(VIDEO) Huelga automotriz en EEUU se extiende a 38 plantas de GM y Stellantis

Credito: LID

23-09-23.-A una semana del inicio de la histórica huelga automotriz en Estados Unidos el presidente del sindicato, Shawn Fain, anunció en un mensaje este viernes que las paralizaciones se extienden a 38 plantas de distribución de GM y Stellantis, mientras que negocian con Ford.

El presidente del sindicato de trabajadores automotrices de Estados Unidos (UAW), Shawn Fain, habló este viernes en un Facebook Live seguido por más de 40.000 personas, y anunció que la huelga que comenzó la semana pasada se extenderá a partir de hoy.

Fain dijo que el sindicato había avanzado en algunas negociaciones con Ford, mientras que GM y Stellantis "todavía necesitan un gran empujón" y acusó a estas dos empresas de rechazar todas las propuestas presentadas por el sindicato. De esta manera el sindicato United Auto Workers (UAW) ampliará la huelga desde el mediodía de este viernes a 38 plantas de distribución de repuestos de GM y Stellantis en todo el país.

Fain también "invitó" al presidente Joe Biden a "sumarse" a los piquetes en favor de los trabajadores.
La dirección del sindicato ha optado por no ir a una huelga generalizada en todas las plantas sino comenzar con huelgas parciales, que hasta ahora solo incluyen a 13.000 trabajadores de los 146.000 afiliados que el sindicato tiene en las "Tres Grandes" de Detroit, como se conoce a Ford, GM y Stellantis, e ir incrementando las huelgas según como avancen o no las negociaciones.
Fain también está aprovechando la carrera electoral hacia las presidenciales del año que viene para hacer exigencias, en particular al presidente Biden, que se encuentra en una posición complicada al tener que apoyar al sindicato (para mantener ese perfil electoral) pero tratando de evitar que el conflicto no se le vaya de las manos. Es decir que el coqueteo con Biden es un arma de doble filo.

Como señala Enid Brain en un reciente artículo del sitio Left Voice "La lucha de una agitada clase obrera estadounidense está limitando la capacidad de maniobra de Biden y del Partido Demócrata. El amplio apoyo público a la huelga de la UAW -y a las huelgas en curso en Hollywood-, combinado con la necesidad de Biden de apuntalar el apoyo entre la clase obrera industrial del medio oeste antes de las elecciones de 2024, significa que ha tenido que adoptar una postura mucho más favorable a los trabajadores que la que tuvo con acciones obreras anteriores, como la huelga ferroviaria que ayudó a romper el año pasado. Ahora, Biden no solo tuvo que comentar la huelga, sino también ponerse del lado de los trabajadores. Pero, por otro lado, su discurso también dejó claro que su principal objetivo es poner fin rápidamente a la huelga para evitar que se haga más grande, más audaz, más poderosa y más perturbadora para la economía. Se ve empujado por las exigencias de una economía frágil, una economía que se ha convertido en elemento central de su campaña de reelección. Con una incierta recuperación económica a partir de 2020 en juego, Biden también necesita que esta huelga sea lo más breve y menos perturbadora posible".

Todas las encuestas muestran que la huelga de las y los trabajadores automotrices gozan de una enorme popularidad social ante las posiciones inflexibles de las empresas. Hasta ahora solo Ford empezó a negociar algunas de las demandas.
Ninguna de las empresas está dispuesta a avanzar en una de las exigencias más ambiciosas que es la de la reducción de la jornada laboral de 40 a 32 horas sin reducción salarial. Algunos analistas y medios de comunicación ya empezaron a decir que esta medida es exagerada y que solo está dentro de las demandas para obligar a las empresas a negociar el resto de los puntos. Es una forma de limar el poder de negociación del sindicato, más aún cuando la UAW no salió a desmentir abiertamente estos rumores.

Por otra parte, el sindicato tampoco enfrentó abiertamente las suspensiones de trabajadores que empezaron a anunciar las empresas automotrices. Hasta ahora las decisiones las toma la dirección del sindicato con poca o nula participación real de las bases. Más allá del prestigio que se ganó Fain entre las y los trabajadores por su ubicación más combativa que otros dirigentes sindicales, es necesario que las bases intervengan activamente en la huelga para poder ganar.

Como señala Tristan Taylor, activista y militante de Left Voice en Detroit "La exigencia de que los trabajadores de las Tres Grandes hicieran huelga juntos vino desde abajo. Ese proceso debe continuar; los miembros de base de la UAW deben decidir colectivamente su propio destino, incluidas sus demandas y cómo luchar. Esto significa que los trabajadores, organizados desde abajo, deben decidir qué plantas se unen a la huelga, cuándo se unen a la huelga y cómo ampliarla. La dirección del sindicato no debe ocultar a los trabajadores la estrategia de su propia huelga. (...) Los trabajadores están entusiasmados por luchar con sus hermanos del sindicato, y se han mostrado ansiosos por participar en esta lucha. Organizados desde abajo, deben decidir qué plantas se cierran y se activan en la huelga. ¿Cómo debería ser? Comités de huelga locales en cada planta, en los que las bases -especialmente los de la planta- elijan delegados para los comités regionales coordinarán la huelga. Los comités locales y regionales deben coordinar el fuerte apoyo que la comunidad ha estado dando a esta huelga, y llegar a otros sindicatos en busca de apoyo.

Este sería un paso importante hacia la creación de un comité de huelga nacional que coordinará todos los esfuerzos para conseguir estas importantes reivindicaciones".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5250 veces.


La fuente original de este documento es:
LID (https://www.laizquierdadiario.com.ve/La-huelga-automotriz-se-extiende-a-38-plantas-de-GM-y-Stellantis)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter