Estamos rodeados, pero “mosca”

31 de julio 2009. -La buena noticia de que el pozo petrolero encontrado en la faja del Orinoco tiene más reservas que todos los Estados Unidos aumenta el riesgo de ataque, porque ahora todo el mundo lo sabe. Tenemos la oportunidad de poner toda esa riqueza al servicio del progreso de la humanidad, pero desde el fondo del infierno del Norte, nos acechan.

Es como si tuviéramos una fuerte suma de dinero en el bolsillo y todos los asaltantes del vecindario estuvieran enterados, mucho más cuando sabemos que están armados, son peligrosos, no tienen escrúpulos y mucha gente les tiene miedo.

En el caso de Venezuela, los EEUU, con un liderazgo reforzado por el afroamericano inteligente con cara de “yo no fui”, con una cabeza de playa tomada en Honduras, con la OEA refrescada, con unas bases militares en proceso de instalación en la ya ocupada Colombia, con unos fastidiosos escuálidos que vendieron al diablo hasta el alma de su madre, salir conque tenemos más petróleo del que creíamos abrirá más las branquias del imperialismo, que ya se ha asegurado chupar todo el petróleo de Irak y tiene en la mano el opio que ellos cultivan en Afganistán para asegurarse la materia prima, para las transnacionales farmacéuticas y para drogas ilícitas, algo que gusta mucho a los gringuitos.

Estoy seguro de que el Presidente Chávez tiene una estrategia de defensa muy buena, que no lo dirá porque no es necesario y no hay que alertar al enemigo, y que el pueblo venezolano, como se dijera en Aló Presidente, “es experto en derrotar imperialismos”.

Los yanquis también aprenden, y así como están desarrollando en Honduras, como “mediadores”, la política del policía “bueno” y el policía malo, a pesar de su estupidez estructural están buscando cómo derrotar a Venezuela, que les tumbó el ALCA y está aliándose con toda la gente del Sur para que la humanidad pueda vivir mejor, un pecado grandísimo para los que lucran de la miseria, el dolor y el crimen en el mundo.

Al igual que en el juego de ajedrez, los estrategas del imperio han de estar tratando de adivinar cuál es la próxima jugada de los pueblos para tumbársela, para comerse todas las piezas y quedar solos frente al Rey. Después de vencerlo (han de estar pensando) todo el petróleo de Venezuela, y otras riquezas, que no son pocas, estarían en sus manos.

Con un ladrón tan poderoso y tan desalmado, que obliga a otros a cumplir leyes que él mismo viola, debemos hacer como las personas que van a cruzar de noche por un callejón oscuro:

Todos juntos, con una estrategia conjunta preparada y listos para lo que salga.

Y nada de caer, como el pobre Zelaya, que a pesar de su noble corazón, todavía cree en las trampas del imperialismo, que lo quiere solo y al pueblo diezmado, para mantener la posición estratégica que reconquistó con sus gorilas amaestrados.


elcaciquehoy@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1480 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas