Se derrumba estrepitosamente el imperio en medio de su peor crisis financiera

"El poder tiende a corromper y el poder absoluto
corrompe absolutamente".
(Lord Acton, 18887.)

El mundo entero vio a través de las grandes cadenas informativas internacionales, al presidente Bush, con una cara no tan prepotente como nos ha tenido acostumbrados. Anunciaba el desplome del Sistema financiero norteamericano, por lo tanto de toda la economía Neoliberal de las grandes potencias.

Anunciaba la gran caída del imperio que el quiso imponer por la fuerza y el terrorismo mediático, desde la triste teoría del Destino Manifiesto, que presentaba a la nación norteamericana como omnipotente, omnisciente y omnipresente en el mundo.
Un Bush mirando un telepronter, anunciándole al mundo, el gran desastre y aparatosa caída del tan cacareado, exitoso e infalible sistema económico neoliberal. La economía norteamericana estaba fracasando en ese mismo momento que salía el incapaz Mr. Bush por CNN, en cadena Mundial.

Fue interesante ver al presidente Bush, reconocer que tendría que aplicar las mismas medidas, que él en todo su mandato ha satanizado hasta la saciedad por ser medidas practicadas por todos aquellos odiados regimenes comunistas y socialistas del pasado y del presente.

La estatización, la nacionalización, la intervención de los bancos y de las industrias, son las recetas que el otrora todopoderoso y anticomunista Bush, tiene que aplicar, en su mundo de fantasía unipolar y de libre comercio para poder salvar algo de la arruinada economía norteamericana.

Ahora la prioridad para el gobierno de George Bush, es salvar a sus socios, a las grandes trasnacionales, en prejuicio del mismo pueblo norteamericano. Los grandes ejecutivos que quebraron a la banca y a la economía norteamericana, saldrán premiados a su retiro dorado, con sus paquetes súper millonarios. Después de haber cumplido uno de las acciones más emblemáticas y crueles del Capitalismo Salvaje, atentar contra los mas débiles económica y socialmente hablando.

Ahora, hay que esperar que esta gran debacle económica norteamericana, haga metástasis. A partir de hoy comenzará la gran reacción en cadena del dominó de la Economía mundial. El capitalismo salvaje ha comenzado a comerse así mismo, va a causar la más grande implosión que el mundo de la salvaje economía capitalista mundial haya visto en estos dos últimos siglos.

Ya llegó el tiempo de sacar a relucir el gran fraude de las grandes economías desarrolladas, que están basadas en documentos y billetes, que no valen el valor del papel en el cual están impresos. La gran economía capitalista norteamerica está basada en la mentira del imperio, que se cree dueño por derecho divino de las riquezas de los pueblos que habían logrado dominar.

Como dijo el Presidente Lula de Brasil, el mundo mal llamado desarrollado, pierde con esta crisis de la economía y las finanzas norteamericanas, toda moral y toda ética, ante los pueblos del mundo. Ya no pueden bajo ninguna circunstancia imponernos formulas o recetas económicas desde el Fondo Monetario Internacional o desde el Banco Mundial, fracasaron.

Los movimientos políticos emergentes, que se fueron levantando bajo la bandera de un Nuevo Socialismo del Siglo XXI, el Socialismo endógeno, que se afianzó en las grandes masas de explotados, marginados, indígenas, afrodescendientes, los sin derechos de siempre en nuestro continente. Estos Movimientos políticos emergentes crearon las condiciones para propiciar aquella gran crisis imperialista, que el propio gobierno norteamericano jamás pensó que surgiría en aquellas sociedades latinoamericanas y caribeñas, que conformaban, según ellos, el traspatio de la nación estadounidense.
El Bush que hemos visto a través de CNN, con un rostro demacrado y reflejando cinismo en sus ojos de alcohólico, nos reveló que por su mente ha debido pasar todos aquellos errores, que en su prepotencia y delirio tremen, ha cometido a lo largo de esos dos periodos presidenciales fraudulentos, que llevaron a los Estados Unidos a una peligrosísima economía de guerra que les condujo a la bancarrota.

Habrá más sacrificios para la gente en toda norteamerica, se reducirán los fondos de jubilación, muchas más familias perderán sus casas y sus negocios. Es verdaderamente preocupante e injusto, que sea el norteamericano de a pie quien vaya a soportar el peso de la quiebra de los grandes bancos y centros financieros.

Los primeros setencientos mil millones, que Mr. Bush, está solicitando al congreso norteamericano, no son para ayudar a los sectores pobres y de clase media, que son los más afectados por esta quiebra económica y financiera del imperio. Estos miles millones serán destinados para salvar a los grandes centros financieros e industriales, que causaron la misma crisis que está señalando el inicio de la gran caída imperialista.

Ahora Bush, recurrirá a aquellas medidas socialistas y comunistas que tanto odia y que tanto ha combatido, para intentar salir de esta grave crisis creada por su incapacidad. Quizás, se vea en la imperiosa necesidad de recurrir al consejo de Fidel, o de Chávez, o de cualquier presidente o presidenta latinoamericano. Quizás recurra a los chinos para conseguir el financiamiento que lo pueda sacar de esta gran crisis.

Mientras tanto, los medios de desinformación privados en Venezuela, se hacen como Shakira, los sordos, ciegos y mudos, intentando inflar el caso Antonini y el Maletín llenos de dólares como estrategia mediática o cortina de humo. Ahora el maletín de Antonini se ha reproducido, para incriminar más efectivamente, a todos aquellos gobiernos latinoamericanos que han optado por la ruta del socialismo y de la integración.

Ellos tratan de ocultar el impacto de esta noticia al pueblo venezolano, en especial a los miles de opositores disociados, que todavía creen en el sueño norteamericano, esos y esas sueñan con la posibilidad de una invasión de la Cuarta Flota norteamericana, que los venga a salvar de este régimen comunista de Chávez.

Tendrán en esta oportunidad, que volver a resucitar en los grandes titulares a las súper computadoras de Raúl Reyes, a lo mejor así descubran el vínculo satánico y terrorista, de los gobiernos latinoamericanos progresistas con la gran quiebra de la economía y finanzas norteamericanas. O a lo mejor vuelvan a recurrir a las antiguas formulas de los Chicago´s Boys o las aventuras invasoras de nuestros países.

Ha llegado por fin, el tiempo del cumplimiento de aquella esperada profecía política de la gran caída del imperialismo, a través de la más grave crisis de la supuestamente exitosa economía imperial. La bestia apocalíptica está herida y no podemos bajar la guardia.

¡El Pueblo Nunca Olvida!

obedvizcaino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1825 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor