“La melcocha mental de los dueños del nacional…”

Productividad: Capitalismo en su máxima expresión

Los ataques a la propuesta sobre la reducción de las horas de jornada laboral tiene locos a unos cuantos, no podía “El Nacional” dejar de editorializar sobre el tema, con el título de “Horas Menos”, en su página web del 01 de Septiembre, en un intento de crear confusión, hacen un “análisis” del tema de la reducción de la jornada laboral. Subliminalmente intentan extrapolar el caso cubano al venezolano, refieren en una de sus partes lo siguiente: “no se habla de la necesidad de incrementar la productividad que, hasta en la Cuba de Raúl Castro, se está convirtiendo en un objetivo primordial”. Aquí no se necesita ser un experto analista para ubicar el terrible drama que vive la oligarquía venezolana; en un ejercicio de “malabarismo intelectual”, el despliegue de los ideólogos de “El Nacional”, se cocina en su propia salsa.

Por un lado viven siempre criticando la famosa “cubanización” y por la otra hacen el “reclamo” que ni siquiera estamos tomando en cuenta las medidas cubanas en el tema de la productividad, que según el editorial de “El Nacional”, en Cuba “se está convirtiendo en un objetivo primordial”, los cubanos tienen su realidad y desarrollan su proceso de acuerdo a sus circunstancias particulares, hasta en eso se tropiezan estos señores. Igualmente lanzan su “veneno” cuando hablan de “la Cuba de Raúl Castro”, como ustedes comprenderán el llamado “bobolongo” no le gusta malgastar la tinta y pretende de un solo tiro “matar” varios pájaros y lanza ese “piconazo”.

No solo les basta con criticar la propuesta de Chávez sino que quieren también su ñapa. Pero más allá del “análisis” simplón del asunto de la reducción de la jornada laboral, introducen el sacrosanto tema para el capitalismo de la “productividad”. ¿Qué significa esto? Nada más y nada menos que el mayor rendimiento de plusvalía y plusproducto con la menor inversión posible. Bajo la óptica capitalista esto representa mayor ganancia para el burgués con el menor uso de “insumos”, dentro de lo cual se incluye la mano de obra, es decir, el trabajo del obrero. Refiere “El Nacional” en su editorial que se desarrolla en Europa una discusión que incluso ha llevado al premier francés Sarkosy a aceptar una propuesta de los socialistas con el fin de incrementar los puestos de trabajo y que “quizás pudiera incrementar la productividad”.

Lo que no informa el editorial es que son, el caso europeo y el venezolano, absolutamente distintos, es un contexto diferente. La propuesta de Chávez va enmarcada en un proceso de profunda transformación social y estructural, mientras que el enfoque Europeo no pasa de ser un planteamiento efectista en la búsqueda de solamente “levantar” el empleo. La reforma venezolana va muchos más allá, a lo estructural y medular que es el rescate del ser humano tomando en cuenta las mejoras en sus condiciones de trabajo que todos requerimos para desarrollarnos de forma integral bajo un concepto socialista.

El editorial critica igualmente al gobierno y simplifica el asunto y lo cataloga de “regalo oficial” y seguidamente introduce la causa del “dolor de cabeza” de la burguesía que es el tema de la “productividad”. Entre otras “perlas” del editorial de “El Nacional”, en donde se habla de un “gobierno irresponsable” en lo relativo a la “formación de profesionales para incrementar la productividad”, el tema principal es atacar la profundidad socialista de la propuesta.

Asimismo el intento de la burguesía es colocar el concepto de “productividad” en el campo de lo que verdaderamente es, “explotación al máximo”. Es allí donde requerimos fortaleza ideológica porque es justamente la intención de la ideología burguesa, crear confusión. Creo que el objetivo de una medida de este tipo, además de la importancia humanista y socialista de esta medida, también representa una salida viable con respecto al tema de la reducción del desempleo, asunto por demás vital de resolver en el socialismo. Ahora debemos estar muy claros, son dos conceptos que se enfrentan, el socialista que tratará por todos los medios de reivindicar al ser humano, como centro del universo y el capitalista que “aceptando” lo necesario de la reducción de la jornada laboral, centra el tema en el como pueden seguir ganando lo mismo con la misma inversión y ya están asomando el tema de la “productividad” como su arma ideológica para “convencer” a unos cuantos que si se aplica la reducción de la jornada laboral la inflación “debe incrementarse”.

No somos inocentes para pensar que la productividad es un tema tabú que no se debe abordar sin ningún tipo de prejuicios, es necesario abordarla, más aún en esta etapa en donde se necesita producir distintos rubros en enormes cantidades, sin embargo, no se “vistan, señores de la oligarquía” que el objeto de esa reforma es precisamente dignificar al ser humano. Que se permita que unos señores empresarios utilicen la mayor tecnología para minimizar el impacto que esto pueda generar, pues aceptémoslo, no obstante, tengamos siempre presente que durante siglos se le está dando prioridad justamente al que más posee dejando a un lado al que menos tiene. No les quepa la menor duda señores de “El nacional” que sí existen diferencias sustanciales, de fondo, con la propuesta a que hacen referencia del sr. Sarkosy, claro que existen, pero no se hagan ilusiones con el discursito de la “productividad”. Ya están en la onda de “justificar”, me imagino, una escalada especulativa por la reducción de la jornada laboral. Olvídense, este pueblo, ese mismo que ustedes desprecian está cada vez más politizado, conciente, claro y convencido del camino. No sigan “abonando” el terreno para salidas golpistas con esa cara de gafos que “no parten un plato”. Dicen “si estamos de acuerdo con la reducción de la jornada pero…” y allí meten la espada.

Como dijimos antes, a los señores de “El Nacional” no les gusta gastar mucha tinta, para finalizar hablan sobre la “carencia” de discusión, que casualidad de coincidencia con el discurso de la campaña golpista nacional e internacional. Vuelvo a insistir ¿Les parece poco las discusiones en el seno del PSUV, de los Consejos Comunales, de la Asamblea Nacional y centenares de espacios populares? O es que para ustedes lo único válido son las “sesudas” opiniones de “los expertos”. Para su información, señores del “El Nacional”, el dueño, amo y señor de este proceso es el pueblo… liderado por Hugo Chávez que cada día se multiplica por millones. No se les ocurra una locura, déjense de eso, de las ollas mediáticas, no podrán con Chávez por que Chávez ya no es ese señor que ustedes detestan y lo ven todos los domingos en “Aló Presidente”, no, salgan a la calle, observen la mirada de esperanza de los niños y verán allí a Chávez, no se les ocurra mirar a los viejos porque estarán frente al Chávez que ustedes tanto odian, en fin si no quieren a Chávez tendrán que irse a la luna porque en la tierra les va a costar mucho no encontrarlo y solo por una sencilla razón…Chávez es la expresión, la esperanza y la lucha de todo un pueblo…y muchos pueblos…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4840 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor