¿Victoria holgada?

¿VICTORIA HOLGADA?

Henry Escalante

"La Revolución Bolivariana obtuvo una victoria holgada. Si la oposición piensa que ganó, pues que lo sigan pensando…Nosotros obtuvimos 98 diputados de un total de 165. Es el 59, 39 % (casi 60%) y estuvimos a un diputado de una de las mayorías calificadas: (la del 3/5). Un solo partido (PSUV) y el Partido Comunista. El bloque contrarrevolucionario obtuvo 65 diputados, el 40% de los curules. El PPT sacó 2 diputados en Amazonas". La Revolución ganó en 18 de los 24 estados del país. El presidente mostró un mapa para ilustrar geográficamente a los periodistas extranjeros. Habló de los empates en Miranda y Sucre. "De los 87 circuitos ganamos en 56 de ellos, el 64%. Ellos ganaron en 30 circuitos, es decir, el 36%, y el caso de Amazonas, 1%". (Hugo Chávez, Aporrea, 27-09-2010)…”

Mientras el Camarada Presidente, Hugo Chávez, se expresa en esos términos, los apátridas manipulan cifras y pretenden convertir la realidad en un espejo en que se vea reflejada su “verdad”, Chávez perdió y debe irse; ese es, en el fondo, su deseo. En todo caso, su mensaje no está dirigido a convencer a los venezolanos/venezolanas que les siguen, sino, en todo caso, a quienes les financian sus actividades para derrocar a Hugo Chávez Frías: la derecha internacional y el imperio norteamericano, sus verdaderos amos. Intentar convencerlos de lo contrario es tiempo perdido, como bien lo pudo constatar el Camarada Presidente, Hugo Chávez, en la rueda de prensa con la corresponsal de Radio Francia, cuya pregunta formulada desliza la intencionalidad de la derecha internacional por desprestigiar y deslegitimar la contundente prueba democrática ocurrida el pasado 26 de septiembre en la República Bolivariana de Venezuela, ejemplo universal; ya quisieran los franceses/francesas disfrutar de las libertades democráticas que tenemos hoy por hoy los venezolanos/venezolanas.

En el caso del PPT, los resultados electorales son dramáticos; ahora andan con la matriz de que su derrota se debió a la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lope), “Patria Para Todos (PPT) le achacó a la Lope su debacle electoral del domingo pasado. El secretario general de esa tolda manifestó que esa normativa no permite "un juego a tres o más, pues le da fuerza a la polarización" (Notitarde, 27-09-2010). Siendo este justificativo el colmo de la ridiculez, recuérdese que dicha Ley se aprueba con los votos de las fuerzas revolucionarias, entre ellas el PPT, partido que para entonces no se había retirado de la alianza revolucionaria. En todo caso, nuestro llamado es a Albornoz, quien manifestó que si PPT no alcanzaba los 3 diputados/diputadas se retiraría de dicha organización, le emplazamos a ser consecuente con la palabra empeñada, mucho más cuando ésta se hace públicamente, ante todo un pueblo. En todo caso, el fin de dicha organización política está anunciado, poco tiempo de vida le queda para ir al basurero de la historia, al lado de los Miquilena, los Baduel, los Rosales, los García, entre otros.

George Orwell, en una ocasión dijo que: “en una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario”. Y a mí me parece que hoy más que nunca eso es lo que nuestro mundo necesita: hombres y mujeres transparentes que estén dispuestos a decir la verdad. Lenin, por su parte, sentenciaba que: “la verdad es siempre revolucionaria…” Mejor sirve a la patria quien le dice la verdad. Una de las máximas martianas, sobre la cual debemos analizar los resultados del pasado 26 de septiembre, de allí que no compartamos las “verdades” que desparraman los apátridas, pero, de igual manera, no compartamos la “verdad” proclamada por el Camarada Presidente, Hugo Chávez, sobre la “victoria holgada”, muchísimo menos, la que proclama la mal llamada “tercera opción”, el PPT.

Ni es totalmente cierto que los apátridas obtuvieron una victoria, así como tampoco lo es que los revolucionarios/revolucionarias obtuvimos una victoria holgada, como manifestara el Camarada Presidente, Hugo Chávez, ni es mucho menos cierto que el PPT sale derrotado producto de la Lope. El pueblo habló, pero nuestros líderes tanto de la derecha apátrida como del lado revolucionario y patriótico, no lograron entender el mensaje que les envió el pasado 26 de septiembre. Debemos manifestar que es primera vez, en estos 11 años, que percibo el alejamiento del Camarada Presidente, Hugo Chávez, del sentimiento popular. Quien durante toda esta década ha sabido interpretar el sentimiento nacional, ahora lo sentimos como desubicado, lo ocurrido el pasado 26 de septiembre no fue poca cosa como diría Cristina, nuestra Camarada Presidenta de la hermana República Argentina. Para un Revolucionario no definir con precisión los hechos que ocurren en la sociedad como producto de la lucha de clases, lo conducen al análisis incorrecto y, por ende, a la política incorrecta que, en situaciones como las que transitamos en esta República Bolivariana de Venezuela, podrían ser catastróficas, ese lujo no podemos y no debemos dárnoslos.

Estas elecciones del 26S, tuvieron una connotación eminentemente regional, tan es cierto esa afirmación que los jefes de campaña de los comandos revolucionarios eran los gobernadores/gobernadoras y en aquellos espacios territoriales en que mandan los apátridas, las jefaturas eran asumidas por los alcaldes/alcaldesas. Valga decir, la campaña estaba asociada con la gestión gubernamental, ya sea del alcalde/alcaldesa o gobernador/gobernadora; por otro lado, había situaciones excepcionales en que el poder central, el Gobierno Revolucionario, se hacía constatable como el caso del Estado Zulia, en que Corpozulia tiene una presencia importante, asimismo Pdvsa, motivo por el cual, en ese Estado debemos ponderar lo hecho o dejado de hacer por tan importantes organismos del poder central. En definitiva, era previsible pensar que en esta escogencia de representantes populares a la Asamblea Nacional, el pueblo no la iba a desaprovechar para manifestar su descontento o aprobación a las distintas instancias de gobierno más cercano a su espacio de convivencia. Y así lo hizo, y como lo hizo!!!

Es por ello, que los apátridas mienten cuando dicen que obtuvieron una gran victoria, siendo lo real que la misma se limitó a los Estados Zulia, Nueva Esparta y Táchira, en esos espacios territoriales es indudable que dicha definición de “victoria contundente” es aplicable a los resultados obtenidos por los apátridas. Pero, debe llamarlos a preocupación lo que les ocurrió en Carabobo, Miranda y Lara, espacios territoriales donde son gobierno. Pierden en Distrito Capital, Carabobo, Lara, y Miranda la cosa está que se desmorona, si los revolucionarios/revolucionarias refuerzan su accionar político y desde el Gobierno Revolucionario se implementan acciones de gobierno que propendan a reforzar y amplificar la acción social de las alcaldías revolucionarias de los Valles del Tuy, Barlovento y Guatire-Guarenas. Se nos viene a la mente, Camarada Vicepresidente, Elías Jaua, por qué no propulsar un Plan Especial de Desarrollo para estos espacios territoriales que permitan el desarrollo industrial en los Valles del Tuy-Guatire-Guarenas combinado con un desarrollo turístico y agrícola en Barlovento. Desarrollos habitaciones que permitan fortalecer el oriente mirandino y una migración planificada que establezca en ese inmenso espacio territorial verdaderos polos poblacionales que fortalezcan al Estado Miranda. En vez, de seguir mirando en Caracas, rincones, rinconcitos, para establecer allí conjuntos residenciales, ¿por qué no vemos nuestro Estado vecino?.

No obstante, así como los apátridas ponen sus barbas en remojo en Carabobo, Miranda, Distrito Capital y Lara, contradictoriamente, avanzan en Anzoátegui y Sucre. Estos últimos Estados en que la Revolución consideraba como soportes incuestionables del bolivarianismo, de la noche a la mañana nos enteramos que las gestiones tanto de gobernadores como alcaldes/alcaldesas en dichos espacios territoriales no son de los mejores. Valga decir, esa publicidad tan abundante que nos habla de importantes obras Tarek, Maestre, de mayor bienestar para el anzoatiguense, sucrense, no refleja la realidad verdadera que viven esos/esas compatriotas. Como vemos, si aplicáramos las matemáticas, los apátridas ganan por un lado y por el otro pierden, valga decir, + por – igual a -. En resumidas cuentas, su supuesta victoria pretende ocultar lo que expresan las cifras verdaderas, que 98 diputados/diputadas es mayor que 60, o en otras palabras que el Psuv cuenta con la mayoría en la nueva Asamblea Nacional a iniciar sus funciones en enero de 2011. Y si queremos comparar, debemos decir en honor a la verdad, que los apátridas en 2000 tenían 86 diputados, hoy disminuyen su fuerza legislativa a 60 diputados/diputadas, entonces: ¿de qué victoria pretenden hacer alarde?.

Del lado revolucionario, la cosa tampoco es como para hacer alardes de grandes victorias o como lo ha señalado el Camarada Presidente, Hugo Chávez, de una “victoria holgada”. El Drae es muy claro en su definición de lo que significa “holgado”: adj. Ancho y sobrado para lo que ha de contener, adj. Ancho y sobrado para lo que ha de contener. Con las notabilísimas excepciones de Guárico y Delta Amacuro, Estados en que los apátridas no obtuvieron diputados/diputadas, por ende, allí sí podríamos aplicar el término propuesto por el Camarada Presidente, Hugo Chávez, de “victoria holgada”, en el resto de las Circunscripciones electorales la pelea fue dura, cuadra por cuadra, entre los/las patriotas y los/las apátridas. Decir lo contrario, “victoria holgada”, es asumir una postura no cónsona con la verdad revolucionaria, esa que le ha permitido a nuestro Camarada Presidente, Hugo Chávez, mantenerse en sintonía con nuestro pueblo, ser su mejor expresión. Los revolucionarios/revolucionarias nos propusimos la obtención de 110 diputados/diputadas, la mayoría plena, de la Asamblea Nacional, dicho objetivo no pudo ser logrado, por ahora, debido a la debacle de nuestra acción de gobierno en Anzoátegui y Sucre, fundamentalmente, además de debilidades estructurales que se manifiestan en Mérida, Aragua y Falcón, donde esa victoria no fue tan holgada, Estados en que la buena acción de gobierno hubiese permitido garantizarnos los 110 diputados/diputadas que habrían facilitado la toma de decisiones en la nueva Asamblea Nacional a instalarse en enero próximo. El trabajo en esos Estados, no son de los mejores y es allí, donde la postura del Camarada Presidente, Hugo Chávez, de no acometer esa realidad lejos de beneficiar nuestra Revolución, se convierte en un obstáculo a vencer en aras de rectificar errores que podrían poner en riesgo su eventual triunfo en las elecciones presidenciales de 2012.

De la victoria holgada, debemos trascender hacia la victoria simple, es el concepto que mejor se aplica a lo obtenido el 26S; esa denominación nos obliga a revisarnos profundamente, algo no está funcionando en la dirección correcta, ese es el verdadero mensaje que nos está enviando el pueblo Bolivariano; nada de 3R, o Rectificamos o la Revolución se pierde, Socialismo o Barbarie, esa es la disyuntiva cierta en que nos encontramos. Si la Revolución no se profundiza, hasta los tuétanos, en su carácter Socialista, el látigo de la contrarrevolución someterá a nuestro pueblo a los rigores del fascismo. Habremos perdido entonces, nuestra gran oportunidad ante la Historia…


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1795 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a109037.htmlCd0NV CAC = Y co = US