El Líder: ¡Incólume en el tiempo!

El honor de una comunidad descansa en su moral;

Sin moralidad una comunidad perece;

Sólo una comunidad moral es digna de su nombre;

Mantén esto en la mente ¡oh, valiente hijo de Bolívar! (S.B.)

Chávez, un torbellino de pasiones que desborda cualquier parecido con la realidad, se mantiene firme en su rol de estadista. Y como máximo líder del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y como remolcador de más de siete millones de leales y conscientes compatriotas venezolanos, es,  El Líder: ¡Incólume en el tiempo! Y, además, es el ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de políticos socialistas, que se forjan en el crisol de la lucha revolucionaria al amparo de un nuevo amanecer.

Chávez, como líder que trasciende con creces las fronteras de nuestra nación, se ha hecho acreedor en estos últimos diez años de lucha revolucionaria, de un liderazgo continental que es reconocido con respeto y admiración por propios y extraños. Es un referente mundial en cualquier parte del planeta. Y su presencia y recio carácter da mucho de qué hablar y no pasa desapercibido en ningún lado.

Venezuela desde hace 150 años no era casi conocida en Asia, África, Australia, Oceanía…, y casi se puede decir que éramos unos extraños en este continente y en gran parte de Europa. Salvo lo que se sabía por lo que exportábamos, en cuanto a la extracción y producción de petróleo crudo, y, ¡reinados de belleza y telenovelas basura!

¡Chávez, con su particular estilo y proverbial irreverencia hizo que el mundo nos conociera, se fijara en nosotros, se nos tomara en cuenta y nos respetaran!! ¡Nunca antes había sucedido algo o nada parecido con lo que pasa ahora en la República Bolivariana de Venezuela! ¡Chávez hizo posible que seamos ahora el epicentro mundial de un movimiento social sin precedentes, que es objeto de estudio y análisis en muchas universidades del mundo!  

Su innato liderazgo adquiere hoy una dimensión tal, que a pesar de los que disienten y de aquellos detractores de oficio que en nada concitan con su proyecto ideológico, no obstante, con arrolladora fuerza y sin tapujos se impone victorioso en cuanta campaña se proponga o se haya propuesto llevar a cabo.

En Venezuela desde 1850 hasta el año 2010, es decir, en los últimos 160 años no hubo un Liderazgo que descollara o se distinguiera tanto del común de los terrenales, y que se hubiese dedicado por entero –desde su acepción de buen líder— por el bienestar de todos y por la defensa y reputación de su país.

¿Es Hugo Chávez un buen líder o un gran líder? A mi entender sí creo que Hugo Chávez sea, no un gran líder, sino más bien, un ‘buen líder’ ¿Por qué?

Antes de entrar a analizar la pregunta, hay que resaltar dos pequeñas diferencias de suma importancia, en cuanto a lo que es y significa ser un gran líder y  lo que es y significa ser un buen líder. Veamos: Un gran líder es para sí mismo, uno bueno es para los demás” [1].  Líderes, o grandes líderes como  Hitler o Stalin se volvieron megalómanos y terminaron prisioneros de sus egos. No les importó su pueblo. Su principal preocupación se centro en sí mismos. El gran liderazgo de Hitler le acarreo enormes sufrimientos y miserias indecibles al pueblo alemán y, en verdad, a la mayor parte de Europa [2].

Chávez, como buen líder, con recio carácter y magnánima trayectoria ha sido atacado de manera inmisericorde por sempiternos enemigos –no tanto el ataque al proceso socialista— sino a éste que con irreverente acierto se atrevió a abanderar y empujar con ahínco y fervor revolucionario, un proceso socialista bolivariano, como no hubo otro en la Venezuela Republicana de estos últimos 150 años.

Se dice que el noventa por ciento del liderazgo depende de nuestro carácter. Y es esencialmente el carácter de Chávez, como buen líder, el que le permite acercarse sin tapujos y tratar de manera apropiada con su pueblo. En cuanto a esta apreciación sobre el ‘carácter’ cabe agregar como imprescindible que Chávez, además, tiene pleno dominio del ‘conocimiento’ y la dialéctica, ya que el mero ‘conocimiento’ sin un ‘carácter fuerte’ hace que éste fuese indeciso y errático, y no le permitiría comportarse ni estar a la altura de las decisiones y posturas de estado.

Chávez conjuga desde niño y desde sus provincianas andanzas de adolescente, dos virtudes que lo han marcado mucho a través de sus vivencias personales: un amoroso y palmario sentimiento hacia sus congéneres y el servicio desinteresado por el prójimo.  

Chávez, ha pasado y vivido todo tipo de dramas y penosas situaciones, y ha sabido sortear con estoicismo las injurias, calumnias, humillaciones, insultos, difamaciones y las bellacas mentiras de detractores y enemigos políticos. Ha sabido franquear con valor y resolución los atentados, magnicidios, improperios y golpes de estado. Ha enfrentado a los apátridas y a la canalla desestabilizadora cuando éstos han tratado de echar por la borda las instituciones democráticas del país. Durante 11 años de su renovado mandato presidencial ha tenido un comportamiento ejemplar sin que hubiera un ápice de odio, resentimiento, venganza o retaliación política. Ha invocado el perdón ante sus adversarios, y los ha perdonado sin más ni más. ¡Ello, ha fortalecido aún más su carácter y agrandado su estatura política y, en lo internacional, ha acrecentado su talla de estadista!

Por tanto, es Chávez ese líder veguero y salido de las entrañas de un sufrido pueblo, el que hizo posible que en Venezuela se derribaran las viejas estructuras políticas. Echó por tierra los falsos preconceptos y le dio un nuevo brillo a la magistratura presidencial. Y, cual huracán, enterró de por vida a los falsos líderes que por más de 40 años oscurecieron y hundieron al país en la mayor degradación moral, como no se tenga parangón alguno.

De manera, que es, sin lugar a dudas El Líder: ¡Incólume en el tiempo!

[1] Dr. M. L. Chibber, Liderazgo, Titulo original: Leadership . Book for Yputh, Parents and teachers , Errepar S.A., Buenos Aires-Argentina, 1994, pp. 26-27

[2]. op. cit., pp. 27-28


joseagaporam@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1263 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: