La guerra del petróleo

Venezuela es un país con enormes recursos energéticos y minerales, y ocupamos una posición geográfica estratégica. Esa combinación nos mantiene como plato apetecido por poderosos intereses internacionales.

Durante los últimos dos siglos la civilización occidental ha venido dependiendo cada día más de la energía.

De cada dos dólares que hoy producen las grandes corporaciones del mundo, uno corresponde a la energía. En la actualidad, el petróleo constituye la forma energética dominante. La naturaleza distribuyó la energía mundial en forma casual. Cerca del 90% del petróleo convencional y del gas del mundo están localizados en el mundo árabe islámico, específicamente Medio Oriente, Asia Central y el arco Andino-Amazonia, que va desde Trinidad hasta Bolivia, pasando por Venezuela, con el 45% del petróleo no convencional del mundo, Colombia y Ecuador. El Medio Oriente y Asia Central han sido áreas de conflicto político- militar durante las últimas décadas. Los países bolivarianos parecen experimentar una dinámica de conflictos crecientes.

Lo que está pasando actualmente en Venezuela es sumamente grave, no se trata de una simple oposición al gobierno, o en contra de Maduro, es algo peor, es una guerra en contra del Estado, su soberanía y de su órgano vital: PDVSA, que no es de un grupo, de una élite, sino de todos los venezolanos.

Se trata de una guerra para asegurar la supervivencia de las grandes potencias que cada día demandan más y más petróleo, es una guerra de vida o muerte.
El máximo protagonista en esta guerra es el presidente Obama y su política internacional en materia energética y militar para seguir dominando el mundo.

Las grandes superpotencias deponen a presidentes elegidos legalmente, sustituyéndolos por dictadores militares y títeres nacionales que ponen en bandeja de plata al gran capitalismo destructor, la soberanía y riquezas naturales de sus propios pueblos , tal y como ocurrió en Irán, cuando los militares y la CIA, derrocaron a Mossadeh, porque tenía la intención de nacionalizar el petróleo y lo sustituyeron por el Sha Reza Palevi, armaron, entrenaron y pagaron a su odiada Guardia Nacional, la sanguinaria "Savak" que durante décadas persiguió, esclavizó y embruteció al pueblo iraní, simplemente para proteger los grandes intereses de las grandes transnacionales norteamericanas, tal y como hicieron con Irak y ahora quieren hacerlo con Venezuela.

La oposición en Venezuela actúa como sus operadores políticos, obedecen ciegamente sus lineamientos e intereses y claman por una intervención extranjera. Son unos apartidas que perdieron toda credibilidad.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1387 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a188784.htmlCd0NV CAC = Y co = US