Nuevas evidencias del financiamiento de EE.UU a la oposición venezolana

Caracas, octubre 22 (VTV) / El Gobierno de Estados Unidos conocía los intentos de la oposición para derrocar al Presidente Chávez y comenzó a realizar análisis sobre un Golpe de Estado en Venezuela, un mes antes de que se produjera en abril del 2002, según lo señaló este viernes la abogada venezolana-estadounidense Eva Golinger, luego de estudiar los últimos documentos recibidos en su investigación sobre el financiamiento que organismos de EEUU aún realizan a organizaciones venezolanas opositoras.

La joven investigadora, invitada al Programa Diálogo Abierto conducido por Jorge Arreaza a través de Venezolana de Televisión, informó que este viernes recibió algunos documentos desclasificados de la CIA, que confirman que ya estaban haciendo análisis sobre la conspiración en marcha por parte de organizaciones civiles y políticas venezolanas adversas al gobierno nacional, hecho que luego se evidenció en el aumento del financiamiento en dólares a estos grupos, con lo cual se demuestra su participación y conocimiento en el Golpe de Estado de Abril 2002.

“Ellos sabían que las organizaciones que financiaban estaban montando un golpe y comenzaron a aumentar el financiamiento”-resumió la abogada, mostrando algunos documentos desclasificados donde se observa que han sido tachados párrafos enteros, lo que no evita que se conozcan datos y evidencias comprometedoras.

La investigadora precisó que en la lectura de estos documentos, a los cuales tiene acceso gracias a la Ley de Libertad de Información que obliga a las instituciones de EEUU hacer públicos documentos desclasificados, se observan advertencias sobre la posibilidad que el golpe pudiera fracasar debido a la desorganización de los grupos opositores venezolanos, por lo que sugerían que tal vez era mejor posponer esa acción.

Igualmente, posee muchos de esos documentos -en idioma inglés- donde se pueden leer sentencias interesantes, como ésta: “Carmona es el hombre correcto en el momento correcto”.

Golinder hizo hincapié en la similitud que existe con otros golpes de estado históricos en América Latina, como el que derrocó a Allende en el Chile de 1973 o en procesos de desestabilización como en el caso de Nicaragua a comienzos de la década de 1990.

La Coordinadora Democrática Nicaragüense

La investigadora dijo que en Nicaragua, EEUU financió a grupos opositores y periódicos adversos al gobierno sandinista para desestabilizarlo, llegando incluso a financiar a una organización política que se llamó “Coordinadora Democrática Nicaragüense”. En ese entonces, y pese al financiamiento, la oposición de ese país no era organizada ni fuerte, por lo cual los organismos estadounidenses iniciaron una campaña que recomendaba la abstención para las elecciones de 1984, y una serie de acciones para reclamar posibles fraudes. “Es interesante por el paralelo de lo que está pasando aquí (en Venezuela) pero esas elecciones las ganaron los sandinistas, certificadas por los observadores internacionales.” Finalmente en 1990 el imperio logra su objetivo en las elecciones donde pierden los sandinistas, refiere Golinger, pero luego de haber invertido más de mil millones de dólares.

“Creo que la historia de estas intervenciones, es mi mejor amiga en mi investigación. Porque los paralelos no son coincidencias...estrategias casi iguales en otros países donde estuvieron éxito…”

El fracaso en Venezuela

La joven abogada explicó que el Gobierno de Estados Unidos, a través de las organizaciones que presuntamente apoyan a la democracia, ha entregado en tres etapas sumas importantes de dinero a grupos evidentemente opositores, y pese a los fracasos en cada una de las acciones, tales como el Golpe de Abril 2002, el Paro-Sabotaje de diciembre 2002 y enero 2003 y las guarimbas de marzo 2003, las contribuciones en dólares continúan, sobre todo y muy especialmente al Partido Primero Justicia y a la empresa Súmate.

“Ellos han aumentado el financiamiento y en tres etapas… porque han fracasado…primero el golpe, luego el paro….A través de la NED, un millón de dólares para financiar a estos mismos grupos que ellos sabían con dos semanas de anticipación que estaban y participaron en el golpe…”

La Oficina de Transición

Golinger hace notar que después del golpe de estado, la embajada de EEUU en Caracas instala en junio del 2002 una “Oficina de Transición” que en teoría tiene una función de cooperación con el gobierno para resolver la crisis. La investigadora revela que es parte de otro fondo, la Agencia de Desarrollo Internacional de EEUU, que establece presencia en países donde tienen intereses estratégicos.

Lo interesante de esta “Oficina de Transición”, continúa explicando la abogada, es que tuvo un presupuesto de más de 2 millones cuando se creó, en el 2003 subió a más de 5 millones dólares y para el 2004 tiene más de 6 millones. Golinger no ve justificación a esta Oficina porque llegó justo después que un gobierno legítimo logró sobrevivir a un golpe de estado. La abogada informó que esta oficina de transición fue establecida sólo para dos años, que luego se convirtieron en tres, y, según sus investigaciones, se ha extendido por lo menos a un año más, es decir para el 2005.

Golinger cree que, basada en su investigación y lo que ha visto como abogada, el próximo paso de las organizaciones que financian a los opositores está en fortalecer las estrategias para las elecciones presidenciales del 2006.

El Gobierno de EEUU defiende a Súmate

Sobre el financiamiento a Súmate, recordó que en Nicaragua existió una organización parecida que nació cuando el gobierno norteamericano se dio cuenta que necesitaba de otro grupo, además de la colaboración de la prensa pagada por ellos y de la “Coordinadora Democrática” nicaragüense.

“Se llamó Vía Cívica y era supuestamente una organización civil para promover acciones electorales. ¿Paralelo?. Más que eso es un patrón. Es casi un texto adaptándose a la realidad de Venezuela, aún cuando han fracasado…”-opinó Golinger sobre las coincidencias de los sucesos en el país.

La investigadora recordó que Súmate montó el llamado Referendo Consultivo y luego el Revocatorio y tiene pruebas del financiamiento a otras organizaciones y fundaciones como “Momento de la Gente” cuya directiva, Mercedes de Freitas, envió un mensaje por correo electrónico el día del golpe pidiendo a la NED que aceptara al gobierno de Carmona.

Ante el juicio que se le sigue a directivos de Súmate en Venezuela, Golinger comentó que en EEUU estas personas están haciendo esfuerzos exitosos, con ayuda y apoyo del gobierno estadounidense, para presentarse en la prensa de ese país como una organización civil que está siendo blanco de persecución política, donde su único delito ha sido “promover la democracia”.

Le parece extraño la facilidad con que algunos directivos de Súmate tengan vínculos tan cercanos con altos personeros del gobierno de EEUU. “A los ojos del gobierno de Estados Unidos, ellos se presentan como imparciales y promoviendo sólo la participación electoral. Esa imagen está en contradicción con la realidad”. “El gobierno estadounidense está defendiendo a Súmate...”

Durante el programa Diálogo Abierto, se reflexionó sobre las últimas actuaciones de Súmate, pues creada presuntamente para impulsar actividades que estimulen la participación electoral, nadie sabe por qué para las elecciones regionales del 31 de octubre, esta empresa no ha tenido presencia en los medios con algún mensaje que incentive a participar en estos comicios.

Golinger finalizó asegurando que está a la espera de mucha más documentación para profundizar esta investigación.








Esta nota ha sido leída aproximadamente 4205 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a10297.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO