"El valle de los huesos secos..."

Lo quieran o no, las disposiciones del Gobierno que preside nuestro Comandante Chávez, esta creando un nuevo horizonte y rompiendo todos los "patrones de pensamiento" que las Élites explotadoras tejieron pacientemente y con toda malicia, a efectos de que el Pueblo, solo "pensara" en el Bolívar de las estatuas "desparramadas" a nivel nacional como el ornamento necesario para poder decir simplemente:
"La Plaza Bolívar"... El Padre de la Patria, El Libertador de cinco Naciones, el Visionario, solo quedaba limitado a un "jarrón" con forma humana y que nada tenía que ver con nuestra sociedad oprimida, esclavizada por la cual El había luchado hasta la ¡Muerte!
 
A partir de ahora, luego de haber visto sus restos, su figura humana extrema que resguardó el tiempo, y que pudimos ver, con "nudos en la garganta", "ojos aguados" y hasta "lágrimas" de los mas sensibles "hijos de ésta Patria (incluyendo los naturalizados)"... la figura del Padre de la Patria, se agiganta, como se hace grande el compromiso por la lucha de la Independencia que todavía no hemos logrado en su totalidad.
 
Los "malparidos" de siempre, como expresara en su tiempo el Cristo-Histórico: "...hijos del demonio...", se mofan, execran, y banalizan el momento histórico que vivimos al poder ver los restos de nuestro Padre, nada dicen de cuando "pasean" los "santos", por las calles de ciudades, pueblos y hasta las costas de nuestra Venezuela a simples "imágenes" que si bien representan "algo" para quienes ejercen fe en esa creencia, en realidad no son mas que "supercherías", que respetamos, pero carentes de toda realidad histórica, y que perdonen quienes, se ocupan de "vestir santos  y santas" y ademas rendirles culto, que reitero respeto profundamente, aunque no comparto.
 
Al pie, dejo un pasaje que se puede corroborar en el Libro del Antiguo Testamento atribuido al profeta Ezequiel, que me parece le da carácter sagrado a la exhumación de los restos de nuestro Padre Bolívar.     
 
" Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. 4 Me dijo entonces: profetiza sobre estos huesos, y diles:
 Huesos secos, oíd palabra de Jehová. 5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. 6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehova..."
 
Estimo que éste pasaje, sirve para dar "vida" a la experiencia que vivimos en nuestro País... los "huesos secos", de nuestro Padre Bolívar... cobraron "vida"... "tendones", "carne", "piel" y ¡ESPIRITU!... ahora tienen vida en el deseo profundo de Vivir en Libertad de un Pueblo que se niega a olvidar el sueño de quien estuvo dispuesto a "bajar a la tumba", con tal de ver a su generación "libre de todo poder extranjero"... sueño que haremos realidad...
 ¡Lo prometemos!
 
Algunos dicen que la consigna nuestra es incoherente y presagia la muerte, entonces recurrirÉ a la consigna que aun ondéa en una de las banderas históricas en la República Oriental del Uruguay.
 

gervasioarti@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3157 veces.



Gervasio Artigas


Visite el perfil de Gervasio Artigas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: