Vanessa Davies: me retracto

Anoche estaba recostada viendo La Hojilla y de repente suena el teléfono,
veo el reloj y eran como las 11:30 p.m. Me dije: ¿quién me llamará a esta
hora? Era un amigo y lo primero que oigo es: “¿por qué atacaste a Vanessa
Davies? (¿?) Ella es una de las mejores periodistas que conozco, fuiste
injusta con ella, yo estaba en ese acto y ví cuando Vanessa le reclamó a
Echeverría su conducta. El público, todos en general estaban indignados.
Había bulla, tensión y nerviosismo. Yo no ví lo que tú escribiste sobre la
señora pero si ví cuando Vanessa fue hacia la escalerita para acelerar la
salida de Echeverría del salón pues, estaba ahí parado y no terminaba de
irse. Estoy seguro que la intención de Vanessa no fue cercenar la expresión
de la señora. Ella, yo, todos estábamos tensos y nerviosos por el bochornoso
acto de Echeverría, y a esto le sumamos la negación del micrófono a Angel
Palacios quién quiso un derecho a réplica por el indignante show ”.

Cuando por fin mi amigo me dejó hablar le contesté: “critiqué a Vanessa, no
la ataqué. Escribí que es respetada en el gremio, que yo la respeto y que
tiene mucha ética, tanta que se pasa. Yo también ví cuando ella le reclamó a
Echeverría su conducta pero también ví lo de la señora, y creo que tienes
razón cuando me hablas de la tensión, stress y nerviosismo que podía sentir
Vanessa y todos los ahí presentes. Pienso que yo también me estresaría ante
tan bochornoso acto. Es posible que Vanessa no intentó cercenar la
expresión de nadie, si no más bien acelerar la salida del hombre. Mañana
escribiré y me disculparé. Al césar lo que es del césar”.

Pido disculpas a Vanessa Davies por lo que escribí sobre la señora de las
escaleritas. Luego de escuchar a mi amigo pienso que Davies sí estaría bajo
tensión y que su intención no fue cercenar la expresión de la señora.

La conversación de mi amigo hizo que mi cabeza diera más vueltas que un
trompo durante la noche. No me iba a quedar tranquila hasta escribir mis
disculpas. Vanessa es una periodista a la que le sobra la ética. Es muy
frontal, imparcial y no complaciente con los entrevistados, a tal extremo
que a veces permite que algunos televidentes piensen que no es una
periodista de izquierda y no es así. Tengo amigos que me han dicho y escrito
que dudan de su posición política pero sabemos que es progresista y que
apoya el proceso revolucionario.

Quiero aprovechar la ocasión para hacer también otra aclaratoria. Esta
semana escribí que CIAGloboinvención trasmitió únicamente la intervención de
Ismael García en el día del periodista. Pues NO fue así. Antes de la
intervención de García, este canal transmitió la intervención de Desireé
Santos Amaral. Es decir, transmitieron dos intervenciones y no una.

Créanme que si me equivoco siento la gran necesidad de retractarme. Y en
este escrito lo estoy haciendo. Debo hacer lo creo correcto.

José Roberto Duque tiene mucha razón cuando dice que el periodismo en
Venezuela está en coma, en terapia intensiva y que el CNP y STP deben ser
desintegrados. Durante las últimas semanas hemos visto una continua campaña
abominable, un terrorismo mediático en contra de nuestro Presidente y del
pueblo venezolano. Hemos aguantado demasiada basura a través de las
pantallas de televisión, la prensa y la radio. Y para más INRI, Echeverría
habla de reconciliación (¿?). ¿Reconciliación?. Ni él mismo se lo cree.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7721 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor