Lo que el imperio no sabe...

El imperio nos está sometiendo a una de las principales pruebas de resistencia por medio de una guerra económica terrible, una guerra psicológica descomunal, un bloqueo financiero, comercial y de todo tipo en el mundo que pretende arrodillarnos, pero este pueblo, entre más ataques recibe su dignidad aflora y su temple se hace invencible. Todo esto nos ha llevado a implementar un conjunto de cosas y actos propios de una guerra convencional casi, aunque, claros estamos que no es una guerra convencional, es una guerra de nuevo tipo pero que nos obliga a vivir como si estuviéramos atravesando nuevamente las alturas de las cumbres andinas guiados por Bolívar y con Chávez ahora de baquiano.

Muchos analistas pensaron que para este momento estaríamos matándonos entre venezolanos, "héroes" como los Oscar Pérez de hoy, los quema gente viva de ayer y los terroristas y paracos de siempre forman parte de ese formato de guerra no convencional contra Venezuela. A esto se suma la especulación y todas las maniobras oligopólicas como el de la Polar al bajar sin ninguna razón la producción o el empaque, mejor dicho, ya que esta empresa no produce nada sino que procesa, empaqueta y distribuye lo que le da el monopolio y la exclusividad de agredirnos cuantas veces les venga en gana con el tema distributivo, cosa que está haciendo muy diligentemente y que cada día tenemos mayor consciencia de ello.

Pues esto es el día a día de nuestra patria, no los quiero fastidiar con algo que ya saben y conocen, aunque muchos y muchas no admiten que exista tal guerra económica, pero esto ocurre motivados por muchos factores, generalmente porque quienes opinan de esa manera esconden sus verdaderas apetencias tras la máscara de echarle todas las culpas a los demás, jamás a uno mismo, los mueve lo que podríamos calificar de de “herencia bachaqueril” y oportunismo exacerbado, algo en que los escuálidos nos han enseñado mucho, porque si de oportunismo se trata ellos han sido expertos en esas prácticas. 

Pero el imperio no sabe el problemón en que se ha metido al obligarnos a organizarnos para los CLAP, al obligarnos a retomar el consumo de productos que estamos en capacidad de producir y procesar, pero que lo habíamos dejado de consumir y procesar de manera artesanal porque nos acostumbramos al facilismo de aquel "ta barato dame dos". También la guerra económica nos ha obligado a producir nuestras propias semillas, nuestros propios insumos, etc lo cual representa un duro golpe a las trasnacionales y específicamente a la Monsanto. 

Pero en donde si es verdad que el imperio metió la pata hasta el fondo ha sido con eso del Dolar Today, pues nos está obligando a crear una cripto moneda que seguramente será la criptomoneda más poderosa del planeta en cuanto a respaldo se refiere... tiene un menú para escoger (Petróleo, Oro, Coltán, Gas, etc). 

Haber lanzado una moneda en el mundo con un respaldo tan sólido como el Petro nos colocará a la cabeza de un movimiento que terminará por derrumbar al dolar, algo (una moneda) que solo está respaldada en ojivas nucleares, en guerras psicológicas, en chantaje y en droga. En eso se basa el dolar, en cambio, el petro venezolano está respaldado por una riqueza enorme, solo hablando del petróleo, y si algo va mal con el petróleo, cosa que dudaría hasta el más pesimista, pues tenemos oro y coltan, nada despreciable. 

Pero hay algo mucho más contundente que nos deja esta guerra económica; la disciplina. Sin duda que un país puede tener todas las riquezas del mundo pero si no las explota de manera adecuada corre el riesgo de perderlas. En nuestro caso es porque nos la han robado, pero ahora tenemos una gran oportunidad de recuperar estas riquezas y estamos empeñados en lograr la conquista de esa colina y seguro lo haremos. Organización, consciencia y disciplina, un nuevo modelo económico y el país se dispara. En pocas palabras, el imperialismo no aprende, la burguesía es bruta, tonta, torpe y miope. La historia les ha dado suficientes lecciones pero su vanidad no les permite admitir que de verdad son brutos, torpes como los que más y eso los llevará a su perdición. No han escatimado recursos para ponernos en contra del gobierno, sin embargo, este pueblo es tan capaz e inteligente que les descubre, les intuye la jugada e inmediatamente les va al contrario, además que los pobres nos hemos dado cuenta que somos capaces de construir con nuestras propias manos grandes cosas y que podemos caminar con nuestros propios pies. El imperio pareciera que no lo sabe, con su actitud torpe viene despertando un gigante, ese gigante es el espíritu bolivariano, sin duda el más brillante y trascendental. Altruista por demás, tan altruista que salimos descalzos a liberar otros pueblos y no solo que lo logramos, es que por poco no llegamos hasta la propia Nueva York, Manhattan y quizás otras ciudades si a Bolívar le hubiera alcanzado el tiempo y la traición no lo hubiesen derrotado circunstancialmente pero hemos vuelto y así como fuimos la tumba para el imperio espaól, para este podríamos repetir la misma historia, total, alguien dijo que la historia es una noria. 

El imperio grosero estadounidense pareciera no darse cuenta de eso y pretende arrodillarnos, lo que no saben es que muy en el fondo ellos tendrán que arrodillarse cuan mendigos a pedirnos recursos para sostener su grosero e inhumano modelo consumista, esa perversión los llevará al cadalso como imperio y surgirá de ese pueblo estadounidense algo novedoso que respete ante todo la vida y la naturaleza



Esta nota ha sido leída aproximadamente 614 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /tiburon/a257880.htmlCd0NV CAC = Y co = US