William Lara, un grato recuerdo de la militancia

Por allá por 1977 comenzó a llegar un muchacho a las reuniones plenarias del comité local del Partido Comunista de Venezuela en Petare. Apenas si superaba los 20 años. Cuando pidió la palabra y comenzó su intervención, bien hilvanada y coherente, al igual tal vez que otros jóvenes que coincidíamos en esos encuentros, sentí envidia . Envidia sana, claro está. Era William Lara. De allí en adelante coincidiríamos en muchos plenos más, lo cual me fue convenciendo que estaba al frente de un futuro líder político revolucionario, como en efecto lo continuó siendo hasta su trágica desaparición; cuando impulsado por le derrumbe del proyecto soviético y buscando nuevos horizontes políticos revolucionarios iría a encontrar trinchera en el seno del MBR-200.

Poco a poco fuimos conociéndonos más y mejor. William no era como muchos pensaban un “pichón” de intelectual cuya única predilección en la actividad partidista era el discursismo. No. William subió en centenares de oportunidades al igual que nosotros por todos los empinados de Petare a donde íbamos a llevar la prensa comunista, Tribuna Popular. Él vivía en uno de ellos, Mesuca. Allí también viviría con su esposa Gisela, recién casados. Era un preocupado permanente por la actividad propagandística.

Supimos con el tiempo que ese muchacho humilde y de buen verbo debía su formación, gracias a que por circunstancias de la vida pudo cobijarse bajo el ala protectora de unos de los dirigentes comunistas de mayor peso intelectual del siglo pasado y uno de los constructores esenciales del movimiento sindical venezolano, Rodolfo Quintero, de quien adquirió el amor por el estudio y la investigación social. Otra fuente donde brevaría el catire Willian fue en la del historiador marxista venezolano y trujillano Arturo Cardozo, electo senador por el PCV-MVR y fallecido tempranamente en 1999. En su muy completa biblioteca cerca de su apartamento en el Teatro Nacional, pasaría miles de horas dedicado al estudio.

Siguiendo las enseñanzas de Quintero, William asume el activismo sindical en la Universidad Simón Bolívar, donde se desempeñaba como trabajador agrotécnico, título con el que se graduó de bachiller en su natal El Socorro. En esa casa de estudios superiores no tardaría en arribar a posiciones de liderazgo, pasando a formar parte de la asociación de empelados, Atausibo.

Un grato recuerdo de aquellos tiempos de militancia en el PCV me lleva a recordarlo sentado en la sala de nuestra vivienda en un barrio petareño, compartiendo con nosotros y nosotras cuando nos aprestábamos a realizar una actividad de propaganda en nuestro barrio para impulsar la candidatura de José Vicente Rangel en 1983.

¡Honor y gloria al camarada Wilian Lara!


elpeatonalter@gmail. com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3891 veces.



Carlos Machado Villanueva

Integrante del Movimiento Social de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC).

 mov.soc.mac@gmail.com

Visite el perfil de Carlos Machado Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: