¡Qué cinismo! ¡Premio Nóbel de la paz, sembrando Guerras!

En un artículo anterior expresé mis apreciaciones sobre lo que considero el más terrible error que el Comité del Premio Nóbel haya cometido jamás, al otorgar el Premio Nóbel de la Paz al novísimo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Barack Obama. Yo no aprecio aptitudes ni actitudes en este Sr. Presidente como para ser catapultado a un in merecedor sitial con un premio de tal envergadura y de tal compromiso. Sin embargo, confieso con vergüenza, que guardé dentro de mi corazón revolucionario la ingenua esperanza de que Obama si haría algo para justificar el fallo del Comité.

Rápidamente pensé en un retiro progresivo de las tropas americanas que están asesinando a tantos inocentes (niños, ancianos, jóvenes, mujeres) en Irak; pensé en la alegría de los rostros de los niños Iraquíes al saber que un "flaco, estudiado" americano les había devuelto el país que otro "endiablado catire" americano les había robado; imaginé el regreso de las sonrisas de las bellas mujeres iraquíes al saber que un "negrito americano" les había devuelto a sus hogares el hombre amado, el padre perdido en los avatares de la guerra, al hijo tempranamente reclutado para matar; imaginé los gritos de alegría de las familias americanas al saber que ese "negro presidente" les había devuelto al país a ese hijo, a ese esposo, quienes tendrán que meterse una "cura de sueño" para intentar borrar de sus vidas ese trágico instante "gastado miserablemente" por calles de Faluya, de Mosul, viendo fluir al legendario Río Tigris, o patrullando la Zona Verde de Bagdad; pensé en repetidas explosiones de cohetones, de petardos, de triquitraques, por allí en las calles de Bagdad, de Basora, de Diyala....., o en las calles del asegurado Green Zone.... celebrando la decisión del negrito. Pero....... el Sr. Presidente ha ratificado la presencia de soldados americanos y ha avalado, con esa decisión, la presencia de "civiles" paramilitares, de compañías privadas de seguridad, quienes actúan a sus anchas por esas calles Iraquíes de Dios, y matan, y violan, y torturan , y asedian, y abusan, y acechan, y .... sumen en la desesperación a este noble pueblo milenario. Él ha creído en las mentiras del comandante Mac Chrystal y del oscuro David Petraus y ha sucumbido al sabor de la miel de una victoria en Irak que solo existe en la mente de los señores militares, antes de cumplir con el acuerdo firmado en tiempos de Bush, con el Gobierno Iraquí, que estipula un retiro definitivo de las tropas americanas y la entrega total del gobierno a los Iraquíes. Esta entrega total del gobierno a los Iraquíes cambiaría en forma definitiva la pretensión del gobierno americano de "asegurase el control" sobre las enormes reservas de petróleo y de energía que existen en la nación Árabe y esto no le conviene al negrito americano porque pasaría a convertirse en el único presidente que NO ASEGURÓ (a costa de lo que sea) el futuro ENERGÉTICO de la nación mas poderosa del planeta. Por esto, el Sr. Barack Obama no merece el Premio Nóbel de La Paz.

Pensé que el Sr. Obama alegraría al mundo con un retiro total de las fuerzas asesinas americanas de la nación Afghana, que día a día destruyen campos, cuevas, hogares, edificios, calles, avenidas, monumentos, en busca de los Talibanes quienes, según ellos, son la peor plaga del planeta y en un afán enloquecido de borrar de la faz de la tierra a una organización llamada Al-Qaeda; pensé que declararía al mundo entero que, al parecer, Osama Bin Laden es un extraterrestre que bloquea todas las tecnologías de búsqueda y que es inmune a los rayos infrarrojos, y a los láser, y que por lo tanto el gobierno decidiría "parar" de un golpe la búsqueda de este señor ya que en el empeño de "ponerle el guante" a Osama se ha cometido toda serie de atropellos e injusticias en contra del pueblo Afghano. Pensé que declararía que luego de haber revisado, explotado, destruido todas, absolutamente todas las cuevas existentes en suelo Talibán, se ha LLEGADO A LA CONCLUSION que Osama Bin Laden no existe y que todo fue una confabulación de Bush y Powell y Rice y Rumsfeld para DOMINAR a través de la guerra y el terror a los pueblos Árabes y así ASEGURAR el control de las enormes reservas de petróleo que el pueblo americano no tiene y necesita. Pero......el negrito se hace "merecedor del premio" de la Paz por ordenar el envío de 40.000 soldados más a la nación Afghana y así permitir que se siga matando a niños Afghanos, a mujeres Afghanas, a ancianos Afghanos, a inocentes Afghanos.

Soñé que este negrito americano nos alegraría la vida a los millones de Latinoamericanos, y especialmente a nosotros los venezolanos, con el retiro de las siete bases militares americanas en tierras Colombianas, que pretenden "vigilarnos" días y noches, que quieren sembrar la discordia entre nosotros los hijos de Bolívar, y que quieren "dominarnos" para adueñarse de nuestro petróleo y nuestro gas, y de nuestro pulmón Amazónico; soñé que él, premio Nóbel de la Paz, lo haría, y así justificaría el regalo. Pero.......él guarda silencio sospechoso y le sonríe a Uribe, y en lugar de llevar PAZ, pone el escenario para la GUERRA.

La amenaza de este Señor Presidente sobre el pueblo Pakistaní se mantiene. Este señor, a quien el Comité Noruego del Nóbel le acaba de regalar el Premio Nóbel de la Paz, mantiene y aviva DOS GUERRAS OFICIALES, la de Irak y la de Afghanistan, pero amenaza con varias guerras de esa que ellos llaman preventivas en Pakistán, pueblo al que ya han atacado en las fronteras con Afghanistan. Mantiene una amenaza de intervención, por su plan de desarrollo nuclear con fines pacíficos, en contra de Irán. Le tiene el ojo puesto a Korea del Norte..... y él es el Premio Nóbel de la Paz!!! ¡Por favor!

No veo que él va a rectificar y va a hacer lo necesario para merecer ese galardón. Lo que viene es guerra apoyada por el novísimo PREMIO NOBEL DE LA PAZ. ¡Qué paradoja! ¡Qué contradicción! ¡Qué vergüenza! ¡El hombre de la paz, sembrando la guerra!

*Prof. IUTE, Ejido. Mérida.


tematicones@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1847 veces.



Oswaldo Abarca*

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor