Líneas Ácidas: “Para clavarte mejor”

Hay gente "que se sienta al lado de uno y detrás de uno" con un cuchillo listo "para clavárselo". Este pequeño pero revelador extracto de la declaración de un Capriles acongojado, es la muestra clara de una oposición que no da pie con bola.

Su más reciente error, el llamado plebiscito de Diciembre, al menos el intentar convertir tal proceso municipal en una especie de asonada contra el gobierno.  Lo más lamentable del desatino era venderle al país que los problemas que hoy nos aquejan se resolverían por el sólo hecho de votar en las fórmulas de la MUD. La gente que no es tonta, entendió que la escases originada en parte por la especulación y el acaparamiento, en parte por la falta de producción nacional y en otra parte, tan grave como las anteriores, el contrabando de extracción,  o bien el problema de la inseguridad personal y tantos otros, escapan de las manos de las instancias municipales y que aquello no era sino un pretexto para incendiar al país y llevarlo por el derrotero de la violencia.

Capriles que ha demostrado ser un líder carente de personalidad y de flaquear ante las presiones de los radicales (tal como lo hizo en abril del año pasado) volvió a comprar las tesis de lo más rancio de la oposición, ese sector que calificó de arrastrados y cómplices a Alcaldes, Gobernadores y Diputados que acudieron en distintas oportunidades a dialogar con el Gobierno para buscarle salida a los problemas de la República. Y que sueñan nuevamente con un Abril (como aquel de 2002) que lejos está de arribar.

Entre otras cosas porque esas no son las aspiraciones de la gente, todas las encuestas demuestran que la población aplaude que el diálogo sea parte hoy, de la agenda política. Porque la gente conoce a estos dirigentes y saben qué clase de personas  son, de esas que las invita a marchar a Miraflores para “derrocar al tirano” y se marchan a los estudios de televisión para luego verter sus opiniones sobre una masacre orquestada con anterioridad por sus mismos comentaristas.

Ese mismo sector de la oposición es el que ahora quiere joderse en Capriles, pues en todo caso quien es tan pusilánime para enfrentarlos, no puede sino esperar a que sus detractores pidan su cabeza en cualquier momento, ellos mismos lo llevaron a jugar su juego y hoy le achacan las culpas de sus fracasos, cuando son incapaces de comprender que hasta tanto no demuestren tener una agenda social, política y económica seria, sin ambages, diáfana y realizable, no podrán nunca ser una alternativa seria frente al proceso político bolivariano que hoy vive Venezuela.

Hoy el sector que quiere imponerse en la oposición, es aquel anclado en el discurso de “Chávez vete ya” (con lo que eso representa) y de las formas aventureras de hacer política, porque en el fondo es gente que deambula con la intolerancia a flor de piel, que convoca a jornadas de protesta donde lo que se desprende es odio puro, testigos y víctimas de ello, la delegación cubana de beisbol en Margarita y las personas que se alojaban en aquel hotel.

Es claro y notorio a quien se refiere el dirigente de marras y es tal vez una ofensa al lector siquiera nombrar a la dama y al caballero que hoy son viva representación de los jinetes del apocalipsis. Por el contrario les invito a preguntarse: ¿si así son en la oposición, cómo serían en el Gobierno?

Mientras tanto les echo un cuento, una vez un niño llamado Henrique fue a visitar a su abuela María y su primo Leo, al ver un enorme cuchillo sobre la mesa preguntó -¿para qué es este cuchillo tan grande?- recibiendo la respuesta al unísono y en un coro no tan celestial –es para clavarte mejor-.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1731 veces.



Wolfgang Rojas


Visite el perfil de Wolfgang Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: