Mensaje al Presidente Chávez

La nueva política habitacional

¡Cómo no estar de acuerdo con la nueva política habitacional anunciada por el Comandante Presidente!, sobre todo porque ha resuelto asumir como personal este compromiso. Pero ¡alerta!, señor Presidente. Esa política debe complementarse con un conjunto de medidas que, ¡esas sí!, las llamaría revolucionarias. Hace varios días me publicó aporrea un artículo http://www.aporrea.org/contraloria/a112188.html

donde denuncio a las mafias de la intermediación de los materiales de construcción amparadas en supuestas Cooperativas Bolivarianas, donde decenas de funcionarios y militares (un General, dice mi informante, es el cabecilla de la especulación de este material) de todos los rangos de nuestra FANB, multiplican los precios de esos bienes mediante el acaparamiento y la especulación. Es así como la cabilla de 3/8 de pulgada, que sale de Sidor a 20 Bs.F. la unidad, llega al usuario final a 83 Bs F., un incremento del 315%.

Excelente la iniciativa de invitar a la Industria de la Construcción a aliarse con su Gobierno, una vez más, bajo términos de mutuo respeto para construir una alternativa conjunta en aras de la solución de los graves problemas de la vivienda. Con esa alianza los constructores podrán acceder a materiales con precios más justos, en forma más inmediata y oportuna, por lo que la escalada especulativa y por ende inflacionaria recibirá un duro golpe.

Lo mismo sucede con el alambrón, cemento, mallas metálicas, perfiles para marcos de puerta y de ventana, cemento, ladrillos y, prácticamente, todos los productos de ferretería, todos ellos accesorios en la construcción final de las viviendas. El mensaje, señor Presidente, es cortar de raíz con esta práctica tan vil, poniendo a las instituciones del Estado a trabajar y actuar a millón, supervisando su tránsito desde la salida de la fábrica hasta el ferretero minorista.

De manera que ¡ojo pelao! con esas Cooperativas Quinta Columnistas, una de ellas, quizás la principal, es la identificada con el nombre de Frente Único Nacional de Distribuidores de Materiales de Construcción (F.U.N.D.M.C.), que ofrece la cabilla que recibe a 20 Bs.F., a 34 Bs.F., una diferencia del 70%; sólo que la revende a otra Cooperativa que es su subsidiaria, su socia, la cual acapara, sustrae la información de los intermediarios, retarda la entrega de la mercancía con lo que desespera al usuario final (ferretero minorista, constructor) y  revende a precios especulativos que rebasan los 80 Bs.F., obteniendo diferencias de hasta 144%. ¡Cómo no se va a encarecer el precio final de la vivienda, si el constructor, a su vez, quiere ganarse un 300% y más! Es así como una solución habitacional cuya estructura de costos permitiría ponerla en manos del usuario a 150.000 Bs.F., terminaría costándole hasta seis veces este valor, es decir, un precio final de 900.000 Bs.F.

Asumamos que Indepabis le haga seguimiento a esta estructura de costos, desde la salida de Sidor, Sidetur, Hierros y Aceros San Diego C.A., Cemex, Cementos Catatumbo, etc., y veremos que, encontrando y combatiendo esa realidad, tomando las medidas adecuadas y oportunas, el Estado avanzaría con pasos más firmes y seguros hacia la solución del álgido problema de la vivienda.

Adiestrando a la gente de las comunidades, con cursos intensivos que puede dictar el INCES, y proporcionándoles los materiales a precios accesibles con facilidades de pago, la política habitacional puede ser realmente una solución.

(*) Docente-Investigador. cepo39@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2212 veces.



César Prieto Oberto (*)

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a113231.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO