Ganamos pero perdimos terreno

Ganamos el 60% de los curules. Ganamos en el 64% de los circuitos electorales. Ganamos, en votos, en 16 Estados, esto nos permitirá mantener una mayoría importante en la Asamblea Nacional. El PSUV obtuvo 100.000 votos más que los partidos de la alianza MUD… Sin embargo perdimos, en votos, en los 4 Estados con mayor población electoral. En tres de ellos, ampliamente, en el Zulia, Miranda y Carabobo, y, muy escasamente, por 700 votos, en el DC. También, en votos, perdimos en  Nueva Esparta, Táchira, Anzoátegui y Mérida. En Lara, el MUD y el PPT obtuvieron el 60% de los votos, y nosotros el 40%. Perdimos en las ciudades de mayor población: Maracaibo, Valencia, Maracay, Barquisimeto, Los Teques, San Cristóbal, Mérida, Coro, Cumaná, Barcelona, Puerto La Cruz, Porlamar y Caracas. Esto no había sucedido, en tan elevada proporción, en los procesos electorales de noviembre de 2008 y febrero de 2009. En 8 de estas 13 ciudades grandes, anteriormente no habíamos perdido. En Maracaibo, incluyendo San Francisco, perdimos en los 6 circuitos; es decir, no sólo en aquellos donde vive la clase media, sino también donde viven los sectores populares. Indudablemente, hemos perdido terreno con relación a los dos últimos procesos electorales. Un análisis matemático nos permite descubrir que se cumple, de manera absoluta, que en aquellos espacios perdidos en los dos procesos electorales anteriores, volvimos a perder el 26S pero cediendo mayor terreno. De igual manera, en aquellos espacios donde seguimos ganando, hemos ganado pero perdiendo terreno con relación a los procesos anteriores. Nuestra ventaja es ahora menor. En el DC, nuestra votación está casi estancada. En el circuito 1, parroquias Sucre, El Junquito, La Pastora, nosotros sacamos en el 2008, 134.845 votos y ahora, 134.919. La oposición subió de 78.541 votos en el 2008 a 109.054 ahora. La misma tendencia sucede en los demás circuitos del DC. Esto es, también, particularmente alarmante, en el Estado Miranda, aún en los circuitos en los cuales ganamos, cedimos mucho terreno con relación a las elecciones de noviembre 2008. Este patrón negativo se repite en casi todos los Estados. Se reducen nuestras ventajas numéricas. Una conclusión general que debe hacernos reflexionar: en aquellos espacios donde ganó la oposición en noviembre del 2008, ellos consolidaron ahora su ventaja, mientras que nosotros, espacio que perdemos, espacio donde no logramos recuperar el terreno perdido. Esto se está cumpliendo como si fuese una ley inexorable o un axioma matemático.

Es necesario la discusión y el debate descarnados en este sentido. Nuestro pueblo tiene la suficiente madurez para afrontar un debate de esta naturaleza. Nos preocupa que, a veces, pareciera que quisiéramos negar la realidad y mostramos poca capacidad para remontar los reveses parciales. La responsabilidad histórica, no sólo con el pueblo venezolano, sino con todos los pueblos de América latina, es demasiado grande para permanecer callados y pasivos… En los próximos artículos de opinión abordaremos el tema de la maquinaria electoral y, después, haremos algunas propuestas para revertir estas tendencias decrecientes. Esto como una contribución a una discusión y análisis internos que consideramos indispensables para generar el espíritu crítico y la conciencia que toda militancia revolucionaria requiere.

*Clase Media Revolucionaria



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2051 veces.



Reinaldo Quijada*


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a110433.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO