Presidente Chávez, esta es una manifestación

Es tiempo de activar los proyectos ya concebidos y comenzarlos, adelantarlos o terminarlos en estos últimos 22 meses que quedan para la próxima elección presidencial, siendo prudente, por ahora, no anunciar nuevos planes que en definitiva vayan a complicar el panorama político-administrativo del país; recordemos el viejo dicho venezolano que dice: El que mucho abarca poco aprieta. Si, que desde ya el gobierno se dedique con furia a poner en ejecución los programas anunciados y por lo menos tratar de cumplir totalmente con algunos de extrema urgencia como serían el asfaltado de calles, carreteras y autopistas en donde hay huecos y agujeros tan profundos que aquí los llamamos troneras, estos huecos y troneras molestan mucho a los conductores de vehículos de todas clases, por lo que al caer en alguno lo primero que hace es proferir una mala palabra contra el gobierno, sea tal conductor chavista o anti chavista, así mismo sucede con los acompañantes dentro del vehículo que de inmediato comienzan a hablar pestes del gobierno nacional sobre todo, tal cosa sucede con millares y millares de personas diariamente, siendo ésto todos los días, ya que muchos de ellos transitan un promedio de 10 veces a la semana por la misma vía y una vez que otra por vías diferentes pero en el mismo estado de deterioro. Este asunto de arreglar las calles, carreteras y autopistas es un asunto prioritario.

Otro asunto prioritario es el de aminorar drásticamente la delincuencia, no se debe dejar que la delincuencia domine al gobierno y a la sociedad trabajadora y sana. No es concebible que en cualquier sitio se atraque, se robe, se lastime y se mate a la gente, y ésto está sucediendo en las calles, en los transportes colectivos, en los automóviles particulares, dentro de instituciones públicas y privadas, en tiendas y hasta en las viviendas en donde son victimas sus ocupantes. A la delincuencia hay que pararle el trote lo más rápido posible con la finalidad de que la comunidad vea y sienta que está más protegida, y no quedar solo en que de cuando en vez se lean unas cifras que mucha gente considerará son exageradas en cuanto a la disminución de hechos delictivos. También el gobierno debe aligerar el paso con respecto al transporte masivo de personas, adelantar las obras del ferrocarril, los Metros y otros sistemas de transporte, como además sustituir los autobuses destartalados por nuevas unidades. Y por último la primera prioridad, proveerles de viviendas dignas a quienes lo han perdido todo con las inundaciones recientemente pasadas, y a quienes han sido estafados y desde años están esperando que las empresas inmobiliarias les otorgue lo que con tanto sacrificio estaban cancelando o ya terminaron de cancelar; sus hogares.

Pero en todo ello hay algo fundamental que tiene que hacer el gobierno, ya que si no lo hace la canalla mediática anulará en buena parte el esfuerzo realizado en las obras públicas y sociales al afincarse todos los días a buscar detractores y encontrar sitios y situaciones en donde existan algunas calamidades para difundirlas varias veces cada día y el tiempo que crean es necesario; y esa arremetida maliciosa causa desánimo en la gente y a mucha la pone a dudar. Para contrarrestar esta ofensiva comunicacional no basta con informar al pueblo por ALÓ PRESIDENTE, algunas otras intervenciones suyas, la presentación del mensaje anual y la participación de uno que otro funcionario que se hacen por televisión, porque la recordación de detalles es efímera, es necesario además difundir por algún medio impreso lo que el gobierno hizo, está haciendo y hará, pues los datos allí señalados pueden ser guardados por el pueblo y así permanecer mejor enterado, y en algunas circunstancias demostrar de una forma contundente que aquello que dicen es falso y de esta manera convencer a sus vecinos de que si sigue habiendo esperanzas para el logro de mayor bienestar en Venezuela. Señor Presidente, ordene a los organismos del Ejecutivo Nacional a que preparen un resumen de sus éxitos pasados y presentes y de los proyectos que tienen para su realización a corto y mediano plazo, que cada una de las instituciones del gobierno hagan imprimir en un formato fácil de ser distribuido gratuitamente al pueblo y éste pueda coleccionarlo, y con este material físico en la mano pueda enfrentar las infamias de los medios de comunicación privados. Señor Presidente, usted sabe que la tarea comunicacional del Ejecutivo Nacional no ha sido buena y que por eso a usted y a su gobierno lo tienen acoquinados. Señor Presidente, he aquí algunas sugerencias, analícelas y decida.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1456 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a115856.htmlCd0NV CAC = Y co = US