Carta a un Amigo Europeo

La pobreza y la demografía en el mundo han aumentado. La comida también pero no se distribuye, como respondió Lula a Chávez por el tema de los biocombustibles. El resultado es una desigualdad tremenda donde los del lado de abajo de la pirámide, sin esperanzas, no solo de bienes y servicios nuevos, sino de ningún tipo, provocan un sacudón en el sistema. Como las causas geopolíticas siguen siendo invisibles para las mayorías, el sacudón toma la forma de nacionalismos y nacionalismos religiosos, esto es, la forma que tienen las explicaciones en la cultura cotidiana. Al fin y al cabo la cotidianidad es la que tiene más la cara de realidad.

Los venezolanos "no molestamos a nadie". Somos "buenos emigrantes". ¿Verdad?. Porque los que se van son de la clase media. De manera similar los nigerianos han exportado más médicos a los EEUU, que médicos hay en Nigeria. La famosa medicina social inglesa está absolutamente compuesta por hindúes, paquistaníes y africanos, que aceptan gustosos el trabajo de médicos en Inglaterra para que los médicos ingleses puedan ascender, y en detrimento de la angustiosa falta de médicos en sus países.

De hecho, Cuba, que tiene más de los que necesita su sociedad, los exporta políticamente, no por la ley del mercado.

El mercado empuja y reparte el trabajo, así como los capitales se reparten por el mundo, todo bajo la forma del neoliberalismo.

Y sin embargo las nuevas leyes europeas contra los inmigrantes actúarán como si el problema fuera un asunto doméstico. No importan nacionalidades, sexo, edad, etnia, clase social adquirida o por adquirir, es un asunto “doméstico”. No importan las cadenas de hambre que desata la expansión de los capitales bajo la libertad del mercado, o bajo ineficiencias de estatismos tiránicos, es un asunto “doméstico”.

El resultado es evidente, envalentonados por sus electorados, los europarlamentarios hacen gala de no tener conciencia de una crisis societaria, histórica, y no solo nacional. Obama lo dijo así: si hay más empleos en México vendrán menos mexicanos a los EEUU. Fácil decirlo, difícil hacerlo, pero es la raíz del problema. Por eso de Venezuela solo emigran clases medias, porque el bienestar social es mayor. Igual por eso, HOY, en Cuba los médicos no se quedan en los países que visitan, aunque anden divorciados de sus familias en Cuba. Prefieren seguir viajando, curando, con la estabilidad, aunque incipiente, pequeña (en relación al poder adquisitivo del dólar, no a los beneficios que les da su sociedad), que les ofrece Cuba.

Esa es la solución, la única y es integral: se requiere de transformaciones profundas en los países periféricos impulsadas por el mundo entero, y, para ello y por lo tanto, desplazar los intereses transnacionales, a las oligarquías internas, el crecimiento desproporcionado de los países centrales, a los acuerdos tácitos y bien financiados que impiden que el crecimiento económico y social sea para muchos.

No es el socialismo, sino el capitalismo el lo agradecerá a la postre: es el único modo de hacer crecer los mercados y las necesidades. Lo que queda por ver es el tema ecológico, pero todo apunta a que también es un asunto de voluntad política.


Parece "matrixmente" inasible, pero esa es la verdadera dimensión del problema y por lo tanto de su resultado: distribuir el crecimiento, las riquezas y el bienestar social.

Es un plan a largo plazo, hijos desesperados y hambrientos... pero cuál es el otro?

El tema de los inmigrantes es un tema sobre la eterna contradicción entre capital y trabajo. El trabajo, que es el hombre, debe tomar las riendas de la economía global, y no el capital, como hoy sucede. Y tal como se ha dicho innumerables veces: de otro modo se generará una contradicción natural que hará estallar los cimientos de lo construido. Los verdes prados europeos no serán más que una burbuja de frágil plástico por el que una mirada nostálgica e inútil trata de recomponer infantilmente el mundo.

Vos sabeis que viví y trabaje en Canadá, Francia, España, Nicaragua e Inglaterra. Y por ello creo que el ejemplo, la referencia (jamás la lección) que debemos dar al mundo desde Venezuela es más que imperiosa: Ir haciendo del capital un objeto cada vez más alcanzable y controlable por las organizaciones sociales.

¿Cuál es el otro plan? El único que permite la miopía y las circunstancias electorales de los nacionales: levantar muros en Israel y México. O hacer como sucedió ayer en el Aeropuerto de Barajas: agarrar un avión entero de latinoamericanos que iba a Málaga (caraqueños de Chacao, me imagino que rienses de barrios medios, colombianos de la Bogotá alambrada, etc.) y regresarlos, luego de desaparecer sus maletas, hacerlos pasar un día entero mal alimentados y tratados "como perros", como ellos mismos declararon.

¿Cuál es el otro plan? recoger barcos y aviones, discretos o indiscretos llenos de trabajadores sin papeles y mandarlos a sus casas. Provocando un repudio tan grande y persistente que será su propia soga al cuello:

a) La imagen de la Europa egoísta, es la imagen de la Europa enemiga. Es la que asalta y expolia el mundo y luego se desentiende. Es el perfecto argumento de cultivo para la etnofobia creciente en Europa y la respuesta agresiva de los que usan la violencia, emboscados entre el subdesarrollo, los fanatismos culturales y las cargas de deuda externa, entre tantos factores.

b) Europa está acelerando contradicciones que se pudieron manejar de otro modo. Contradicciones de magnitud y complejidad tal que las actuales lucirán como bebés de pecho, así como las de los 60 lucen ingenuas a nuestra mirada de nuevo siglo.

c) Claro que también ayudará a despertar a los pueblos del mundo. A asumir por la vía de los pueblos, retos inaplazables de desarrollo y bienestar social. Pero también con precios agudos (quizás impagables) de confrontación con el centro del mundo, como con nosotros mismos, con nuestras tiranías económicas y culturales.

Como dice un amigo mío: "Suerte y Gaceta Hípica".


danielperolito@yahoo.com.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2471 veces.



Daniel Castro Aniyar


Visite el perfil de Daniel Castro Aniyar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: