Con TVes nace una propuesta diversificadora, multiplicadora y plural

Algo nace en Venezuela…algo crece en Venezuela

Algo nace en Venezuela, algo crece en Venezuela. Dice un eslogan popular que hoy maneja la gente, mi gente, nuestra gente, para celebrar la salida al aire de la primera televisora social, TVes y comenzar a sentar precedentes en torno al tema de la necesaria democratización de los medios.

Ha sido un parto, difícil en algunos aspectos, pero hermoso, como todo nacimiento. Los que creían que la cosa no era posible, que no podíamos ser capaces de hacerlo, aún no salen del estado de sorpresa. Están aturdidos y ese estado de aturdimiento, ligado a la disociación de unos pocos, es una combinación peligrosa.

Intentan calentar la calle. Nuevamente vemos escenas de vehículos quemados, las pocas cacerolas de los cada vez menos disociados suenan solitarias, la sirena terrorista no pegó, solo resuena en las cabezas mareadas y aturdidas de Carla, Kico, Miguel Angel y cuatro o cinco más.

Han pretendido utilizar estudiantes en protestas artificiales, han vulnerado el derecho al estudio de los jóvenes y adolescentes, siguen empeñados en malgastar sus días y noches en lloriqueos innecesarios que no les pertenecen, porque están llorando por Marcel, no por la libertad de expresión, no se engañen. Lloran por instrucciones de un libreto que escribió el oligarca.

Todo esto es natural, precisamente cuando algo nace y algo muere. Nace una televisora de servicio social, nace un nuevo código audiovisual, nace un medio de comunicación que será expresión de nuestra diversidad y mueren las pretensiones de un oligarca acostumbrado a manipular, controlar, deformar y vulnerar nuestra cultura, nuestros valores y nuestra idiosincrasia.

Con TVes nace una propuesta diversificadora, multiplicadora y plural. Nace una plataforma libertaria que echa por tierra, sin mucho esfuerzo las falsas maniobras manipuladoras que usan el tema de la libertad de expresión como bandera para defender los intereses fascistas, golpistas, individualistas y mezquinos del señor Marcel Granier y sus “amigos” cercanos.

Tristemente no está muriendo completamente ese atentado permanente del “huésped alienante” llamado televisión que está en nuestras casas, encendido, muchas veces más de 8 horas al día. Apenas se trata de la no renovación de una concesión. No obstante, que sirva de referencia, que se entienda que la premisa es ganar, trabajar, construir un nuevo estilo comunicacional para nuestra Patria.

Que se entienda que no se trata de cerrar medios, se trata eso si de orientar, de cuidar los mensajes para cuidar el futuro de nuestros niños, niñas y adolescentes que son los más frágiles a la hora de percibir el discurso y las imágenes de estos medios deformados y deformantes.

Existen normas y se deben cumplir. Existen reglas que antes se vulneraban o se saltaban a la torera por efecto del poder de dinero. Se acabó el amiguismo, tiembla el chantaje oligarca, Saben que con TVes se acabó una vieja práctica, comienza la hora de la gente sencilla, de la gente que tiene el poder real. Se invirtió la pirámide, eso no es nuevo, pasó hace 8 años, solo que ellos siguen haciéndose los desentendidos. Nosotros, por nuestra parte, bautizamos al recién nacido y seguimos celebrando, mientras esperamos el alumbramiento de otros hermanitos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1662 veces.



Natacha Inatti


Visite el perfil de Natacha Inatti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Natacha Inatti

Natacha Inatti

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /medios/a35625.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO