La pirámide invertida del Proceso Bolivariano

Según lo destacara el periodista uruguayo Luciano Álzaga, a propósito del análisis que hiciera sobre el proceso político venezolano, “el proceso bolivariano es una pirámide invertida: arriba están las masas populares, en el medio la burocracia y, abajo, el propio Chávez, soportando sobre sus hombros todo ese peso. Por eso la gente habla de chavismo sin Chávez: quitando al Presidente se viene abajo la pirámide y queda un proceso socialdemócrata, sin los excesos oligárquicos del pasado, pero sin la amenaza que supone la comunicación y confianza mutua entre un pueblo que busca una salida revolucionaria y un líder dispuesto a intentarla”.

Esta percepción no es ajena a muchos venezolanos, los cuales están convencidos de que es Chávez el único que se muestra sincero a la hora de concretar una situación verdaderamente revolucionaria en el país. Por ello acuden multitudinariamente a sus llamados, demostrando tener un singular ascendiente sobre las masas populares; lo cual no poseen otros, ni dentro ni fuera del proyecto bolivariano, como quedó suficientemente evidenciado durante los últimos comicios de gobernadores y alcaldes. De hecho, para algunos de éstos fue vital la utilización de la imagen del Presidente para asegurarse el favoritismo de los miles de electores chavistas en cada estado y municipio.

La primera lectura que se podría extraer de todo esto es que, a pesar de las directrices lanzadas de modo reiterado por Chávez a lo largo de su mandato constitucional, no se ha podido articular todavía un movimiento de movimientos lo suficiente responsable, maduro y autónomo que le dé respuestas efectivas a las distintas contradicciones que afloran dentro del mismo proceso revolucionario bolivariano. Esto impide que muchas de las tareas urgentes que permitan concretar el cambio estructural planteado por el proyecto bolivariano sean postergadas cada vez, producto, en una primera línea, a la falta de visión y de compromiso revolucionarios de parte de aquellos que tienen la grave responsabilidad de conducir dicho proyecto. Adicionalmente, es de mencionarse el hecho persistente aún entre nosotros del legado cultural adeco, gracias al cual nuestro pueblo se vio invalidado y desestimado en su papel ciudadano durante cuarenta años consecutivos y sólo le restó acogerse en la queja, la
resignación o, cuando menos, en la protesta rabiosa contra el sistema impuesto; aceptando de mala gana la fatalidad de que sus representantes en el poder hicieran lo que les viniera en gana.

Los nuevos tiempos, marcados por una ebullición social y política revolucionaria, reclaman un mayor activismo político y una mayor claridad de conciencia social en todos para afrontar de manera abierta las desviaciones que estarían presentándose en el seno del proceso bolivariano. Esto haría posible que, aun cuando exista una dirigencia mayoritariamente reformista y tímida para asumir la revolución permanente, se propicien las condiciones subjetivas y objetivas que abran caminos definitivos a la revolución; con un perfil ideológico y una praxis mejor definidos.

Es imperioso que esa pirámide invertida a la cual se refirió Álzaga comience a ser soportada por revolucionarios que estén dispuestos a foguearse en la lucha diaria y a romper con esos paradigmas dominantes, heredados de la vieja escuela puntofijista; de manera que se construya ese ideal de Patria y de sociedad igualitaria, justa y democrática que anima los corazones de la mayoría de los pobladores de esta nación. Será, entonces, el mismo pueblo quien promueva su propio protagonismo en la búsqueda consciente de su propio destino, en continuo peregrinar a sus raíces de pueblo rebelde y revolucionario. Pero esto lo llevará adelante sin contar con la burocracia ni la dirigencia que entorpece su participación y protagonismo, en un constante enfrentamiento con las mismas para implantar los cambios revolucionarios todavía pendientes.-

*Miembro de la Dirección Ejecutiva Estadal del Movimiento por la Democracia Directa (MDD) en el Estado Portuguesa.

¡¡Hasta la Victoria siempre!!
¡¡Luchar hasta vencer!!

HOMAR GARCÉS

¡¡¡Rebelde y Revolucionario por siempre!!!






Esta nota ha sido leída aproximadamente 2617 veces.



Homar Garcés(*)


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a11718.htmlCd0NV CAC = Y co = US