tú, Miguelito, eres él que más a salvo está y, pero aún, eso lo sabes muy bien… ¿A quién coño pretendes engañar?

Por otro lado, Miguelito: ¿Ahora vas a dirigir tu campaña en contra de la nueva presidenta de VTV? Si ese es ahora tu objetivo, ¡Coño, Miguelito!, te vas a pisar las bolas que no tienes, porque es bien difícil relacionar a Blanca con otra vaina que no sea el compromiso revolucionario, cuestión harto demostrada en Vive TV.

¡Ah! Se me olvidaba, Miguelito… Como te asusta la idea de un Aporrea Impreso, idea que ahora tratas de desprestigiar para tratar de resucitar ese muerto que tienes por semanario… El camarada con él que te comunicaste en aquella ocasión para que transara una reunión, no es culpable de mi negativa a reunirme. Por lo menos respeta a quienes te tendieron la mano y creyeron en tus lagrimeos.


msilvaga@yahoo.com








Esta nota ha sido leída aproximadamente 6582 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas