Las gorilocracias sin uniforme

Latinoamérica debe despertar del sueño mordaz de que todo está en paz. El golpe de estado en Honduras dice a gritos todo lo contrario, por lo cual los grandes analistas deberían de estar escribiendo objetivamente sobre los peligros de las jóvenes democracias latinoamericanas.
El problema mayor no lo presentan los gorilas uniformados, sino la gorilocracia de cuello blanco quienes a lo largo del tiempo han vivido de explotar al estado y han tenido en los diferentes gobiernos y las fuerzas armadas a sus principales aleados y defensores.

Para el imperialismo y la empresa privada como sirvienta del mismo, cualquier asomo de democracia tiene que ser combatido con el fusil y la masacre y todo aquel que hable de libertades tiene que ser sacrificado, de ahí que los miles y miles de pensadores que a lo largo de la tierra son asesinados a diario, son sacrificados por lo mismo, por tratar de alumbrar el camino de los pueblos hacia un mundo mejor para la generalidad.
Los medios de comunicación al servicio del sistema opresor han jugado, juegan y seguirán jugando el papel nefasto de presentar al pueblo una falacia de la realidad objetiva, aplaudiendo y promoviendo el engaño, la explotación y con ello el crimen organizado desde las estructuras gubernamentales.

No es necesario hacer un examen profundo de documentos secretos y después hechos públicos de la CIA, por ejemplo; es aun mas objetivo analizar situaciones particulares como los golpes de estado regionales, sus causas y objetivos y de ahí sacar nuestras propias conclusiones.

El problema es netamente económico. Los inmensos depósitos naturales de Latinoamérica son la preocupación cotidiana de la grandes empresas imperialistas y sus subsidiarias en los diferentes países y a niveles locales, los empresarios que se hicieron billonarios a costillas del estado ven en cualquier cambio no solo la pérdida de sus inmensas riquezas, sino el poder para decidir a su manera sobre el destino de los pueblos. Hay veces que hasta dan risa sus posiciones por ignorantes y faltas de objetividad: que quieren? un gobierno como cuba, donde nadie puede tener un carro y donde todo mundo hace cola para comprar. Fidel es de los hombres más ricos del mundo, es dueño de España y cosas así por el estilo. Chávez es un loco y un malcriado, por eso no me gusta, como si Chávez estuviera ahí para gustarle a los empresarios explotadores de la región.

En cualquier país si se hiciera un reparto justo del PIB o GDP (siglas inglesas) no tuviéramos los problemas que tenemos. El trabajo del pueblo es más que suficiente para dar al pueblo una buena educación, vivienda, salud y seguridad social que es lo básico que como entes humanos necesitamos, lo que pasa es que siempre e históricamente los que no trabajan se roban el sudor del pueblo y por otro lado, los gobiernos de turno pecan de ignorancia empresarial al invertir el dinero del pueblo en proyectos nada productivas para la nación y la colectividad ciudadana.

Latinoamérica está en peligro. No es que quiera ser fatalista, pero los hechos sociales son indicativos de lo mismo. La muerte de Rosenberg en Guatemala inicia la cadena, la sigue las amarras de los poderes de estado en El Salvador, lo continua el golpe de estado en Honduras y la militarización de Colombia hasta el momento actual.

La reactivación de la Cuarta Flota no es para tirar cañonazos de salva y saludo a los esbozos de la democracia latinoamericana, es directamente para tratar de ahogar cualquier intento de autodeterminación de nuestros pueblos y la reaparicio de los escuadrones de la muerte es para decirnos: Aqui estamos de nuevo.

Los dirigentes tienen que tener mucho cuidado en no permitirle al enemigo llevarnos a un sangramiento entre nuestros pueblos del cual ellos saldrían gananciosos económicamente y nosotros pondríamos la mayor parte de muertos, hay que evitar de toda manera que nuestros pueblos se enfrenten ya que no son los pueblos, sino los gobiernos de un par de países los guerreristas, hay que lidiar con esos gobiernos y no llevar a nuestros pueblos al patíbulo.
Por ello se hace necesaria una campaña de alfabetización ideológica a nivel latinoamericano y recomendar que nuestra escuela enseñe el pensamiento crítico, el valor de la razón en todos los momentos de nuestra vida.

El golpe de estado en Honduras nos ha dado una lección que aprender, la resistencia del pueblo hondureño un ejemplo de acompañar.


paulfortis@rogers.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1441 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas