¿Dónde queda el IV objetivo del Plan de la Patria?

Recientemente los trabajadores de PDVSA-AIT (automatización, informática y telecomunicaciones), participaron en un importante foro con el tema sobre la soberanía tecnológica, en el cual valientemente denunciaron la situación que viene ocurriendo con los sistemas informáticos internos de PDVSA, que según ellos vienen siendo sustituidos “por los costosos productos de la empresa alemana SAP-AG, lo cual equivale a entregar la soberanía tecnológica de la industria petrolera”.

Los trabajadores de PDVSA, vienen desarrollando a través de la AIT, el cual es el departamento interno de PDVSA un sistema informático propio adaptado a la realidad venezolana, es decir es el encargado de todas labores de informática y de las tic’s de la empresa.

El problema radica en que los sistemas informáticos desarrollados por los trabajadores de PDVSA, con la finalidad de asegurar la soberanía tecnológica están siendo sustituidos por la multinacional alemana SAP-AG, el cual según los experto, “funciona como una especie de caja negra y su código no esta disponible para los trabajadores de PDVSA” y poder tener acceso ante la posibilidad de presentarse alguna contingencia; además que dicho paquete informático “es altamente costoso que requiere de pagos por la licencia, mantenimiento y soporte técnico”, además de colocar en riesgo la soberanía de la nación.

Como se recordará, la AIT reemplazo a la empresa privada INTESA que fue la protagonista del paro de la industria petrolera en el año 2002, la cual le costo a la nación millones de dólares en perdidas económicas; ante esta situación y como consecuencia de ello, el presidente Hugo Chávez, con su gran visión integral, emite en la Gaceta oficial nacional n° 38095 el decreto 3390 en diciembre 2004, el cual en su articulo 1 establece textualmente que “la administración publica nacional empleara prioritariamente software libre desarrollado con estándares abiertos, en sus sistemas, proyectos y servicios informáticos. A tales fines, todos los órganos y entes de la administración publica nacional iniciaran los procesos de migración gradual y progresiva de estos hacia el software libre desarrollado con estándares abiertos”, previendo tal vez entre otros elementos otra aventura descabellada de la oposición y el imperialismo norteamericano en contra de la soberanía de la República Bolivariana; pero ese decreto que forma parte del legado del comandante supremo no se esta cumpliendo a pesar de haberse dictado hace ya nueve años.

Se debe de reconocer el esfuerzo que viene realizando el gobierno revolucionario por implantar e implementar el software libre en todos los espacios de la administración publica para lo cual se han elaborado las herramientas de carácter legal, y en el marco de la actual construcción del socialismo del siglo XXI se vienen diseñando estrategias para la formulación de políticas públicas que promuevan la soberanía tecnológica de la nación Bolivariana, pero pareciera que el enemigo esta por dentro de las instituciones a nivel de la toma de decisiones, los gerentes responsables hacen caso omiso y deliberado sobre el particular.

Hoy existe la llamada Ley Infogobierno que ordena la migración a software libre en todos los entes públicos de la administración publica, pero la realidad nos demuestra que todos los entes de la administración publica siguen haciendo uso del software privativo, que además de ser mas costoso obliga a los países a quienes le otorga la licencia a cumplir las disposiciones legales del país origen (EEUU), como la ley Patriot y Calea, que obliga a facilitar el espionaje.

Desde el punto de vista pedagógico, es importante recordar que el software propietario o privativo es aquel que restringe los derechos del usuario al mero uso de su funcionalidad quedando bajo condiciones determinadas al solo criterio del dueño de los derechos de autor, mientras que el software libre según el articulo 2 del decreto 3390, lo define “como un programa de computación cuya licencia garantiza al usuario acceso al código fuente del programa y lo autoriza a ejecutarlo con cualquier propósito, modificarlo y redistribuir tanto el programa original como sus modificaciones en las mismas condiciones de licenciamiento acordadas al programa original, sin tener que pagar regalías a los desarrolladores del programa previos”.

El software libre es más que un sistema operativo, pues su filosofía se fundamenta en la liberación y soberanía tecnológica para nuestros pueblos basada en cuatro libertades, que nos las puedes realizar con el software privativo: usar el programa con cualquier propósito; estudiar como funciona el programa, y adaptarlo a sus necesidades; distribuir copias; mejorar el programa, y liberar las mejoras al publico.

Otro comentario diferente al planteado, tiene que ver con otro legado del Comandante Chávez, que según fuentes informantes no se logro, como estaba previsto la construcción conjunta del gran complejo de refinería Abreu e Lima entre PETROBRAS y PDVSA, el cual era un proyecto bandera para la integración energética en Latinoamérica. Al respecto el objetivo 4.1.7 explícitamente “plantea profundizar las alianzas estratégicas bilaterales existentes entre Venezuela y Brasil en las distintas áreas de complementación y cooperación en marcha” al igual que el objetivo 4.3.1.3 donde se afirma “elevar a un nivel superior la alianza estratégica con Brasil con el fin de seguir consolidando el poder nacional”. El pueblo se pregunta que esta pasando con el legado del comandante?

Tenemos que convertirnos en contralores sociales para elevar la conciencia política e ideológica del pueblo así como también la participación activa en la defensa de los recursos naturales de la nación. (Objetivo Nacional 1.2.10).

Les invito a leer la fuente en artículo de Luigino Bracci.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3274 veces.



Heriberto Rivera


Visite el perfil de Heriberto Rivera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: