Gouveia, Zapata Tamayo, ahora Franklin Brito...

Decía, por estos días, un alocado opositor y editor de un diario oposicionista, que la publicación de una fotos “pornográficas” tenían como objetivo crear “shock” en nuestra población, hacerlos despertar de la dictadura en que viven y, por supuesto, buscar con ello, su consecuente respuesta, nos imaginamos que dicho sujeto no esperaba otra cosa que el pueblo asuma “su” protesta y tome las calles para sacar de Miraflores al dictador de Sabaneta; nos imaginamos que ese sea el sueño de ese psicópata opositor. Lo cierto es, que los sueños delirantes del oposicionismo apátrida requieren de su “ayudita”, es un patrón conductual que la agencia central de inteligencia, la nefasta CIA, se ha encargado de ir perfeccionando con sus sanguinario métodos de actuación en todo el planeta e irles inculcando a sus agentes a sueldo. Hoy, que ese sector minoritario, de supuestos venezolanos/venezolanas, movidos por un solo interés: sacar a Chávez de Miraflores; se ven obligados a participar en las elecciones parlamentarias del venidero 26 de septiembre, lo hace sin jugarle limpio a sus electores/electoras, y como siempre lo ha hecho, en estos 11 años de Revolución Bolivariana, conspirando por un lado y por el otro, en los medios de comunicación haciendo su campaña electoral.

Las prácticas de la central de inteligencia norteamericana llevan marcado su sello brutal y sangriento, como siempre, las víctimas las ponen nuestros pueblos. Ya en 2002, veíamos algo que nos movía a reflexión, el caso Joao Gouveia, recuérdese que, por aquellos días de finales de ese año un grupo de militares golpistas se habían atrincherado en la Plaza Altamira y desde allí, a través de los medios de comunicación de la oposición, se dedicaban a exigir la renuncia del Camarada Presidente, Hugo Chávez. Pero, el 6 de diciembre, de ese año, ocurriría un hecho inédito en nuestra historia, en horas de la tarde se aparecería, en vivo y directo, usted lo vió por Globovisión, como especie de “reality show”, palabra que mucho les gusta a nuestros apátridas oposicionistas, un personaje empistolado y vestido de negro para la ocasión, que no era otro que el portugués Joao Gouveia, asesinando a 3 compatriotas y dejando a 21 heridas, presentes en dicha Plaza. La conocida “masacre de Altamira”, así la denominaron los medios de oposición, para darle más notoriedad a la noticia, no pasarían 24 horas y ya la televisora oposicionista Globovisión, mostraba en sus pantallas un video en el que se veía a Gouveia salir de un vehículo, presuntamente, en un acto de calle del, para entonces, Alcalde Freddy Bernal, saque usted sus conclusiones estimado lector, para dónde apuntaban los tiros. Así iniciaba dicha televisora una matriz de opinión, responsabilizando de los hechos al Gobierno Revolucionario.

Las investigaciones posteriores, dan certeza de que no fueron hechos fortuitos los ocurridos ese día en Plaza Altamira; en Rueda de Prensa, los directores de la Disip y el Cicpc, un año después, informarían sobre sus investigaciones: “El pasado miércoles 26 de noviembre de 2003, el ministro del Interior y Justicia, Lucas Rincón, en compañía del director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) Marcos Chávez y del comisario Miguel Rodríguez Torres, quien dirige la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), dieron una rueda de prensa en la cual expusieron las distintas evidencias según las cuales llegaron a la conclusión de que varios militares que se rebelaron en la Plaza Altamira en noviembre del año pasado estarían involucrados en muchos de los casos de ataques de carácter terrorista realizados en 2002 y 2003…El día que ocurre el hecho en la Plaza Altamira, casualmente el mismo día que llaman a paro indefinido, los venezolanos que estaban allí los tenían practicando una especie de plan de defensa: cómo defenderse en caso de que le dispararan a la plaza… Un testigo de los hechos nos manifestó que el Teniente Varela, quien está solicitado por el caso de las bombas en las embajadas, le dijo a dicho testigo que se fuera de la plaza porque ese día (el seis de diciembre) ocurriría algo en la plaza…Se ve en los vídeos a los militares a los generales González González, al coronel Rodríguez Salas y a otros militares, quienes caminaban en medio de la gente muy tranquilos, mientras todos los demás estaban en el piso protegiéndose… La Disip sostuvo una entrevista con la familia de Gouveia en Portugal: su madre, su padre y una hermana. Son sumamente humildes y viven en una granja. Joao trató de vender un DVD y otros recursos para venir a Venezuela, pero no pudo. Después de estar encerrado en su casa por tres días, Joao compra un pasaje a Venezuela en efectivo que cuesta mil euros, y se viene a Venezuela. Cuando es capturado, se le incautan 800 euros en el koala a pesar de haber adquirido una pistola Glock, un hotel, un taxi y haber realizado otros gastos. “Indudablemente alguien fue y le pagó el viaje a Gouveia, alguien lo financió” (Prensa RNV, 27 de Noviembre de 2003).

Este año, 2010, fuimos testigo del caso del disidente cubano Orlando Zapata Tamayo, quien muere por los efectos de su prolongada huelga de hambre, quien purgaba sentencia en prisión y allí inicia su acción exigiéndole al Gobierno Revolucionario Cubano: “vestir la ropa blanca de disidente y no el uniforme de recluso común. Además, protestó por las condiciones en que se encuentran los presos políticos y se negó a comer el rancho que provee el penal para, en su lugar, alimentarse sólo de la comida que, cada tres meses, le llevaba a la cárcel su madre…”, dado el estado de salud de Zapata Tamayo, el Gobierno Cubano decide proteger su vida, sometiéndolo a tratamiento con suero, para la hidratación de su organismo; no obstante, el enorme esfuerzo realizado por los médicos tratantes, Zapata Tamayo muere. El imperio, inicia así, una intensa campaña de desprestigio del Gobierno Revolucionario Cubano, acusándolo de violador de los derechos humanos; explota, eso sí, fundamental a la familia del difunto, "Ya asesinaron a Orlando Zapata Tamayo, ya acabaron con él, a las tres de la tarde de hoy [martes]. Esto ha sido un asesinato premeditado y sólo me queda dar las gracias a todos los países que lucharon para que no muriera", dijo, visiblemente afectada, Reina Luisa Tamayo. Zapata Tamayo, acusa al gobierno de la isla de haber asesinado a su hijo, la madre de Orlando Zapata.

Unos meses después, en la República Bolivariana de Venezuela, la CIA replicaría un hecho similar, su factura deja sus huellas en muertes de compatriotas nuestros. Franklin Brito, “productor agropecuario” a quien el Gobierno Revolucionario de Venezuela le otorga la titularidad de 290,20 hectáreas de tierras productivas, correspondientes al fundo La Iguaraya, ubicado en el sector La Tigrera, municipio Sucre del Estado Bolívar, en el año 1999; inicia a partir de 2003, una secuencia de acciones destinadas a llamar la atención de las instituciones gubernamentales, su objetivo, a nuestro entender, no era otro que expandir la propiedad que el Gobierno Revolucionario, generosamente, le había otorgado para que desarrollara su actividad productiva, denunciando a sus vecinos que “presuntamente” le solapaban la suya. Situación que fue verificada por los entes gubernamentales e incluso judiciales, y se pudo comprobar la no veracidad de dichas acusaciones hacia sus vecinos, inicia así, Brito una serie de acciones judiciales que lo llevarían incluso hasta el propio TSJ, máximo tribunal que desestimó sus propósitos de extender sus linderos. De alguna manera, Brito llamó la atención del oposicionismo y éste lo gana para sus malos propósitos de desestabilización, Alberto Fedérico Ravell le abriría la tribuna de Globovisión para que las huelgas de hambre, protagonizadas por Franklin Brito se convirtieran en un verdadero “reality show” a toda hora, “usted lo viera por Globovisión”, esta alianza contra natura entraría en crisis a comienzos de este año y Ravell se abriría por su lado.

Mientras, el Estado Revolucionario en cumplimiento de su obligación constitucional y moral, para salvaguardar la vida de este compatriota lo recluye en el Hospital Militar, donde se tomaron todas las medidas pertinentes para mantenerlo en vida. SECUESTRO, denunciaron familiares y demás factores de oposición, a quienes poco les importó la vida de ese ser humano. Así se inicia una nueva matriz de opinión desde Globovisión, con la finalidad de hacer ver ante la opinión pública nacional e internacional, que el Camarada Presidente, Hugo Chávez, tortura y reprime a quienes protestan contra sus políticas de expropiación. El altibajo se produce cuando sale a la luz pública la verdadera faceta de quién es Franklin Brito y qué lo motiva; una grabación de una conversación que éste sostuviera con un funcionario público, en que le manifiesta –entre otras cosas- que estaría dispuesto a finalizar su huelga de hambre si el Estado le otorga la cifra de 3 millones de bolívares fuertes y en el que, además, reconoce que el tema ha sido tomado como bandera política por la oposición para avivar un clima de tensión en el país. Igualmente, Brito reconoce que tanto medios de comunicación como representantes políticos de oposición lo han utilizado para crear conflicto, por lo que aduce que de concretarse el pago del Gobierno él no tendría que darle a éstos mayores explicaciones. Un vulgar chantajista.

Desde entonces, el pueblo venezolano supo quién era ese personaje que tanto la oposición exaltó y publicitó. El oportunismo de la oposición apátrida conllevó a que abandonara su causa, al apreciar la raya que significaba apoyar a este chantajista profesional que, simplemente, los había utilizado. LA SALUD DE BRITO, COMO ERA DE ESPERARSE, NO AGUANTARÍA EL DESASTRE EN QUE LO HABÍAN METIDO FAMILIARES Y OPOSICIONISTAS, Y MÁS ALLÁ, EL IMPERIO NORTEAMERICANO, EN QUIENES LA JUSTICIA DEBERÁ PRECISAR RESPONSABILIDADES. Como era de esperarse, al igual que en el caso de Zapata Tamayo, los familiares de la víctima acuden al burdo expediente de señalar sus propias culpas en la figura del Camarada Presidente, Hugo Chávez, tal como lo señala su hija, Ángela Brito: “La hija de Brito aseveró que su padre solo aceptará una intervención directa del propio Presidente y no de ninguno de sus ministros. Según dice, el mandatario nacional ha reconocido en dos oportunidades que su padre tiene razón, pero la "corrupción" de sus funcionarios ha impedido que se haga justicia…” (El Universal, 12 de agosto 2010).

Por supuesto no podía faltar la mano del imperio en este drama, “Nos entristeció conocer la noticia de la muerte de Brito, y extendemos nuestras condolencias a su familia”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, a periodistas. Crowley dijo que Washington “siguió de cerca este caso”, pero se limitó a señalar que corresponde al gobierno de Venezuela “dar las explicaciones”. Por más que se tongonee, siempre se les ve el bojote, con razón el coordinador residente de Naciones Unidas en Venezuela, Alfredo Missair, expresó con suspicacia: “Nunca había visto a un Estado tan preocupado por la defensa de los derechos de un solo hombre como ha sido con el caso de Franklin Brito”. (Aporrea, 01-09-2010).

Estos tres casos deben llamarnos a todos/todas a una profunda reflexión, será que el imperio y sus agentes apátridas, con buenos sueldos y en dólares, para quienes “el fin justifica los medios”, ¿la vida vale tan poco, si la sangre derramada convalida la destrucción del rrrégimennn chavista? Y pensar, que la Iglesia Católica apoya estos crímenes!!!…

Post Scriptum: cuando se nos avecina un nuevo aniversario de los terribles sucesos del 11 de septiembre, las dudas solo se acrecientan y se convierten en elementos para acusar a George W. Bush de crímenes de Estado. ¿Cómo es posible que se encontrara el pasaporte intacto de uno de los presuntos “terroristas” que iban en los aviones? Los miles de litros de combustible de los aviones pudieron derretir el acero de las torres, pero no quemar un simple pasaporte ¿¿¿???. Pues el informe oficial dice que el pasaporte de uno de los terroristas salió del bolsillo de uno de ellos, de alguna forma logró salir del avión, pasó a través de una bola de fuego de cientos de grados centígrados, para aparecer luego intacto entre los escombros…. sin comentarios.

henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2455 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a107210.htmlCd0NV CAC = Y co = US