Amparados en falsos conceptos de democracia, atentan contra el orden establecido

La AN debería aprobar una Ley que prohíba el ingreso descarado de dólares para subvencionar ONG

La Asamblea Nacional debería aprobar una ley que prohíba el ingreso descarado de dólares para subvencionar ONG, y que amparados en falsos conceptos  de “libertad y democracia”, atentan contra el orden establecido. 

En ese sentido el Departamento de Estado y la Casa Blanca se dan el lujo de enviar a Venezuela y a otros Países de Latino América,  grandes remesas de dinero a través de la NED (Fundación Nacional para la Democracia) y  USAID (Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos) (USAID), cuyo único fin es el de propiciar desestabilización, utilizando la estrategia del conflicto mediante el pago o suministro de dinero a los principales seudo dirigentes y a otros encargados de generar el caos. 

Aquí  vale la pena preguntarse: ¿Qué haría el gobierno de los EEUU, si el caso fuera al contrario?, la respuesta es muy sencilla: las personas involucradas en algo parecido  serían  detenidas y enjuiciadas con penas significativas de cárcel. Ese descaro con que actúa el Departamento de Estado y la Casa Blanca para promover la desestabilización en los  Países que le son adversos a sus intereses, enviando remesas de dólares para que los piti yanquis generen caos, vandalismo, guarimbas y por lo general terrorismo, debe ser objeto de una Ley que  le dé un parao a esa  forma soterrada de violentar la soberanía de un País. Para nadie es un secreto que el gobierno de los EEUU es el principal conspirador  en Venezuela desde que Chávez  alcanzo la Presidencia en el año de 1998 y para ello se ha valido de  mercaderes de la violencia y de la comunicación, los primeros porque han actuado con suma peligrosidad, han generado  hechos que atentan contra la paz  interna de la nación, las instituciones en general y el propio desarrollo que se ha venido dando en todos los aspectos de la vida nacional y los segundos porque son pagados por el imperio para que desinformen y distorsionen la realidad, sobre esto último basta con leer a Maxime Vivas en: “La otra cara de Reporteros sin Fronteras” siendo esta última una ONG, creada en los EEUU, que recibe financiamiento directamente de la USAID, para que tenga en cualquier parte del mundo un mercader de la información, que de acuerdo  a la noticia que perjudique al gobierno norteamericano, ellos se encargan de hacerle los arreglos  para desinformar, confundir o distorsionar la misma, tal cual como se describe con sobrados ejemplos en el mismo texto, llegándose al extremo de calificar de accidentales, las atrocidades o barbaries cometidas por el ejercito de los EEUU.  

En este caso es muy fácil la evasión de la responsabilidad en su contribución a la desestabilización, porque se trata de personas que son contactadas en varios países para hacer este tipo de trabajo y la forma de recibir el pago puede ser de diversas  maneras, mientras que en el caso de ONG, debidamente registradas en el País, como lo es  Súmate,  la cuestión sería más fácil de controlar y de confiscar tales remesas, ya que el protagonismo de directivos de esas ONG en acciones y actividades en diversas tipos de manifestaciones, determinan a las claras su principal ocupación. 

Hay que desenmascarar a esas ONG que son financiadas por el imperio para producir hechos de desestabilización y que actúan como lobos vestidos de caperucita roja, estando definidas en su mayoría por concepciones relacionadas con palabras claves como: “democracia”, “libertad”, “derechos humanos”  y “libertad de prensa” entre otros y que todos sabemos que son una especie de fachada, por cuanto quienes dicen ser directivos de las mismas, hacen todo lo contrario a lo que pregonan, ejemplos es lo que sobran, ahí  tienen el caso de Corina Machado con Súmate,   apoyando la dictadura breve de Carmona  y la eliminación de los poderes democráticos, la “libertad”  a la que ellos se refieren es al control de una minoría sobre el resto de la población, es la libertad a la estafa, a la especulación al engaño, la libertad de que coman y se eduquen los que puedan, los demás que se jodan, esos son los derechos humanos a los que ellos se refieren. 

En el papel pareciera que esas ONG son lo más puro de principios y valores, su misión y proyectos  sobre los cuales se soporta el ingreso de grandes remesas de dinero tienen por finalidad la preparación de un guiso teórico, con preparación de informes tendenciosos a la manipulación y a  la distorsión de la realidad, tal es el caso de la ONG Transparencia Internacional Capítulo Venezuela (También subvencionada por la USAID y la NED), cuando se refiere al término corrupción, prácticamente condena a Venezuela como País y lo descalifica como gobierno, pero en ninguna parte señala la lucha anticorrupción del gobierno, que se ha dado el lujo de desenmascarar por lo menos a un gobernador corrupto, dueño de varias fincas y que se dio el tupé  de regalar relojes (costo promedio de 40.000 Bs)  a los amigos y amigas de su entorno, ni tampoco los casos del sector privado, relacionados con banqueros estafadores y ladrones, muchos de ellos huyendo de la Justicia Venezolana, de esa forma no solo se difama sino que se acusa con el mayor cinismo al gobierno venezolano de corrupción, algo parecido a las falsas acusaciones que tiene el gobierno de los EEUU sobre la poca colaboración de Venezuela sobre el narcotráfico, sin embargo para ellos no cuenta, ni existe veracidad sobre la cantidad de narcotraficantes que este gobierno revolucionario ha deportado en los últimos años, asimismo lo relacionado con los grandes decomisos de drogas  que día tras día logran nuestros efectivos gracias a una política de eficacia y eficiencia en el combate de la misma. Esto tampoco existe para ellos, porque para el Departamento de Estado lo que le interesa es que todos sus secuaces, llámense ONG internacionales o nacionales, mercaderes de la desinformación y pornógrafos de la comunicación cumplan con su trabajo del  descredito, la difamación, la mentira y la calumnia, definiendo de esa forma y mediáticamente el montaje de ollas de acusación virtuales para  justificar cualquier tipo de agresión o barbarie que desea acometer el imperio en contra no solo de nuestro Cmdt. Chávez  y del Gobierno Revolucionario, sino en contra de nuestro pueblo que hace rato decidió ser libre como lo ordenó el Libertador Simón Bolívar. Finalmente,  no cabe dudas que existe una política de injerencia  en  nuestro País a través de esas ONG, como es el caso de Súmate, sociedad civil y otras tantas que buscan la desestabilización y aúpan el golpe de estado. 

Por lo tanto LE CORRESPONDE A LA ASAMBLEA NACIONAL LEGISLAR AL RESPECTO PARA IMPEDIR QUE SE SIGA SUBVENCIONANDO CON DOLARES LA CONSPIRACION Y A LOS CONSPIRADORES.  Además de la injerencia como tal pudiéramos estar hablando hasta de espionaje en contra de nuestra Patria, porque cuando una financista internacional  como la USAID, está  subvencionando a varias ONG  para que actúen en Venezuela de acuerdo a ciertos lineamientos, lógicamente las mismas están funcionando atendiendo a los requerimientos de quien pone los dólares, que además de la desinformación que es uno de los objetivos a cumplir, hay algo más peligroso que es la fuga de información que a diario se encargan de trasmitirle a sus agentes camuflados relacionados con la embajada y  con sus jefes en el exterior. 

Este problema de injerencia extranjera en nuestro País es bastante grave si se considera además que no sólo participa los EEUU, sino también CANADA (Focal, Fundación Canadiencie para las Américas), ALEMANIA  (Por lo menos con su Fundación Konrad Adenaeur) Y ESPAÑA (FAES, Fundación para el análisis de los estudios sociales), entre otras,  tienen años en Venezuela trabajando, asesorando y financiando a los partidos de la oposición. Al respecto de esto último, Eva Golinger en Noviembre del año 2008 en un programa de YVKE Mundial señaló lo siguiente: “No se puede subestimar la capacidad y efectividad de la injerencia extranjera y su puño imperial. Su estrategia de “promover la democracia” en países como Venezuela es más peligrosa que una invasión militar. ¿Por qué? Su detección es difícil y su fachada es casi perfecta – se esconde tras ONGs y programas con nombres y misiones nobles que pretenden ayudar a las comunidades y mejorar al país, pero en realidad buscan desestabilizar e implementar una agenda contraria a los intereses soberanos del pueblo”. Con esto último quiero significar que este es un problema viejo, al cual no se le ha dado la importancia que el mismo tiene, pero lo cierto del caso es que poco a poco el imperio Yanqui va haciendo su propia cama y a la par va socavando la Revolución, por lo tanto ha llegado la hora de establecer una legislación que le ponga coto a tal injerencia extranjera, al igual como esos Países tienen sus propias leyes que impiden que algo parecido funcione en su territorio. 

Basta ya de ser permisivos a la injerencia extranjera soterrada y a la desestabilización descarada, vale la pena preguntarse, ¿Si alguno de los saboteos eléctricos suscitados en días o meses anteriores, pudieron estar financiados por esta vía?. QUE SE LEGISLE YA AL RESPECTO DE LO SEÑALADO, QUE SE LE PONGA COTO A LA INJERENCIA EXTRANJERA, ES UN CLAMOR REVOLUCIONARIO, ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE.


romel_ali@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1851 veces.



Romel Alí Rodríguez


Visite el perfil de Romel Alí Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a112013.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO