Antiparadigma

La Plusvalía

La hegemonía económica de los capitalistas se sustenta en la propiedad privada sobre los medios de producción, pero esta propiedad en la sociedad capitalista es un robo. El burgués es “dueño” de las fábricas y de las materias primas y adquiere también, derecho de propiedad sobre la fuerza de trabajo de los obreros, (los trabajadores a diferencia de los esclavos y los siervos, jurídicamente son “libres”, no tienen amos; recordemos aquí, que los esclavos eran propiedad del señor esclavista, en cambio, en el capitalismo el proletariado es  “un ciudadano libre”, él no es una mercancía; pero lo que sí constituye un rubro mercantil es su fuerza de trabajo). La posesión de las tres propiedades anteriormente señaladas, permite a los empresarios establecer el dominio económico sobre los obreros, quienes al no poseer los medios e instrumentos de producción, inexorablemente le tienen que vender su fuerza de trabajo a los explotadores.

       El carácter de clase dominante de la burguesía tiene su origen en el hecho concreto, de que ellos son propietarios de las industrias, los insumos y compran fuerza de trabajo. Obviamente, el empresario se constituye en clase poderosa por el lugar que ocupa en la producción capitalista. Al convertirse la fuerza de trabajo en una mercancía, el trabajador aparece en el mercado con un género de venta y necesariamente se lo tiene que vender al capitalista o corre el riesgo de morirse de hambre. Los industriales pagan un precio que no corresponde al valor real de esta mercancía, ya que ellos la utilizan para producir una jornada extra obviamente no remunerada: el plustrabajo.


       En el libro  “El Pensamiento Económico de Carlos Marx”, Karlos Kausky nos ilustra lo dicho más arriba: “Tomemos un capital de 5000 marcos, este se divide en dos partes: una suma que se gasta para comprar los medios de producción: el capital Constante “C” que supondremos en 4100 marcos y otra suma, que sirve para comprar fuerza de trabajo necesaria: el capital Variable “V”, igual a 900 marcos. A su vez, el capital Constante se subdivide en dos partes: materias primas y otros, cuyo valor reaparece entero en el producto, y útiles de trabajo similares, que en todo proceso de producción transmiten al producto sólo una parte de su valor. El capitalista ha comprado los medios de producción y la fuerza de trabajo, y ahora los utiliza al terminar el proceso de producción, el valor del capital anticipado se ha acrecentado con una plusvalía “M”, que pondremos de 900 marcos. Ahora el capitalista posee: C+V+M=4100+900+900=5900 marcos”.

       Trayendo a colación un ejemplo de nuestra realidad, diremos que el proceso es como sigue: Imaginemos que el capitalista Mendoza desee montar una fábrica de cervezas en Punto Fijo. Para ello,  posee  un capital inicial de 1.000.000 BsF. Necesita primero adquirir los medios de producción (las maquinarias, los envases, los tanques, materias primas: cebada, lupus y otros), capital Constante “C” 550.000 BsF. Por otra parte, el capitalista necesita de personas que pongan en funcionamiento las máquinas y emplea 500 obreras y obreros, a quienes les compra su fuerza de trabajo por la cual van a recibir 30BsF diarios, capital Variable “V”; El industrial va a utilizar de su 1.000.000 de BsF, 450.000BsF para pagarles a los trabajadores. Comienza la producción, los proletarios laboran ocho horas diarias, las cuales distribuye el empresario de la siguiente forma: tres horas para reponer el capital Constante “C” de 550.000 BsF, dos horas  y medias para reponer el capital Variable “V” 450.000BsF. Tenemos hasta aquí, el capital inicial  invertido por el capitalista 1.000.000 de BsF, pero éste al comprar la fuerza de trabajo de los obreros, la utiliza para obtener un trabajo extra no remunerado, en este caso de dos horas y media que produce un nuevo valor: la Plusvalía equivalente a 450.000BsF este plustrabajo se lo apropia el explotador, se lo roba, C+V+M=550.000+450.000+450.000=1.450.000BsF, sin lugar a dudas las matemáticas son exactas como afirma el Comandante Hugo Chávez, por esta razón, como dijimos al principio, el burgués es un descarado ladrón y la propiedad privada un robo, y esta mala acción es la base de su riqueza y poder, ya que es la piedra filosofal de los alquimistas, que transforma el plomo (fuerza de trabajo) en oro (la fortuna depositada en los bancos), que le hace rico.

       Por lo tanto, podemos concluir que el dominio económico de los capitalistas tiene su origen en el hecho de ser ellos propietarios de los medios de producción y de comprar fuerza de trabajo; y que al emplearla en el proceso de producción se crea un nuevo valor, el cual por una acción de latrocinio les permite enriquecerse. El hecho de estar los trabajadores privados de los medios de producción por una parte, y por la otra, de tener que vender su fuerza de trabajo al burgués, les hace someterse al yugo de la explotación capitalista.

       Las obreras y obreros tienen que darse cuenta de que realizan una jornada la cual no es remunerada, sino indebidamente sustraída por el cruel e insaciable explotador, y éste darse cuenta de esta situación de injusticia económica y social es la consciencia de clase.

       Los burgueses les hacen trabajar un tiempo determinado a los proletarios que no es pagado ni en salarios, ni en beneficios de ningún tipo a la clase obrera, sino que este capital nuevo engrosa las fortunas de los capitalistas, y este atraco descarado descansa y es amparado por las leyes del Estado burgués, cuyo rol en la sociedad burguesa es el de servirle a la burguesía de instrumento de opresión y sometimiento de la clases explotadas y expoliadas. Por esa razón la clase obrera para obtener su liberación de la explotación capitalista, debe asaltar el poder y a la par que construye una sociedad donde la riqueza vaya realmente a manos de quienes la trabajan, debe destruir al Estado burgués y sustituirlo por el socialista. La maquinaria estatal tiene que estar necesariamente al servicio de los trabajadores.

       He aquí pues la Plusvalía, uno de los grandes aportes científicos hechos por Carlos Marx al conocimiento económico o economía política: el origen de las riquezas de los empresarios y el cómo y el por qué los burgueses se hacen ricos. 

¡Patria Socialista o Muerte, Venceremos! ¡Viva el Comandante Hugo Chávez Frías!

jesusfreites11@hotmail.com


Camarada Jesús Muñoz Freites

Director de Desarrollo Social de la Alcaldía Bolivariana y Socialista del Municipio Los Taques, Falcón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3388 veces.



Jesús Muñóz Freites

Filósofo. Docente. Cronista Oficial del Municipio Los Taques en el estado Falcón

 jesusfreites11@hotmail.com      @camaradatroski

Visite el perfil de Jesús Muñoz Freites para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Muñoz Freites

Jesús Muñoz Freites

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a101021.htmlCd0NV CAC = Y co = US