La Alta Sociedad Interamericana de Prensa

Desde Caracas.- Cuando David Natera, presidente del Bloque de Prensa Venezolano, levantó la cabeza para ver el público que estaba reunido en la 66ª Conferencia de la Alta Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), supo que allí estaba su nueva oportunidad para seguir denunciando al régimen chavista. Afinó la garganta, tosió un poco y dijo: “El Bloque de Prensa Venezolano, el Colegio Nacional de Periodistas, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, la Sociedad Interamericana de Prensa y destacadas personas naturales y jurídicas de Venezuela y del hemisferio, han venido denunciando consistentemente las flagrantes violaciones por el gobierno del presidente Chávez a la Constitución venezolana, al Estado de Derecho y a la libertad de expresión”.

Levantó otra vez la cabeza para apreciar el resultado de sus palabras, y notó que no había mucha emoción en casi 500 personas que se encontraban en la sala de convenciones, en Mérida, México. Por un momento pensó: “Es lo mismo que he venido diciendo durante varias conferencias y por lo visto nadie me para”. La Alta Sociedad Interamericana de Prensa estaba realizando su Convención desde el 5  hasta el 9 de noviembre. Y el señor David Natera ya había perdido la cuenta de las veces que había asistido a esas convenciones a denunciar al dictador Chávez.

Entonces volvió sobre su discurso: “Los medios independientes defienden la Constitución en Venezuela y el derecho del pueblo a la información libre, sin censura y son clasificados por el gobierno como medios privados, eso es una honrosa definición”. Se detuvo y volvió a levantar la cabeza pero no hubo aplausos ni gesto de aprobación.

Entonces recordó cuando dio la orden de que su periódico, El Correo del Caroní, no saliera por dos días para denunciar que el régimen no le quería dar papel, todo muy bien preparado para generar descontento, pero tampoco tuvo el resultado esperado.

Entonces continuó buscando el lado más efectivo para ver si le arrancaba un aplauso a aquella masa de 500 participantes de la prensa interamericana, y dijo. “El régimen expropia numerosas empresas privadas, toda la cadena agroalimentaria, así como todas las cadenas de servicio. Es la expropiación como control social y para cumplir con su perverso propósito necesita el silencio de los medios, pero el periodismo con dignidad no se doblega y cumple con alto riesgo su deber de informar”.

El público escuchaba en silencio. No se manifestaba. Parecía que el público sabía que los medios privados habían participado en el golpe de Estado que se dio en Venezuela el 11 de abril de 2002. Y el señor David Natera fue uno de los participantes a favor del ese golpe.

El señor Natera terminó su discurso y el presidente de la SIP, Alejandro Aguirre, viendo que el hombre no había causado frenesí entre el público, dijo: “Ahora queremos entregarle el Premio Libertad de Prensa de la SIP, a uno de los nuestros, a un hombre perseguido, un empresario honesto, a Guillermo Zuloaga”. Ahora sí, el público aplaudió y Alejandro Aguirre sintió que con ese premio, la Alta Sociedad estaba feliz.

robertomalaver@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2234 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: