Trump: La opción militar bajo la mesa

El imperialismo norteamericano no ha invadido militarmente a Venezuela, entre otras razones, por las siguientes:

PRIMERA

El pueblo venezolano tiene hoy una conciencia revolucionaria antiimperialista a toda prueba, arma moral de capital importancia para imponerse a las adversidades y resistir estoicamente hasta alcanzar el triunfo. El imperialismo conoce de este valor sus efectos y sus fortaleza, cualidades demostrada en veinte años de lucha, resistiendo con dignidad, disciplina y constancia todas las pruebas a que ha sido sometido el pueblo venezolano en esta guerra de cuarta generación. Ningún país ha soportado tanta represion e innominia. Pero también nuestro enemigo se ha encontrado en el suelo patrio un contrincante con arrestos ideológicos, históricos, de organización y liderazgo con la disposición de luchar hasta vencer.

SEGUNDA

EL contexto económico, político,social y de lucha de clases de America Latina no es la misma de hace diez años. Durante ese período los pueblos de nuestra región vivieron una experiencia de liberación y de conquista de la dignidad nacional. Hoy el enemigo fundamental demostró su poder de maniobra y su capacidad para imponer su volunta, logró imponerse y rescatar posiciones en países estratégicos de la región.Pero, los pueblos que perdieron su soberanía están experimentando la diferencia de contenido político e ideológico y sintiendo los efectos de la reprensión política neoliberal impuestas por el el Imperio Norteamericano, son paises donde crece una conciencia revolucionaria de cambios reales,que son sin duda, el caldo de cultivo donde crece un germen insurreccional de incalculable dimensiones.En América Latina estan latentes las condiciones para que " UNA CHISPA INCENDIE LA PRADERA"(Mao Tse Tum)

TERCERA

Para el Imperialismo las condiciones subjetivas y objetivas para una invación militar en Venezuela se vienen degradando estrepitosamente después de veinte años de lucha popular.La oposición política cipaya, entreguista, oportunista de los partidos políticos que le sirven de soporte internamente anda en desbandada producto de su inconsecuencias, incapacidad y contradicciones; la quinta columna militar de la Escuela de las Americas liquidó su núcleo de mando el once de abril del 2002 y enterró sus restos en Ia Plaza Altamira con la mayor desverguenza. Con el paro petrolero la "meritocracia petrolera" hechó el resto y dejó el pelero, la industria petrolera quedó en manos del Estado, aúnque plagada de vicios y de ladrones. El Estado burgués perdió su brazo armado con la alianza cívico-militar y con la política de defensa de la revolución: LA GUERRA DE TODO EL PUEBLO.

CUARTA

No es verdad que el Pentágono cuenta con el apoyo irrestricto de la fuerzas armadas de Brasil y de Colombia para invadir militarmente a Venezuela. Si de alguna cosa están convencidas esas instituciones es de la carga amoral y de ignominias que tendrán que llevar por el resto de su historia. Sus pueblos no le perdonarían jamás semejante traición y deslealtad a sus deberes fundamentales de defensores de su territorio y dignidad nacional. Y el colmo sería pensar que unos mequetrefes apátridas como Ivan Duque y Bolsonaro puedan imponerle a las fuerzas armadas de sus países una locura inmoral de impredecible consecuencias.

Más cosas podrían decirse del carácter y condiciones político-coyunturales en contra de una invación militar del Imperialismo Norteamericano contra Venezuela en este momento. Ya probó con Cuba hace cincuenta y ocho años en Bahía de Cochinos y se conocen los resultados.

En el caso hipotético de una invación a Venezuela ¿Qué quedará para después de la invación?.Lo que sigue será largo y cruento. La lucha será la guerra del pueblo, multifacética, multiforme y de asedio internamente y al exterior, en la cual el enemigo se busca donde se encuentre. Los gringos siempre han combatido fuera de su país con guerras de exterminio, ahora podrían incursionar en una nueva experiencia adentro de sus fronteras. !Cosas veredes Sancho!

Los hechos ocurridos y sus resultados el 23F en Cúcuta retrataron con nitidez y elocuencia hasta donde llega la insensatez del imperialismo de pretender con un teatro de marionetas demostrarle al mundo su pretexto de crisis humanitaria, para llevar a cabo una ocupación armada en Venezuela, eso rebasa los límites de la estupidez. La escena de ese teatro bufo no pudo ser más representativo del ridículo: tres presidentes de Estados y un senador del Congreso de la primera potencia Militar del mundo, un elenco oficial del país sede encabezado por su presidente y las autoridades civiles, policiales y militares del Departamento Norte de Santander, personalidades del poder Legislativo de Venezuela y la inefable legión mercenaria del terror, las guarimbas de la oposición faccista venezolana, aumentadas con hordas de choros y paramitares reclutados en Colombia. El Show y sus resultados es del conocimiento público. Despues de esos resultados bochornosos, miserables, estúpidos ¿Con qué argumentos? ¿Con qué moral puede hablar el jefe de la Casa Blanca y sus Halcones de Presa? Sin embargo el imperialismo como la fieras, es más peligroso golpeado. Sabe lo que quiere y tiene poder para causar mucho daño.

La lucha sigue y esta batalla tiene una importancia estratégica fundamental. Venezuela se convierte en el principal centro insurreccional antiimperialista de América Latina y en faro de luz para los espíritus libertarios del mundo. Lo ocurrido este 23 de febrero en la frontera colombo-venezolana, San Antonio-Cúcuta es un terremoto para la política imperial del Estado narco-Corporativo de los Estados Unidos de Norte América.

UNIDAD-LUCHA-BATALLA Y VICTORIA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 416 veces.



Rafael Godoy Villasmil


Visite el perfil de Rafael Godoy Villasmil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a276595.htmlCd0NV CAC = Y co = US