Revolución dentro de la Revolución

Las Nuevas Batallas del Proceso Bolivariano

Los resultados electorales que hemos obtenido en las pasadas elecciones se han transformado, al igual que los obtenidos en las elecciones del referéndum para la reforma constitucional del año 2007, en un huracán ideológico que recorre cada rincón del partido, plenando todos los espacios donde se genere un pensamiento, una idea revolucionaria, por ello  constituye una extraordinaria oportunidad para el debate político-ideológico en el seno del pueblo y del partido. Es deber de los revolucionarios encarar esta realidad y abrir las puertas para que la verdad fluya libre como el viento, como el aroma de las flores simple, pura, deslastrada de intereses personales y grupales, de odios y rencores de ambiciones y venganzas.  Solo así, podremos construir una herramienta poderosa que nos sea de invalorable utilidad para encarar las nuevas responsabilidades que el proceso nos reclama. El Debate debe comenzar, y revisarlo todo absolutamente todo, ha llegado la hora de LA REVOLUCION dentro de LA REVOLUCION. Y  para hacer revolución es necesario transformar la realidad, toda revolución verdadera es transformadora, pero sobre todo transformadora del pensamiento humano, gestadora y parturienta de nuevas ideas, de nuevos paradigmas, constructora de nuevas realidades, por eso el que no conoce su realidad jamás podrá transformarla, jamás podrá ser un revolucionario un constructor de nuevos mundos, en síntesis jamás podrá hacer revolución.

Construir una aproximación de nuestras realidades solo será posible si se alcanza una amplia participación del pueblo en el debate, es necesario que las bases del partido hablen opinen, sean escuchados y lo que es determinante en todo proceso verdaderamente revolucionario sean aplicadas sus decisiones de manera inobjetable. El partido no puede seguir siendo un partido burgués, un partido de las elites, un instrumento de reproducción de la ideología burguesa y debe desde ya encarar su transformación definitiva y revolucionaria, donde el pueblo y los militantes ordenen las acciones y los planes a desarrollar para garantizar la gestión transformadora.

Quienes argumentan que hemos sido derrotados porque no se alcanzó la meta planteada ignoran dos elementos básicos en su análisis. El primero de ellos, tiene que ver con el significado mismo de la palabra y el otro con la dinámica y la naturaleza misma del proceso interno que comienza a desarrollarse mucho antes de que se iniciara el congreso del partido. De haber sido derrotado la revolución estaría hoy en serio aprieto, en una situación en extremo delicada que conllevaría a una modificación inmediata de lo táctico y que nos pondría al borde de una confrontación extremadamente cruenta, que sería necesaria para alcanzar una definición estratégica, tal cual como sucedió en el referéndum revocatorio, pero que ahora seria sin referéndum, la derecha internacional (el imperialismo) no volvería a transitar ese camino. Favorablemente esa no es la realidad, la batalla era por la Asamblea Nacional y se GANÓ guste o no guste se GANÓ y esa victoria con sus deficiencias nos permite hoy escribir estas líneas y participar en la apertura de esta gran debate formativo. 

Es importante entender que los revolucionarios no podemos crearnos falsas expectativas y sobre ellas comenzar a transitar, porque solo quedaría la desesperanza y desmoralización. El análisis de la realidad utilizando el método dialectico es la herramienta que debemos utilizar para aproximarnos permanentemente a ella. 

La meta era ganar la Asamblea de forma holgada para evitar un escenario desfavorable y eso se logró nadie puede decir lo contrario no se lograron los dos tercios que hubiese sido una victoria apoteósica, lapidaria para el enemigo, sin embargo los derrotamos en 16 estados, y en nueve de ellos le ganamos todos los circuitos,  fuimos superados en siete estados más el Dtto Capital (Zulia, Táchira, Carabobo, Nva Esparta, Miranda, Mérida, Anzoátegui). 

La segunda consideración es más determinante y tiene que ver con esa profunda lucha de clases que se desarrolla en el seno del partido, un partido que en muchas regiones se ha caracterizado por reproducir a lo interno todas las conductas de la burguesía y que solo se moviliza para los actos electorales, pero que difícilmente se expresa como un motor del cambio necesario que reclama nuestro pueblo, un partido socialista que no es tal, que felizmente pudo concluir su congreso y aprobar unos principios, unas bases fundamentales y unos estatutos que han sido engavetados y que incluso ignoran y desconocen prácticamente en su totalidad los delegados que los aprobaron, O se nos olvido que nuestro comandante públicamente y ante las cámaras increpo a gobernadores que allí estaban a que se fueran del congreso y asumieran su responsabilidad en sus regiones, que el congreso era de los militantes del partido y no de sus jerarcas. Uno de esos estados hoy ha sido pasto de las llamas de la contrarrevolución perdiendo casi en su totalidad todos los cargos a la asamblea. 

En solo 11 estados se conservó o superó la cantidad de votos obtenidos en las elecciones para gobernadores y ello fue suficiente para obtener la victoria en todos los circuitos exceptuando Miranda y Dtto Capital donde a pesar de no ganar por lista se obtuvo una nutrida vocería. Solo en  ocho regiones se pudieron conservar los resultados electorales obtenidos en la enmienda (Referendo Aprobatorio de la Enmienda Constitucional 2009) y en tres de ellos al igual como sucedió en la enmienda se perdió (Táchira, Mérida y Zulia). En catorce estados la votación presento una merma que en muchos casos  resultan considerables. Estados como Trujillo y Monagas disminuyeron en alrededor de 30000 votos, Portuguesa y Anzoátegui en 45.000, Bolívar en 51000, Sucre en 64000, Miranda en 87000, Lara y Aragua en más de 100000. 

Es aquí precisamente donde debemos detenernos, cómo un partido revolucionario, socialista que ejerce el poder, que debe desarrollar una gestión transformadora impulsora del poder popular, en vez de crecer decrece, ¡SI! ¡DECRECE! Como cualquier partido de derecha que se degasta al frente de la gestión pública, Ejemplos nos sobran, Táchira después de 10 años de un gobierno “socialista” es ahora gobernado por la derecha fascista, Nueva Esparta otro estado donde la gestión de gobierno fracasó y ahora tenemos allí a un representante adeco, Alcaldías emblemáticas como la de los Municipios Sucre y Metropolitano hoy son pasto para la derecha golpista. ¿Qué tipos de responsabilidad tienen la dirección del partido (tanto regional como nacional en estos resultados?  ¿Porque solo el presidente conserva e incrementa su caudal electoral será el único que realiza una gestión revolucionaria? ¿Qué hará el partido en las regiones como Anzoátegui donde la dirigencia regional nos ha conducido a dos derrotas terribles en menos de cuatro años?

En el discurso de la victoria de diciembre de 2006 el comandante Chávez nos solicito:

Lo único que ahora les pido es que no aflojemos, no permitamos que lo que hemos avanzado vaya a deteriorarse, vamos a consolidar hasta en el último espacio esa gran victoria del 3 de diciembre.

Y en la aperture del congreso expresó:

Todos deben ser voceros y mantener una conexión vibrante con las bases populares, los movimientos sociales, y con el pueblo venezolano”. 'Todos deben ser capaces de llegar con ideas y con nuestro Programa a las masas.

Todos debemos ser capaces de trabajar duro muy duro para desmontar el capitalismo, enfrentar con decisión al imperio y fortalecer la defensa esa debe ser nuestra estrategia.

Esta abierto el debate!

CAMARADAS ES HORA DE HACER LA REVOLUCION DENTRO DE LA REVOLUCION, O DERROTAMOS EL REFORMISMO DENTRO DEL PARTIDO O LA DERECHA TERMINA RESTAURANDO A LA BURGUESIA.

Patria Socialismo o Muerte

Venceremos, Siempre Venceremos!!!!

SFSSR-Trujillo
eliadesl@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1170 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109075.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO