Crítica ácida

Por un puñado de dólares, viejo y nuevo oeste

El embajador de Colombia en EE UU, Francisco Santos, ultraderechista de la nación desgarrada por la narcocorrupción, renunció verbalmente al cargo diplomático, actitud disimulócrata significando que está listo como boy scout para sustituir a Iván Duque en cualquier emergencia, y lo trasluce en la capital de la nación cuna de la comiquita del cerdito tartamudo porky pig. Ex vicepresidente de su país Santos anuncia disposición a "sacrificarse" y de paso nos recuerda que, gracias a él, Joe Biden introdujo en el Congreso estadounidense y fue aprobado por "amor a la patria" un presupuesto de ayuda a Colombia por453 millones 800 mil dólares. Se asoma sin querer queriendo otro "santo" de la oligarquía colombiana, posible substituto presidencial interino para salir del lío, si renuncian a Duque y a la torpeza narco administrativa de la Vice Presidenta Marta Ramírez.

La OEA vuelta tiritas nada sobre aguas inmundas provenientes de la derecha que se las da de tibia ya casi KO por su actividad estrecha, o la "izquierda moderada" esa de las y los Bachelet sin dignidad entregados a la exquisita burocracia protegida por Washington. Continúan sin convencerse ni entre ellos mismos las oligarquías vende patria de siempre. Colombia tiene su independencia conculcada porque la soldadesca gringa puede violar, robar y matar en territorio de la antigua Nueva Granada, sin que los juzguen leyes del país ocupado. Colombia la de persecución, tortura y abuso sexual siglo XXI acumula víctimas fatales. Colombia la Israel de estos lados del mundo, es el nuevo "viejo oeste" conquistada por la política traidora de sus oligarcas.

Los medios de información corporativizados con pensamiento demócrata representativo alcahuete, apoyando administraciones ladronas y entreguistas de la soberanía, se prestan a la imitación del viejo oeste estadounidense, con cartelito foto y el letrero "wanted dead or alive", fórmula con la cual militares colombianos y policías hicieron falsos positivos para ganar dinero extra. Carteles de la droga y traficantes de la esperanza del pueblo, unidos a ladrones venezolanos bajo un embajador para asuntos de Venezuela, que desde Bogotá es amo y capataz, Don James Story, y prosiguen hablando de condiciones a la Venezuela socialista y guerrera que el 24 de Junio 2021 celebrará orgullosa la gran gesta libertaria, el bicentenario de la Batalla de Carabobo.

Lo triste es que una considerable parte de la población votante siga sufragando por sus explotadores, modelo latinoamericano subdesarrollado como si no existiese la libertad de los esclavos. Lo presenciamos en el voto aterrorizado de peruanos por Keiko Fujimori, bandida que no ha debido llegar a candidata presidencial, pero luce suficiente labia para el acuerdo politiquero, el cabildeo ante el imperio gringo, y habilidad en el trato a los negociantes del salvajismo que acompañan su conducta capitalista irregular, peleando la presidencia y perdiendo por muy poco ante un líder campesino señalado de ser "un peligro de venezolanizar al Perú siglo XXI". El miedo es libre, la dignidad es bolivariana. Venezuela socialista marcha bajo la espada del gran libertador.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 444 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: