De una nómina de casi 4.000 trabajadore(a)s quedan 748

Trabajadore(a)s de Venevisión denuncian violaciones de sus derechos laborales

5 de febrero de 2018.-

A nuestra redacción llegó una comunicación de carácter pública elaborada por trabajadores y trabajadoras de la Corporación Venezolana de Televisión, VENEVISION C.A., una de la empresas del Grupo Cisneros, donde relatan la situación laboral que hoy viven en medio de la difícil situación económica existente en el país y donde denuncian la precarización laboral a la que sistemáticamente los han llevado, producto de acuerdos entre los patronos de Venevisión C.A. y los directivos del sindicato nacional SINTRAPROAV, quienes se encuentran en Mora Electoral con 5 años de vencido su periodo y con una Convención Colectiva vencida desde hace 3 años, la cual viene siendo flexibilizada a favor del patrón y con la anuencia de una directiva sindical ilegítima denunciada por los propios trabajadores.

Estamos ante otro hecho de inseguridad, incertidumbre y la falta de garantía de condiciones socioeconómicas mínimas y suficientes para una supervivencia digna que afecta a los trabajadores y repercute en su entorno familiar y social. A continuación la comunicación referida:

Caracas, 01/02/2018

A QUIEN PUEDA INTERESAR:

De: Trabajadores y Trabajadoras de Venevisión.

Asunto: Violación Derechos Laborales

______________________________________________________________________

Nosotros, los trabajadores de Venevisión, nos dirigimos a usted, con el fin de DENUNCIAR la Violación de los Derechos Laborales de todos los trabajadores de la Corporación Venezolana de Televisión, VENEVISION C.A. con la anuencia de los Directivos del Sindicato Nacional de los Trabajadores Profesionales de los Medios Audiovisuales, (SINTRAPROAV). Sindicato que agrupa solo a los profesionales en la rama, quedando por fuera un porcentaje importante de Trabajadores y Trabajadoras, Administrativos y de Seguridad.

En este sentido, informamos que este sindicato se encuentra en mora electoral con ya casi 5 años vencidos, al igual que la Convención Colectiva, cabe destacar que este Sindicato es totalmente Patronal y cuenta con el apoyo del equipo Legal de la Organización Cisneros y la Dirección de Recursos Humanos, dirigida por Pasquale Trezza.

De manera flagrante, sostenida y recurrente desde antes e incluso en el mismo momento que se promulgó la nueva Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, en 2012 y hasta la fecha actual los trabajadores de la Corporación Venezolana de Televisión Venevisión, han venido siendo objeto de desmejoras, maltratos, perdidas de beneficios e inclusive en lo que va de año a través de la coacción, acoso, hostigamiento, han retirado a más de 2.000 trabajadores y trabajadoras, han sido presionados y arreglados bajo la famosa figura de la "Cajita Feliz". Sumado a lo anterior, pretenden para este mes de febrero retirar a unos 300 trabajadores más y dejar a VENEVISION solo con el personal mínimo operativo afectando la actividad productiva y a miles de familias. La intención de esta ofensiva antilaboral es trasladar las operaciones actuales a la empresa filial VenevisiónPlus, en la sede contigua en el edificio Antaraju, filial que solo funcionaba como Control Maestro para la distribución de señal en los sistemas de cable y tv por suscripción. Es importante destacar que esta filial en su inicio solo contaba con 4 trabajadores y actualmente funciona con casi 200 trabajadores propios, estableciendo en sus instalaciones la Gerencia de Reclutamiento y Selección de VENEVISION y actuando como matriz y respaldo de Venevisión donde se desarrollan actividades propias que correspondían al personal de VENEVISION.

En este orden de ideas, precisamos que VENEVISION tiene vencida la Concesión desde agosto de 2016 y entendemos que obtuvo una prorroga hasta marzo-abril de 2017 y hasta la fecha no le ha sido renovada la misma.

Actualmente Venevisión cuenta con la cantidad de 748 trabajadores y trabajadoras, producto de una política deliberada de reducción de personal a través de la persecución, asedió, hostigamiento y disminución sistemática de ingresos salariales en una empresa que llegó a contar con casi 4.000 trabajadores y trabajadoras.

Una vez promulgada la LOTTT por el presidente de la republica Hugo Chávez, de inmediato intentaron satanizar la misma indicándole a los trabajadores que esa ley no beneficiaba, sino que por el contrario recortaría los ingresos y la producción de la empresa.

En el año 2013 se interpuso una denuncia ante la Inspectoría del Trabajo motivado a la falta de conocimiento e imposición de horarios, producto de la obligatoriedad que de la LOTTT emana, es decir, según esta misma Ley, debía tomarse en cuenta, en primer lugar, a la totalidad de la base trabajadora para que participara y formara parte de las decisiones que legalmente eran necesario establecer, así también, dice el texto, que se debían tomar en cuenta las convenciones colectivas en lo referente a los usos y costumbres, contribuir con el descanso efectivo de los trabajadores y trabajadoras, así como también y de acuerdo al espíritu de la ley, crear nuevas plazas de trabajo con el solo fin de disminuir el desempleo, así mismo llevar el horario laboral hasta el mínimo de 6 (seis) horas diarias y garantizar la inamovilidad laboral. Sin embargo, esto no fue así y en Venevisión prevaleció la imposición y aplicación de los horarios según el plan patronal y conveniencia de la empresa.

Debido a las violaciones anteriores, fue acordado en las instalaciones defensoras de los derechos laborales (Inspectoría del Trabajo), un acuerdo de revisión donde los representantes de la empresa se comprometían a establecer mesas de trabajo en cada departamento para ajustar, restituir o modificar los horarios que fuesen necesarios. Hasta la fecha no ha existido la voluntad de los representantes de la empresa de respetar derechos establecidos por ley y se mantienen en franca violación haciendo cambios en los horarios de trabajo de algunos departamentos, alegando que por la falta de personal se han extendido los horarios y que los mismos han sido aprobados por la "instancia correspondiente", es decir, la Inspectoría Norte del Trabajo que no está al tanto de estas decisiones ilegales de la empresa.

Además de lo anterior y ante la situación laboral que vivimos, jamás hemos visto una defensa clasista por parte de los directivos sindicales. Ante tamaña irresponsabilidad sindical hemos intentado llamar a Elecciones para sacar a estos corruptos que tenemos como dirigentes laborales, quienes dejaron de cumplir con las obligaciones correspondientes a la ley en cuanto a las asambleas de aprobación o no de los presupuestos y , haciendo incluso reuniones donde se recogían asistencias para justificar y presentar las cuentas de manera amañada y de forma extemporánea, formaron también una Comisión Electoral viciada y fue entonces cuando se introdujo un documento ante el CNE para que revisara la forma como se realizó la designación de la referida comisión indicando el órgano rector en materia electoral que se realizara una nueva asamblea y conformar una nueva comisión electoral que tuviera la transparencia necesaria para alcanzar unas elecciones limpias, ya que los vencidos directivos pretendían multiplicar los afiliados, fuera de Venevisión para poder quedar electos no ellos, sino personas que ellos utilizarían para continuar vendiendo los derechos de los trabajadores de Venevisión: ya que por ley no pueden postularse porque tienen 5 años de vencimiento de su periodo como junta directiva del sindicato.

En este mismo orden de ideas, los directivos del sindicato intervinieron en la negociación que la empresa realizó para reducir personal a través de las famosas "cajitas feliz", han dejado que la empresa incumpla con la convención colectiva y la manejan a su antojo.

Por ejemplo y sin ningún tipo de consulta, el beneficio de útiles escolares ha sido afectado seriamente a un número importante de trabajadores, los juguetes de los niños para navidad desde siempre la empresa a través de la convención colectiva entregaba juguetes a cada hijo de los trabajadores y trabajadoras los primeros 5 días del mes de diciembre y esto fue cambiado con el aval del sindicato por un pago en cesta tickets. Lo mismo ocurre con la dotación de uniformes, desde 2012, Venevisión ha venido arrastrando fallas en la entrega oportuna y completa de las dotaciones de uniformes. Igualmente sucede con los Equipos de Protección y Seguridad Personal que se dotan dependiendo de las condiciones a las que estén expuestos los trabajadores y trabajadoras, Botas de Seguridad, Bragas, Guantes, Cascos, Lentes, etc. Para colmo y con el aval de los directivos sindicales, la empresa, a contravía de la Convención Colectiva, hacen firmar un documento al trabajador donde acepta que Venevisión nada debe por concepto de juguetes y dotación de uniformes.

Es importante destacar que la empresa no hace ajuste salarial acorde a la situación del país, sino que se apoya en lo que establece una convención colectiva vencida desde hace tres (3) años, que está desactualizada con relación a la situación económica inaguantable que vive el pueblo trabajador y que la gerencia de Venevisión la usa para perjudicar a los trabajadores, hasta el punto que hoy todos los trabajadores y trabajadoras estamos igualados al salario mínimo nacional decretado por el presidente al 31 de diciembre de 2017. Las desmejoras contractuales llegan al despojo en aquellas cláusulas que representan costos para la empresa y junto a los directivos del sindicato son cambiadas por bonos o cesta tickets que pulverizan el salario inmediato, mediato y futuro de los trabajadores, perjudicando las incidencias en las horas extras, vacaciones, utilidades y las prestaciones sociales una vez finalizada la relación laboral, de esta última "incidencia salarial" el diseño perverso de la llamada "Cajita Feliz": una trampa inmisericorde para tirar a los trabajadores a la calle a morirse de hambre con sus familias en medio de la actual y gigantesca inflación que vivimos.

Todas estas decisiones que ha tomado Venevisión han sido secundadas por la directiva del sindicato nacional SINTRAPROAV y en ningún momento contó con la participación y aprobación de los trabajadores y trabajadoras de Venevisión.

Es importante señalar, que hemos realizado las denuncias correspondientes, tanto en Inspectoría del Trabajo como en Inpsasel, hemos denunciado y conversado con importantes funcionarios del gobierno, entre ellos los últimos tres ministros del trabajo, viceministros y hasta la fecha no hemos contado con el apoyo y acción gubernamental en defensa de los derechos laborales.

Luego de lo aquí expresado, creemos que debe existir una verificación justa de la convención colectiva de los trabajadores y trabajadoras de Venevisión, para de esta manera aplicar lo correspondiente a cada trabajador o grupo de trabajadores, bajo X situación, y siempre aplicando el principió in dubio pro operario.

Sin más a que referirnos, los trabajadores y trabajadoras de VENEVISION.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12845 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/n320653.htmlCd0NV CAC = Y co = US