No nos van a joder con una élite desesperada

Siguiendo instrucciones de la élite económica y financiera mundial en decadencia, el imperialismo gringo intentará preservar su poder hegemónico a toda costa. Para ello protegerá por todos los medios posibles, a las grandes corporaciones trasnacionales que posee dicha élite, tanto las empresas bancarias como los parques industriales; asegurándole por el mayor tiempo posible, los recursos monetarios y energéticos que se encuentran cada vez más escasos. Así sea por la fuerza, así sea asesinando pueblos enteros, así sea en detrimento de la paz mundial, el ambiente y el sistema ecológico y biodiverso global.

Es irreversible el agotamiento acelerado de las reservas petroleras en el planeta y en consecuencia el aumento continuado en el mercado internacional del precio del codiciado líquido; lo cual provoca que el imperialismo desde ya dirija su mirada voraz sobre los países que aún poseen importantes cantidades de petróleo. Entre ellos, Venezuela que tiene la mayor reserva en el mundo, bien cerca de EEUU; además de otros recursos minerales estratégicos, sin olvidar el agua en abundancia.

De esta manera pudiéramos sufrir en el mundo entero una emergente guerra mundial, provocando una inminente hambruna generalizada a corto plazo, con los pueblos sumidos en la miseria total; así como sucesivas y crecientes confrontaciones entre las naciones, tratando de sobrevivir. De igual manera, nos esperarían grandes cataclismos climáticos producto de la enorme contaminación nuclear, como el aún más creciente calentamiento de los polos, el deshielo acelerado; y consecuencia de ello, fuertes inundaciones, tormentas y terremotos, entre otras catástrofes.

Frente a esta terrible situación, el pueblo venezolano se levanta con voz firme para decirle ¡basta, queremos paz! a esta élite económica y financiera, y a su fiel instrumento el imperialismo gringo; mostrando dignidad, soberanía, independencia, fortaleza y heroísmo, cual referencia mundial para otros pueblo de todos los continentes que despiertan y también claman ¡ya basta!

No cabe la menor duda que somos el centro de atención mundial en cuanto a sublevarse contra las pretensiones hegemónicas y guerreristas de los pocos ultra-capitalistas supermillonarios que no cejan en abandonar sus enormes riquezas mal habidas. Específicamente, saben muy bien que la revolución bolivariana y chavista llegó para quedarse por décadas. Por nuestra constancia y perseverancia, al final veremos con gran satisfacción cómo se abrirán las alamedas revolucionarias en el mundo con los pueblos marchando y gritando: ¡No nos va a joder una élite desesperada!

¡¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 925 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a254453.htmlCd0NV CAC = Y co = US