Cuando no es, lo que dice ser que es

Una de las más grandes dificultades y escollos valorativos que la ciencias políticas ha tenido a lo largo de la historia, ha sido convivir en el tiempo con los más feroces adjetivos descalificativos negativos sobre todo lo que tiene que ver con los sentidos y significados de la política, y con un mayor énfasis peyorativo para descalificar a priori, a todas aquellas personas que “se han atrevido” a ejercer como políticos, en una difícil y compleja profesión, y es el tener como actuación, lo que implica materializar expresiones políticas, alrededor de las relaciones de poder…como gobernantes, opositores, teóricos de la política, servidores y funcionarios públicos, entre otras categorías de acuerdo al contexto de la realidad política: jefes políticos, gerentes políticos, dirigentes políticos, militantes políticos, simpatizantes políticos, operadores y opinadores políticos, entre otras dinámicas, funciones y competencias que realizan las personas desde y para la política…

Se dice que no hay actividad más criticada y observada por las colectividades que forman una comunidad, en que el sentido de ciudadanía, convierten a las personas en unos permanentes escrutadores de los comportamientos de los que se llaman y se autoproclaman como líderes políticos…y eso permite construir apoyos que respaldan de manera solidaria los distintos comportamientos, y de manera dialéctica aparecen las y los que rechazan y adversan de manera frontal a las actuaciones políticas del rival político, o de aquel que no goza de su simpatía política, siempre “verá mal” lo que hace el político que no es de su agrado…

El problema comienza a configurarse, cuando un político es criticado de manera contundente, por lo que se conocen por “propios y extraños”, por “amigos y enemigos”…y en Venezuela se ha ido desarrollando un caso muy particular, cuando uno escucha, todo lo que se dice y afirma sobre la actuaciones políticas del “autoproclamado interino”, con todo un “dossier” sobre éste personaje de la derecha política: los que dicen que no está preparado para ocupar cargos de altísima responsabilidad política, que es un simple asalariado del imperio, que es un pragmático y oportunista político, que el autoproclamado y su grupo más cercano están manejando miles de millones de dólares…y con dos nefastas acusaciones: que se burla del “sentimiento de patria” y que él no es, lo que dice ser que es…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 365 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a284911.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO