Miedo a las Espaldas y entremos a la revolución comunal

Es tiempo de que echemos miedo a las espaldas

y salvemos a esta patria grande, es tiempo una vez más".

"¡Que los grandes proyectos deben prepararse en calma! Trescientos años en calma, ¿no bastan? Pongamos sin temor la piedra fundamental de la libertad sudamericana, vacilar es perdernos!".

El Libertador Simón Bolívar, para aquel entonces coronel, pronunció su célebre discurso ante la Sociedad Patriótica, en sus ánimos de lucha y libertad para librar a los pueblos de América. En la sesión de la noche entre el 3 al 4 de julio de 1811 ante la Sociedad Patriótica, organización pro-independentista activa principalmente en Caracas entre 1810 y 1812.

Bolívar, pronuncia su primer discurso político y expresa la necesidad de unión para independizarse de España. "No es que hay dos congresos. ¿Cómo fomentarán el cisma los que más conocen la necesidad de la unión? Lo que queremos es que esa unión sea efectiva y para animarnos a la gloriosa empresa de nuestra libertad; unirnos para reposar, y para dormir en los brazos de la apatía, ayer fue una mengua, hoy es una traición. Se discute en el Congreso Nacional lo que debiera estar decidido".

¿Y qué dicen? Que debemos comenzar por una confederación, como si todos no estuviéramos confederados contra la tiranía extranjera. Que debemos atender a los resultados de la política de España. ¿Qué nos importa que España venda a Bonaparte sus esclavos o que los conserve, si estamos resueltos a ser libres? Esas dudas son tristes efectos de las antiguas cadenas. ¡Que los grandes proyectos deben prepararse en calma! 300 años de calma, ¿no bastan? La junta Patriótica respeta como debe, al Congreso de la Nación, pero el Congreso debe oír a la Junta Patriótica, centro de luces de todos los intereses revolucionarios.

¡Que los grandes proyectos deben prepararse en calma! Trescientos años en calma, ¿no bastan? Pongamos sin temor la piedra fundamental de la libertad sudamericana, vacilar es perdernos!".

"Propongo que una comisión del seno de este cuerpo lleve al Soberano Congreso estos sentimientos".

Como grupo de presión, la Sociedad Patriótica había venido a ser conocida como el segundo Congreso, pero Bolívar aboga por el respeto del Poder Legislativo y la necesidad de que fuese el Congreso el que declarase la Independencia.

El 4 de julio, una delegación se presentó ante el Congreso y abogaron por la Independencia, que fue declarada el 5 de julio siguiente.

El Comandante eterno de la Revolución Bolivariana, en su discurso e intervención íntegra en el acto conmemorativo de los 200 años del Juramento de Simón Bolívar en el Monte Sacro, el 15 de agosto del 2005, hizo hincapié en el discurso de Simón Bolívar en la Sociedad Patriótica.

«Sólo los pueblos del mundo pueden salvar a este mundo y allí la importancia suprema de la educación, de la comunicación social» Bolívar en las calles de Caracas, con la Sociedad, ya no hablaba aquel hombre por Venezuela, hablaba por un mundo, pongamos sin temor la piedra fundamental de la libertad suramericana, vacilar es perdernos. Esas palabras parecen resonar desde allá adentro 200 años después. Parece que salieran de allí de aquel ataúd, de aquellas cenizas «Pongamos sin temor la piedra fundamental latinoamericana y caribeña ahora mismo.

Es tiempo de echar, como también lo dijo en alguna ocasión el Juramentado del Monte Sacro. Es tiempo de que echemos miedo a las espaldas y salvemos a esta patria grande, es tiempo una vez más".

Esta mañana, si hoy 10 de diciembre, desperté como solía decir nuestro Segundo Libertador Hugo Chávez, con un nostálgico sentimiento y una voz en mi interior diciéndome: "300 años de calma no bastan".

Este nuevo orden social que se viene perfilando a lo largo y ancho de nuestra nave Planeta Tierra, no será comunista profunda, pero tampoco será capitalista para emprendedores con capacidad de crecer en capitalismo. Obvio que vamos hacia un IMPERIO MUNDIAL, que nos dominarán con tecnología de punta e inteligentísima. Claro está, que esa gigantesca computadora. Por así decirlo, no estará expuesta al alcance de la humanidad. Los delincuentes científicos y perversos, que con recursos extraídos de la tierra. Expropian o roban países como Venezuela; hasta dejarla sin recursos naturales. Porque todo se lo están llevando, nos están saqueando. Con ese supuesto cuento que Venezuela va para un proceso de desarrollo mundial. Parafraseando a nuestro Padre Hugo Chávez, INVENTAMOS O ERRAMOS, esa gigantesca computadora no estará en la tierra, tampoco en la luna. Quicas en Júpiter tal vez. Pero con esa preventa de inventar o errar, nos condujeron al abismo. El promedio de vida o vigencia o duración de un imperio científicamente está comprobado dura 200 años de existencia. Todos los que viven sometidos a un imperio tienen que vivir 200 años en calma. ¿Por qué nuestro Libertador Bolívar, agregó 100 años más de calma? Pero además dijo: ¡No Bastan!

Acaso será que este nuevo orden mundial, viene para durar 400 años de calma, sometiendo a la toda la humanidad bajo engaño con tácticas ciberespaciales ayudadas con tecnología de puntas plasmada en dispositivos celulares, laptop, computadoras modernas, robots, viviendas inteligentes, edificios inteligentes, ciudades inteligentes, toda cibernética, una manera inteligentísima de dominación mundial de someter a la humanidad entera.

Sin ir muy lejos, con celulares inteligentes, nos están espiando. El espionaje no es humano, es cibernético es una computadora gigante en el espacio, un satélite o varios satélites. Alguien con un celular inteligente que el GPS funcione automáticamente, por ejemplo dice: "se me antoja comerme una pizza". De repente, pasado unos minutos, le llega una sugerencia comercial: "¿Le apetece comerse una deliciosa pizza?" A tan solo 5 kilómetros de donde usted se ubica, está el centro comercial XXX y allá puede degustar de una excelente pizza con camarones si así lo desea.

En otro orden de ideas, menos desquiciada por cierto, tenemos históricamente el efecto imperial en la historia. Nada alentador claro está. Nuestra evolución humana, la dio el ingenio empresarial, o sea las industrias, no los gobiernos autoritarios, totalitarios, ni comunistas, etc.

Un imperio cae debido a que llega un momento en que ya no tiene el mismo poder o estabilidad que tuvo en un tiempo. Esto es la decadencia, ya que no puede seguir manteniendo a todos los pueblos que lo conforman bajo su dominio. Puede ser tanto por factores externos como internos

¿Cómo se caen los imperios?

Las causas de la decadencia de los imperios son siempre internas y tienen que ver con la pérdida del espíritu innovador, el auge de la burocracia y un proceso de deterioro económico

Los grandes imperios se lanzaron entre mediados del siglo XIX y 1914 a una búsqueda de lo que se denominó entonces el estatus de gran potencia: y lo que consiguieron fue dilapidarlo, abocando a la muerte y a la miseria a millones de sus ciudadanos.

El científico Samuel Arbesman, que trabajó en el Instituto de Ciencias Sociales Cuantitativas de la Universidad de Harvard, hizo un estudio sobre cuánto duraron 41 imperios entre los años 3.000 a.C. y 600 d.C. y descubrió que su duración promedio fue de aproximadamente 200 años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2313 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor