La muerte de Danilo no será en vano





Caracas, 19 de Noviembre de 2004.


Análisis:
LA MUERTE DE DANILO NO SERÁ EN VANO…

Por compartir y defender los profundos ideales de JUSTICIA, VERDAD, DEMOCRACIA y PAZ del pueblo venezolano, fue asesinado mediante un vil atentado terrorista, este jueves 18 de noviembre, el Fiscal Danilo Anderson. Su lucha por la justicia lo llevó a la muerte como a muchos campesinos que buscaron que la tierra fuera para quien la trabajara y cayeron víctimas de las balas del sicariato

Su decidido combate a la impunidad, lo hicieron blanco de la ira y la venganza de quienes consideran tener licencia para cometer cualquier crimen y no tener que pagar por ello, porque su poder los hace “intocables” por el sistema de justicia. Ese vil asesinato fue planificado y pagado con los dólares de los implicados en los delitos que él investigaba. (Ver anexo)

Detener la Revolución es el objetivo que está detrás del asesinato de Danilo Anderson. Sus autores buscan:

Generar miedo y convertirnos en cómplices de sus crímenes.
Aislar al Presidente Chávez, con la Tesis del Magnicidio
Detener las investigaciones del 11-A
Generar impunidad y con ello violencia y desestabilización para desviar el carácter pacífico y democrático de la Revolución
Desviar la aprobación de leyes en la Asamblea Nacional
El crimen cometido contra Danilo Anderson les demuestra, a quienes todavía dudan, el carácter antidemocrático y fascista de algunos sectores opositores al actual proceso de cambios. Si respetan la democracia y quieren la paz, no pueden continuar junto a ellos.

La muerte de Danilo no será en vano

Ciertamente su muerte ha estremecido al pueblo. Sin embargo, quienes asesinaron a Danilo se equivocaron. Este pueblo no será paralizado por el TEMOR y tampoco caerá en la VIOLENCIA, las dos reacciones que buscaban sus autores. La madurez alcanzada canalizará el dolor, la rabia e indignación que le causa su muerte en acciones concretas. La primera reacción de pedir LIMPIEZA! LIMPIEZA!, en la Fiscalía en pocos días se traducirá en exigencia.

Esa madurez alcanzada le indica al pueblo que ahora la forma de honrar la memoria Danilo Anderson es cumpliendo con el deber de profundizar la Revolución, exigiendo la reestructuración del Poder Judicial, de la Fiscalía, el cese a la impunidad de los medios comerciales de difusión masiva que lo difamaron y protegen a los delincuentes a quienes convenía su muerte.

Con nuestro cantor este pueblo dice hoy: “Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos”. La vida de Danilo Anderson y su compromiso con la justicia lo convierten en fuente de valor, en antorcha encendida que alumbra el camino, en ejemplo a seguir en la lucha por sus ideales de JUSTICIA, VERDAD, DEMOCRACIA Y PAZ que son los nuestros.

La muerte de Danilo no será en vano porque ahora TODOS y TODAS SEREMOS DANILO.



ANEXO:

El fiscal nacional, Danilo Anderson, investigaba al momento de su asesinato los siguientes casos:

1. Golpe de Estado de Abril de 2002

Implicados/as: Más de 400 personas (dirigentes políticos, empresariales y eclesiásticos) firmantes del decreto que abolía todos los Poderes Públicos, tras el golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez o que fueron nombrados/as para cargos en el gobierno de facto el 11 de abril de 2002. Entre ellas:

Gisela Parra, ex presidenta del Consejo de la Judicatura.
Albis Muñoz, presidenta de la Federación de Cámaras de Industria (Fedecámaras).
Guillermo Zuloaga, presidente del canal de noticias Globovisión.
Alberto Federico Ravell, director de Globovisión y la directiva de dicha empresa mediática.
León Arismendi, asesor de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV).
Leopoldo López, alcalde del municipio Chacao.
Manuel Rosales, gobernador del estado Zulia.
Alejandro Peña Esclusa, miembro del Partido Laborista Venezolano y del Bloque Democrático.
Godofredo Marín, miembro del partido Acción Democrática.
Vicealmirante José Rafael Huizi Clavier, miembro del Frente Institucional Militar y del Bloque Democrático.
Adolfo Pastrán Matute, ex prefecto de Caracas.
Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana.
Miguel Ángel Luna, juez de la circunscripción judicial del estado Miranda.
Vilma Petrash, internacionalista miembro del partido Proyecto Venezuela.
General retirado Rafael Montero Revette, ex ministro de la Defensa.
General (r) Luis Ramón Contreras Laguado, ex comandante de la Guardia Nacional.
Sergio Omar Calderón, ex gobernador del estado Táchira.
Enrique Yéspica, ex presidente del extinto Consejo Supremo Electoral.
María Corina Machado, presidenta de la empresa Súmate.
Corina Parisca de Machado, madre de María Corina Machado.
Alberto Quiroz Corradi, miembro de la Coordinadora Democrática y ex integrante de la comisión negociadora con el Consejo Nacional Electoral (CNE).
Julio Brazón, presidente de Consecomercio (firmante del decreto).
José Rodríguez Iturbe (designado por Carmona como Canciller).
Raúl de Armas (nombrado el 12 de abril como ministro de Agricultura).
Ignacio Salvatierra, presidente del Consejo Bancario Nacional.
General (r) Guaicaipuro Lameda, designado el 12 de abril como presidente de Pdvsa.
Rafael Arreaza, designado el 12 de abril como ministro de Sanidad.
César Carballo, designado el 12 de abril como ministro de Trabajo.
Henrique Capriles Radonski, alcalde del municipio Baruta.
Ricardo Koesling (dirigente del exilio cubano en Venezuela).
Alfredo Peña (exalcalde del Distrito Metropolitano de Caracas).
Lázaro Forero (Directivo de la Policía Metropolitana).
Elías Bittar, Federico Carmona Perera, Juan Pablo Borregales, Felipe Brillemburg, León Arismendi, Guillermo Velutini, y otros/as.

Algunas de esas personas ya habían sido entrevistadas por el fiscal Anderson y fueron imputadas, mientras otras abandonaron el país para eludir a la justicia.

Delitos imputados: Rebelión civil y militar.

Víctimas resultantes: Más de 40 personas asesinadas en las persecuciones políticas tras el Golpe de Estado; decenas de personas allanadas, detenidas arbitrariamente y torturadas.


2. Sucesos del 11 de Abril de 2002, en los alrededores de Puente Llaguno, Caracas.

Implicados: Funcionarios de la Policía Metropolitana Erasmo José Bolívar, Luis Enrique Molina Cerrada, Rafael Alfredo Neazoal López, Ramón Humberto Zapata Alonso, Marco Javier Hurtado, Héctor José Rovaín, Julio Ramón Rodríguez Salazar y Arube José Pérez Salazar.

Delitos imputados: El 31 de julio de 2002 acusó a ocho funcionarios de la Policía Metropolitana por su presunta vinculación en los delitos de homicidio calificado en grado de complicidad durante los sucesos del 11 de abril de ese mismo año.

Víctimas resultantes: 19 personas asesinadas.


3. Acusación a las máximas ex-autoridades de la Alcaldía Mayor de Caracas y de la Policía Metropolitana.

Implicados: Ex Alcalde Mayor de Caracas, Alfredo Peña y dos de los antiguos jefes de la Policía Metropolitana, Lázaro Forero y Henry Vivas. Carlos Falkenhagen.

Delitos imputados: Autoría intelectual de los asesinatos políticos del 11 de Abril del 2002 en Puente Llaguno.

Víctimas resultantes: 19 personas (civiles) que participaban en las manifestaciones pacíficas.


4. Asedio a la embajada de la República de Cuba.

Implicados: Ricardo Koesling, dirigente del exilio cubano en Venezuela; Henrique Capriles Radonski (imputado), alcalde del municipio Baruta de la Gran Caracas, jurisdicción donde se ubica la embajada de la República de Cuba.

Víctimas resultantes: Embajador y demás personal de la embajada de la República de Cuba en Venezuela, así como sus familiares, entre ellos/as niños/as.


5. Juicio al general de división en situación de retiro, Carlos Alfonzo Martinez;

Implicado: Carlos Alfonzo Martinez.


6. Pronunciamiento respecto a la ponencia del magistrado Angulo Ontiveros (TSJ), que dejaba en libertad plena a los señalados de disparar desde Puente Llaguno.

Implicados: Rafael Guédez, Henry Danilo Atencio, Rafael Cabrices, Richard Peñalver y Nicolás Eduardo Rivera Muentes.


7. Acusación en contra de las cinco personas (civiles) que dispararon contra efectivos de la Policía Metropolitana alegando defensa legítima durante los sucesos de Puente Llaguno, lamentando la absolución de estos, el 4 de noviembre de 2004.

Implicados: Rafael Guédez, Henry Danilo Atencio, Rafael Cabrices, Richard Peñalver y Nicolás Eduardo Rivera Muentes.


8. Compromiso de citar e investigar el caso de los 90 militares en situación de insubordinación y rebeldía atestados en las inmediaciones de la Plaza Altamira desde el segundo semestre de 2002.


9. En mayo de 2003, estuvo encargado del homicidio de Nuhmar Herrera en manos de Arias Moreno, alías “Pollo Ronco”, que fuera perpetrado durante una manifestación pacífica en la plaza O’Leary de El Silencio, Caracas.


10. Designado como encargado del caso de la masacre de la plaza Francia de Altamira, ocurrida el 6 de diciembre de 2002.


11. Se le consideraba como el autor de la retoma del canal 8 (Venezolana de Televisión) el 13 de abril de 2002, gracias a lo cual se logró el reestablecimiento de la señal de ese canal público de televisión, factor coadyuvante en el restablecimiento del Estado de Derecho.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3825 veces.



Gobierno en línea


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a10753.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO