En Miami no existe la “libertad de expresión”: Recrudecen la censura y despidos de periodistas

La extrema derecha de Miami logró silenciar el viernes 12 de mayo a dos voces disidentes del exilio cubano: al prestigiado “Duende” Max Lesnik y al periodista Francisco Aruca. Lo notable es que ambos son exiliados cubanos pero no pertenecen a la llamada “mafia cubano americana”, sino todo lo contrario. Aunque parezca increíble que ocurra en Miami, ambos periodistas abogan por el fin del bloqueo de EEUU, denuncian cómo sus compatriotas se roban el dinero que malgasta el gobierno de George Bush en los programas de su política anti-Cuba, favorecen los viajes a Cuba y, aunque parezca más raro todavía, simpatizan con la Revolución Cubana aunque se reserven algunas críticas.

Los sabrosos comentarios, noticias y chismes de “El Duende” Max Lesnik, que se escuchaban de lunes a viernes en su programa Radio-Miami, se apagaron el viernes 12 de abril en el espacio que arrendaba a las ondas de radio WOCN, 1450 en el dial AM. También salió del aire un programa del periodista exiliado cubano Francisco Aruca, transmitido por la misma emisora. Todo esto porque la administración de la WOCN decidió arrendar todos sus espacios disponibles a las noticias deportivas de la Cadena E-SPN. Así se apagaron las únicas dos voces críticas del exilio cubano de Miami.

En la ciudad hay unas sesenta emisoras AM y FM que transmiten todo el tiempo en español. Lesnik logró firmar un contrato con la radio WKAT 1360 para mantener la continuidad de su programa Radio-Miami a partir de este lunes 16 a las 2 de la tarde. Pero el mismo viernes de la despedida de radio WOCN 1450, la gerencia de la emisora WKAT 1360 le comunicó que el contrato fue desahuciado.

“No porque abunden las estaciones de radio en el dial, es nada fácil lograr que a un programa que representa una posición política alternativa como Radio-Miami, le den la oportunidad de salir al aire con un mensaje diferente que rompe el control que de los medios de comunicación tiene, la extrema derecha del exilio cubano”, dijo Lesnik en su comentario que ahora se transmite únicamente por Internet. Lesnik continúa emitiendo su programa en su sitio LaRadioMiami.com en http://www.radio-miami.com/ y Aruca, por Progresosemanal.com en http://progreso-semanal.com/.

El mismo “Duende Lesnik” contó la historia: “Firmamos el contrato con un representante de la emisora y hasta emitimos un cheque de Radio-Miami por cuatro semanas por adelantado que le suscribimos a dicha empresa radial. Todo iba bien. Dispuestos estábamos a salir al aire con inmediatez, pero de la empresa WKAT vino una contra orden. El administrador de dicha emisora, un cubano llamado Antonio Calatayud, tomó la decisión de cancelar la posibilidad de hacer válido el contrato legal que habíamos firmado. El pretexto para tal decisión era que nuestro programa era “controversial”.

La “interna” del Herald

El diario en inglés Miami Herald publicó la historia con fotografías el sábado 13, bajo la firma de Alfonso Chardy, con un título que se podría traducir lit6eralmente como “Locutores del exilio se apagan por última vez”. Curiosamente está nota bastante objetiva fue censurada en la versión en castellano del mismo diario, El Nuevo Herald, y nada menos que por su director, Humberto Castelló. "Esa información sobre la censura a Radio-Miami en mi periódico no va ni aunque lo ordenen de arriba; aquí, quien manda soy yo”, dijo Castelló, según las propias fuentes de El Duende.

Todo esto ocurre en El Nuevo Herald en español mientras una investigación interna pretende establecer quién o quiénes montaron en la redacción una ofrenda a los santos afrocubanos de la religión Changó que incluyó hasta un gallo muerto. Según El Duende, mediante esa "brujería" se pidió que no se consume el rumor del despido de unos 200 trabajadores, incluidos varios periodistas, para reducir gastos, por decisión de la compañía editora McClatchy, propietaria de los dos Herald y de 'The Sacramento Bee', que aparece en su sede de Sacramento, California, más otros 11 diarios, entre ellos el 'Fresno Bee' y 'The News & Observer', en Raleigh, Carolina del Norte, a los que hay que sumar los 32 diarios que en 2006 compro junto con la editora Knight Ridder, de San José, entre otros 'The Miami Herald' y el 'San José Mercury News'.

Los despidos de nueve periodistas del Herald en castellano se consumaron el lunes, entre ellos “nuestro amigo y mejor periodista Rui Ferreira”, informó El Duende este martes 17. Entretanto, la cadena McClatchy anunció que recortará 1.400 empleos, equivalentes al 10 por ciento de su fuerza de trabajo. Está previsto que las mayores reducciones se den en el Miami Herald y el Charlotte Observer. La cadena de periódicos The Tribune también anunció recortes de otro tipo; planea eliminar alrededor de 500 páginas de sus periódicos a la semana, entre otros, del Chicago Tribune y de Los Angeles Times.

El rumor que recogió El Duende Lesnik en los pasillos del Herald es que le achacan la autoría intelectual de la ofrenda al caricaturista José Varela, quien tiene una orden judicial que le prohíbe ingresar al edificio del periódico, donde conserva todavía muy buenos y leales amigos. “La ‘brujería es contra Castelló’, es lo que allí se dice –aseguró El Duende–, ‘por feito y cabezón’. Y por otra cosa más que rima con cabezón, pero que no se puede decir aquí para no ofender el lenguaje", añadió. O sea, …maricón.

Ésta es la traducción de la nota de Alfonso Chardy sobre el silenciamiento de Lesnik y Aruca:

“Ataviado con una chaqueta azul y una camisa corta, Max Lesnik caminó hasta su minúsculo estudio de Miami para leer el viernes su último comentario diario y en vivo de la semana laborable, despidiéndose de sus oyentes… por ahora.

“Lesnik, el niño terrible de la comunidad cubana del exilio, terminó el programa de radio AM que durante cinco años emitió noticias y comentario que llevaban a menudo el punto de vista del gobierno cubano. Francisco Aruca, otro comentarista inconformista del exilio cubano, también firmaba por última vez su programa inmediatamente después de la despedida de Lesnik, informándoles a los oyentes que su audición de 17 años salía del aire.

“La radioemisora de Miami donde Lesnik animaba su programa “Radio-Miami” y Arauca su audición “Ayer”, de lunes a viernes, entre la una y las tres de la tarde, se convirtió en un medio deportivo. A partir del lunes, WOCN 1450 AM transmitirá una programación dedicada al deporte, con la programación en español de ESPN.

“Lesnik, de 78 años, dijo que un ejecutivo que distribuye la programación de WKAT rompió las negociaciones debido a que él y Aruca son “demasiado polémicos”. Aruca, de 67 años, dijo que su audición reasumirá como programa de dos horas semanales en la misma estación, pero a las 8 de la mañana del sábado, a partir del 21 de junio, y que está negociando con WKAT 1360 AM para una posible emisión diaria que comenzaría quizás la próxima semana.

“Tony Calatayud, director general de WKAT, dijo que no tenía “ningún conocimiento” de ninguna negociación con Lesnik o Aruca porque acababa de volver de un viaje. Mientras tanto, Lesnik y Aruca planean continuar transmitiendo sus programas por sus respectivos sitios de Internet: LaRadioMiami.com en http://www.radio-miami.com/ y Progresosemanal.com en http://progreso-semanal.com/.

“Estoy realmente apesadumbrado de verlos irse porque eran la mejor respuesta a quienes dicen que [los exiliados] somos trogloditas intolerantes y que no hay libertad de expresión en Miami'' dijo Ninoska Pérez-Castellón, una personalidad de la radio y televisión y directora del Consejo Cubano de la Libertad. Pérez-Castellón es la anfitriona de un programa en español de alta sintonía en Radio Mambí WAQI AM 710, muy popular entre los exiliados anti-Castro que sienten aversión por Aruca y Lesnik. Un auditor que llamó a Radio Mambi el viernes elogió a WOCN por “haber conseguido librarse de dos agentes de Castro”.

“Aruca reconoció que su audiencia no puede compararse con la cuota de mercado de Radio Mambí. Pero Aruca dijo que sus oyentes son significativos porque el componente de audio de su sitio web en Internet registra un promedio de 400 visitantes diarios. Lesnik dijo que sus principales oyentes son “mis amigos y mis enemigos”. Mientras Lesnik y Aruca tienen su público entre los exiliados más viejos o simpatizantes del gobierno cubano, ambos se describen como periodistas independientes y rechazan la imputación de “agentes” del gobierno cubano.

“Lesnik, es un veterano hombre de radio y periodista de medios impresos que publicó en Miami la ahora difunta revista Réplica, que abogaba por el total restablecimiento de las relaciones con Cuba como una forma de contribuir a cambios en la isla. Ambos viajan a menudo a Cuba con visas de periodista.

“Aruca, presidente del consejo de Marazul Charters, empresa que organiza vuelos a Cuba, dice que él defiende y critica las políticas del gobierno revolucionario cubano. En su largo comentario de despedida del viernes, Aruca se describió de centro-izquierda y progresista”. (Fin de la nota del Herald en inglés).

¿Quién es Max Lesnik?

Conocí a Max Lesnik en el bar de un hotel de Bruselas, Bélgica, hace tres años, mientras bebíamos una copa de vino tinto para combatir el frío. Por azar tuvimos que compartir la mesa en un almuerzo, también con su esposa. Formábamos parte de una reunión internacional de periodistas progresistas de todo el mundo convocada por la Red Voltaire y el escritor francés Tierry Messan. Casi me fui de espaldas cuando me enteré que estaba frente a un cubano de Miami, pero del otro lado, de una especie que yo creía extinguida en Florida. Me relató los atentados que había sufrido a causa de Radio-Miami y quedé impresionado por su valentía.

En la conversación me contó que era contemporáneo y amigo de juventud y compañero de Universidad de Fidel Casto, y que ambos militaron en el partido Ortodoxo, cuyo máximo líder Eduardo Chibás se suicidó espectacularmente en el estudio de la radio CMQ en 1951, después de terminar su programa político dominical. Lesnik se interesó en conocer detalles sobre el suicidio de Salvador Allende, porque estaba escribiendo un libro sobre Chibás y el suicidio como acción política.

Chibás ganó prestigio fustigando el robo, la corrupción y la especulación desde un novedoso programa de radio-denuncia de alcance nacional, una audición de enorme credibilidad y de gran sintonía, que difundía los domingos de 8 a 8:30 de la noche. Para Fidel, “fue, en nuestro país, la primera creación política del radio; de ese medio nació Chibás”. En sus conversaciones con Ignacio Ramonet, Fidel recordó que “yo conozco a la gente de Chibás cuando estoy en primer año en la Universidad, en La Habana, estudiando derecho; a él se le conocía por su oposición a Batista y la denuncia contra la corrupción”. Chibás “quería barrer a los ladrones del gobierno” y de vez en cuando, denunciaba algún “pulpo” o monopolio como el eléctrico, particularmente cuando subían las tarifas”. En la página 121 de la versión de Editorial Debate, Fidel recuerda que en el partido Ortodoxo “estaban Max Lesnik, Ribadulla, hasta un tal Orlando Castro”…

En algunas precisiones que le pedí por mail en 2007, Lesnik afirmó que la juventud de aquel partido abogaba claramente por el cambio social: “Por entonces –tenía apenas 21 años de edad y Chibás tendría unos 40 y tantos– yo era el presidente de la Juventud Ortodoxa, el ala juvenil del Partido del Pueblo Cubano, que era donde militaba la gente mas progresista de la ortodoxia, a punto que en nuestro manifiesto ideológico nos proclamábamos socialistas y decíamos sin ocultamientos que en Cuba hacía falta una revolución radical”.

Para Max Lesnik, “el suicidio de Chibás fue algo que no tenía sentido porque yo soy de los que pienso que de todos modos recuperaría el apoyo popular que había perdido como consecuencia de la polémica con el Ministro de Educación del gobierno de Carlos Prío Socarrás. Chibás hizo una acusación que no pudo probar y como consecuencia perdió el respaldo momentáneo de las masas. Se consideró abandonado y su suicidio fue un gesto para probarle al pueblo cubano que era un hombre de dignidad y vergüenza y para ello se quitó la vida dramáticamente ante un micrófono, su mejor arma de combate en la política de la Cuba de la época”.

Lo avatares de la vida –y algunas desavenencias políticas menores– condujeron a Lesnik a Miami, donde animó la revista Réplica, el programa de radio homónimo y mantiene heroicamente la audición Radio-Miami y la columna El Duende. En agosto de 2007, fue condecorado con la distinción Félix Elmuza, otorgada por el Consejo de Estado de Cuba. La insignia fue prendida a su chaqueta por Tubal Páez, diputado y presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC.

En ese acto, Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, dijo que se saldaba una deuda con "uno de los más brillantes periodistas cubanos, pero también con uno de los patriotas más genuinos, que ha sabido vencer los riesgos, no teóricos, sino los de bombas que sobre él y sobre sus oficinas estuvieron pendientes durante muchos años y que, sin embargo, no fueron capaces de acallarlo nunca". Entretanto, El Duende continúa su lucha contra los enemigos de Cuba “desde las entrañas del monstruo”, como hubiera dicho José Martí.

Foto:

Tubal Páez, presidente de la Upec, condecorando a Max Lesnik, en 2007.


carmonaulloa@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4093 veces.



Ernesto Carmona


Visite el perfil de Ernesto Carmona para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a59021.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO