Desde las armas de destrucción masivas de Sadam Hussein a las Computadoras de Raúl Reyes

Nos preguntamos cada día acerca del origen de las armas de destrucción masiva que los dos presidentes Bush, afirmaban tenía Sadam Husseín para destruir al mundo y desatar un Apocalipsis al mejor estilo de Nostradamus. En verdad la doble moral protestante y fundamentalista construye su propio mundo, para poder después inventar los holocaustos y las guerras para justificar todas sus intervenciones y atrocidades.

Ahora pretenden llevar a la América del sur sus ambiciones y deseos de sembrar en nuestro continente otra experiencia como la de Vietnam, para tener la oportunidad otra vez de apoderarse de nuestras riquezas.

Para eso tienen que inventar mentiras tan ridículas, como aquellas de unas súper computadoras que resisten la capacidad de fuego de un avión furtivo norteamericano F-117, como el que se utilizó en el bombardeo al campamento de las FARC en Ecuador y que tenía su base en un portaviones norteamericano estacionado en las costas sur del pacifico colombiano.

Ante todo lo que políticamente está sucediendo en América latina, los Estados Unidos y las otras economías noratlánticas, quieren impulsar una nueva era de expansionismos neocolonialistas que les de la oportunidad de repartirse el mundo, para esto cuentan con la complicidad de las oligarquías criollas que han visto amenazado su poder económico en todo nuestro continente por culpa de las fuerzas socialistas emergentes en nuestro continente.

Todo lo han ensayado contra Chávez, el golpe militar, el paro petrolero, el acaparamiento de los alimentos en nuestro país, la movilización estudiantil de las universidades privadas, la compra y venta de funcionarios públicos y dirigentes del chavismo, pero todo les ha fallado.

Ahora hablan de las súper computadoras del Comandante Raúl Reyes, y en complicidad de el departamento de estado Norteamericano, el gobierno colombiano, la INTERPOL y la Unión Europea, quieren armar el plan denominado "Avalancha en los Andes", para justificar al estilo de la acción militar genocida a Panamá, la invasión y desaparición de Hugo Chávez y de otros y otras mandatarios en América latina y del Caribe.

Para los próximos meses, tienen planificado reactivar en países como Venezuela y Ecuador, aquellos movimientos separatistas que trataran de desestabilizar a los gobiernos de Chávez y Correa. Estos movimientos separatistas se están organizando en Colombia por sectores de la Ultraderecha religiosa norteamericano, grupos golpistas venezolanos asilados en Bogotá y sectores de la ultra derecha ecuatoriana y venezolana.

Este es el momento para rescatar el control de las fronteras, puertos, aeropuertos, aduanas de nuestros países, porque el plan está orquestado con la removilización de las autodefensas o paramilitares colombianos, como mercenarios o contratistas de seguridad. Ya han estado entrando a Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Paraguay, Argentina y el Uruguay, para intentar formar grupos de resistencias armada a los gobiernos democráticos latinoamericanos.

Hay que establecer un verdadero sistema de inteligencia social y militar, que pueda informar a tiempo las movilizaciones y los entrenamientos de esos grupos terroristas de la ultraderecha latinoamericana. Todavía hay, en Venezuela, mucha complicidad de algunos altos y medios funcionarios de los cuerpos de seguridad del estado, para el traslado y ubicación estratégica de estos grupos terroristas en las principales ciudades del país y en la capital.

Están operando como sicarios en las principales ciudades del país y en el campo venezolano, matando a dirigentes sociales, y sembrado el caos con actos delictivos previamente planificados supuestamente, en oficinas de cuerpos de seguridad del estado y en empresas de seguridad privadas. Están presentes en los cuerpos policiales secuestrando gente o en complicidad con los secuestradores.

Viene, en los próximos días, un paro de la producción de carne que va a estallar, para crear el caos y la incertidumbre entre la población venezolana. Esto para impulsar desde el hambre el voto contrario a los candidatos de la Revolución en el venidero proceso electoral venezolano.

Ya están escondiendo la carne y encorralando las reses, algunos productores, si consiguen el financiamiento por parte del imperio, procederán a sacrificar el ganado de carne y leche, los pollos y a quemar cosechas enteras.

Alerta, éste no es el plan Allende, es mucho más cruel y peligroso, más desestabilizador. Este plan va atacar con contundencia al estomago y la salud de los venezolanos y venezolanas.

Este plan comenzará con una serie de asesinatos de gente del gobierno y de la oposición. Este plan viene con intenciones de infectar cosechas y sembrar virus en los animales de producción de leche y carne. Este es un plan diferente y debemos prepararnos adecuadamente para contrarrestarlo con contundencia.

Por todo esto, hay que establecer verdaderos controles en puertos, aeropuertos, fronteras, carreteras, porque nos estamos enfrentando a una guerra de otro tipo, biológica. Lo más triste es que muchos que dicen ser venezolanos y venezolanas, serán culpables de muchas cosas que pueden suceder en nuestro país en contra de nuestra gente, sobre todo a los más humildes.



¡El Pueblo Nunca Olvida!


obedvizcaino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2831 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor