Los efectos internacionales de las elecciones del 26S

Las elevada importancia geopolítica que ha tomado la revolución bolivariana la convierte en el epicentro del estudio y debate político, tanto de los gobiernos y pueblos amigos, que ven en este proceso revolucionario la plataforma a partir del cual viene siendo posible construir una nueva corriente histórica que desafía abiertamente al imperialismo sino también, por los gobiernos  y grupos financieros y del complejo militar industrial, que perciben, con elevada preocupación, la tendencia a la consolidación de un proceso que pone en cuestionamiento su ofensiva estratégica dirigida a  la reconquista del dominio de los recursos y mercados del planeta, con el fin de resolver a su favor, la profunda crisis sistémica en que se debate el modelo de producción, acumulación y depredación capitalista, en su fase global.

Aunque en las elecciones del 26 de septiembre no está en juego directo la elección presidencial, sino los nuevos voceros populares a la Asamblea Nacional y al Parlamento Latinoamericano, los analistas internacionales valoran los efectos que sobre el escenario político venezolano, latinoamericano y del Caribe y planetario podrían tener los resultados de tales elecciones, sean que produzcan una mayoría parlamentaria absoluta o calificada en la Asamblea Nacional, dado que la derrota del gobierno bolivariana no está siendo considerada en ninguno de los estudios realizados hasta este momento.

Una victoria electoral que alcance la  mayoría calificada de las fuerzas  que apoyan al gobierno del comandante Chávez, no solo neutralizará la campaña  imperialista y de sus aliados de los países de la OTAN y sus serviles de América Latina y el Caribe acerca de la legitimidad democrática y el apoyo popular del gobierno bolivariano, sino que alentará a los movimientos anticapitalistas y defensores del Ser Humano, la Naturaleza y el Planeta,  a fortalecer su relación estratégica con la revolución venezolana, con vistas a la realización de la Quinta Internacional de los Pueblos, convocada por el comandante Chávez  con el fin de salvar a la Humanidad y su planeta Tierra  del Capitalismo

En el posible caso de que se obtenga una mayoría simple, con una diferencia numérica importante respecto a las fuerzas contrarevolucionarias, los factores  de poder imperialista y sus aliados no podrán negar de que tales resultados son una importante victoria de Chávez, tomando en cuenta todas las maniobras políticas, campañas mediáticas e inversiones  financieras en partidos, ONGs y grupos mediáticos venezolanas y extranjeros dirigidas a erosionar el sostenido apoyo popular que durante once años y doce procesos electorales ha mantenido el gobierno bolivariano, lo cual lo podría conducir,  en el corto o mediano plazo, a una radicalización  de los planes de provocación y desestabilización (magnicidio, sabotaje económico, agresión militar directa o indirecta, Golpe de Estado), que impidan la consolidación  de los efectos políticos de esa victoria electoral o , buscar una forma de entendimiento que le procure espacio y tiempo a las fuerzas imperialistas para reorganizar sus instrumentos internos, con vistas a preparar una estrategia victoriosa para las elecciones presidenciales de diciembre de 2012. Por otro lado, aún, con este resultado no deseado, .las fuerzas revolucionarias, patrióticas, anticapitalistas y antimperialistas de Nuestra América Latina y el planeta, los considerarán como una gran victoria que fortalecerá las alianzas en el seno de ALBA, promoverá el desarrollo de  UNASUR y vigorizará el camino hacia la creación de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe: objetivo fundamental  en la derrota imperialista en nuestro continente.

Sin embargo; una victoria electoral con cierta paridad de fuerzas entre la revolución y la contrarevolución en la Asamblea Nacional, sin duda, animará al imperialismo y a sus aliados internos y externos, a “arreciar, arreciar, arreciar” sus acciones dirigidas a la desestabilización de la institucional, política, económica, social y militar del país, con el fin de crear un escenario que haga posible aplicar “el método Honduras”, que evite llegar a las elecciones presidenciales del 2012; situación que afectaría severamente la ofensiva políٕtica que hoy tienen las fuerzas democráticas, patrióticas y revolucionarias de Nuestra América y del planeta, en su enfrentamiento contra la pretensiones  hegemónicas  y de reconquista planetaria del imperialismo.

“No es poca cosa” entonces, el significado y las consecuencias internacionales que se derivaran de las elecciones parlamentarias venezolanas del 26S, por lo que los bolivarian@s y otros revolucionari@s venezolan@s  que apoyamos este proceso  en tránsito al Socialismo, debemos valorar, no solo las implicaciones internas de esta importante cita electoral, sino también, sus efectos trascendentes en Nuestra América y el planeta Tierra, porque debemos considerar que, si bien es cierto la fuerza fundamental de la revolución bolivariana esta en las trabajadoras y los trabajadores venezolanos y demás sectores populares, esta y cualquier revolución se definen hoy a partir de las fuerzas y los acontecimientos que se desarrollan internacionalmente. “La Patria es América”.

yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1473 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a106968.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO