Auditoria universitaria: Una lucha en la que no se puede dar cuartel

Pildoritas 201 (año 03)

Un minúsculo grupo de quienes pretenden, sin que nadie los haya autorizado, representar al gran sector universitario haciéndonos creer que el si acaso 20 por ciento que son, porque el otro 80 por ciento está cuadrado con el deseo de echar adelante esta Patria, y no necesitan salir a la calle en una protesta para tratar de frenar lo que ya debe ser irreversible que no es otra cosa que la de que se cumpla la obligación que tienen de presentarle cuentas al pueblo, de los enormes montos de dinero que han pasado por las manos de los administradores, de las llamadas universidades autónomas, que interpretando de manera interesada y errada la autonomía, pretenden que la institución universitaria, maneje los dineros del pueblo, como le viene en gana, que es lo que han hecho hasta ahora. Se niegan rotundamente a cualquier revisión, porque saben muy bien que lo que han hecho es prácticamente inauditable, que mantienen nómina paralelas, que hay gente en nómina que no cobra pero los reales salen quien sabe con qué destino, que realizan actividades que nada tienen que ver con la acción universitaria, convirtiéndose en empresarios utilizando el dinero para construir complejos comerciales, para asignarse bonos altísimos, camionetas de lujo blindadas, etc., mientras privan a los estudiantes de reivindicaciones, que por cierto sí tienen en las universidades oficiales, que cobran como cualquier universidad privada, cuotas de inscripción, alquiler de instalaciones todo lo cual produce cifras millonarias, de lo cual no dan cuenta a nadie. Lo que no soportan es que por fin han surgido voces que han tenido eco en la autoridades del gobierno, que por primera vez exigen cuentas a quienes lo que han hecho es montar negociados y mafias en las casas de estudio superiores llamadas autónomas, elitescas, en vías de privatización, cerradas al pueblo, con pretensiones de ser un país dentro del país, sin control de ningún tipo por parte del cuentadante que no es otro que el pueblo, a través de las legitimas autoridades del gobierno más legítimo que ha tenido este país en toda su historia y que si se precia de revolucionario, tiene que ser capaz de romper la barrera de resistencia que existe y meter en cintura a quienes lo que temen es que se les descubra el entramado montado para robar y tengan, como deberían,  que responder ante la Ley por los delitos cometidos.

Es una lucha que está planteada en la cual no se pueden hacer concesiones, porque de otra manera el gobierno perdería autoridad y entonces tendríamos que sentarnos a esperar el hundimiento de la autoridad y el deterioro de todas las instituciones, muchas de las cuales han pasado por dificultades que se están ventilando o se han ventilado en los tribunales, precisamente porque han estado en manos de un producto, con sus excepciones, que sale de esas universidades sin ética, sin moral, sin principios, con un desespero por enriquecerse de manera fácil y todo es precisamente porque no se pueden pedir peras al olmo, es decir no se le puede pedir a quienes son corruptos por acción u omisión que formen verdaderos ciudadanos con la honestidad como bandera.-

La lucha está planteada y en ella no puede haber marcha atrás.

Un gran sector del pueblo está pendiente de lo que suceda a pesar de los pataleos de ahogados que están dando, con sus marchas y amenazas de tomar las calles, que por cierto nos perteneces a todos y bien pueden ser tomadas por el 80 por ciento de las universidades progresistas que en número y cantidad de estudiantes convierten en minúsculas las llamadas autónomas, que con seguridad van a hacer su marcha con todo bicho de uña disociado y solo impulsado por el odio, sin ponerse a pensar que con su participación están defendiendo lo indefendible y colocándose al lado de delincuentes comunes vestidos de toga y birrete.-

SE VEÍA VENIR.

El PPT es un ejemplo más, así lo demuestran los resultados del 26S, quedó como Chávez se lo anunció, para reunirse, no en el Wolkswagen, sino, si acaso en una bicicleta, reducido, de ser un partido con alguna figuración nacional, a ser una referencia solo regional, que como hemos visto, por la actitud de su secretario general, va a comenzar a bailar al son que le toquen quienes hasta hace muy poco eran sus enconados adversarios, de quienes despotricaban hasta más no poder, escudándose en una falsa postura de revolucionarios.

Lo que sucedió, igual que con los otros traidores del gritón que también le vendió su alma al diablo, se veía venir desde hacía rato, son gente sin principios, que montaron como quien monta una compañía de maletín, un partido con la única intención de utilizarlo para negociar prebendas traducidas en posiciones burocráticas.

Quien dirige ese partido auto descalificado, pues es publico y notorio que por escrito le prometió al Director de últimas Noticias, el periodista Eleazar Díaz Rangel, renunciar a su cargo de Secretario General, si su micropartido no obtenía más de tres diputados, y como sabemos apenas logró dos, sin embargo no ha cumplido, ni cumplirá su palabra, como tampoco cumplió lo que hace poco dijo a los medios sobre que su organización no iba a pactar con la MUD.

Así que esta gente tan desprestigiada como está, lo que ha servido es para que con su separación de la Alianza revolucionaria, el Proceso se depure y se deslastre, de personajes nefastos quienes más temprano que tarde iban a mostrar su verdadera cara de ser más falsos que un billete de tres bolívares,

Toda revolución requiere autodepurarse, en la nuestra se está demostrando que a ella llegó más de un oportunista, que afortunadamente han venido siendo puestos al descubierto y se han ido a donde siempre debieron estar, con los enemigos de la Patria, con quienes de manera hipócrita habían declarado ser sus enemigos, como reforzamiento de su careta de falsos revolucionarios, que se les cayó afortunadamente, pues más tarde hubiese sido peor el daño. Son una especie de quistes o tumores, que se requiere extirpar, aun quedan muchos camuflados, a los que hay que detectar, gente que incluso ocupa posiciones de privilegio en la organización del PSUV y que son los que más daño le hacen al proceso y su futuro, porque se han dedicado a penetrar los organismos oficiales con un clientelismo tal, que a veces es tan evidente que no lo pueden ocultar,.

Por ello los fracasos que tenemos que registrar en algunos Estados como en el caso de Táchira y Anzoátegui que deben servirle a quienes tienen poder de decisión para sin esperar más, proceder a establecer los correctivos urgentes y absolutamente necesarios, aun a riesgo de equivocarse.

No es muy difícil dar con los infiltrados, los “quinta columna”, hay en cada sitio, cada oficina, gente fiel que puede dar fe del comportamiento cuestionable de esos personajes, que por lo general dejan escapar de alguna manera su condición como lo del refrán; ”Por más que se tongonéen siempre se les ve el bojote”, pues bien, con esa gente no hay que tener consideraciones de ningún tipo, de otra manera se pondría en peligro el futuro de la Revolución, vale decir de la Patria.

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1668 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: