Oposición se vive a RCTV

La oposición venezolana hizo suya la causa de RCTV, sólo que, en el fondo, asumió esa bandera más en beneficio propio que en el del citado canal. En las marchas, muchos grupos y partidos dejaron de cumplir con la cuota de militantes que prometieron movilizar. En unos casos, porque poco les importa el destino de la planta y, en otros, por carecer de poder de convocatoria y movilización Eso sí, cobraron a cambio de algo que, sabían, no iban a cumplir.

La relación medios-partidos, aun con el factor Chávez como galvanizador, está signada por las suspicacias, sospechas, viejas facturas no cobradas y resentimientos celosamente correspondidos. No iban a entrar de la noche a la mañana en una amnésica luna de miel, con borrón y cuenta nueva, por el solo hecho de ir contra Chávez. De estos súbitos enlaces tienen la traumática experiencia del 11 de abril de 2002, cuando unos pretendieron jugarles posición adelantada a otros. En estas uniones, el pestañeo es un riesgo.

Un viejo amigo adeco me decía que si los chavistas querían romper toda posibilidad de unidad entre el medio televisivo y los partidos de la Cuarta República, bastaba con poner en el aire la telenovela “Por estas calles”. Este seriado reviviría en adecos y copeyanos la feroz campaña de RCTV contra las organizaciones que fundaran Rómulo Betancourt y Rafael Caldera, respectivamente. Allí, en la citada pieza dramática, los dueños de la estación se vengaban de la vieja dirigencia partidista, no sólo desprestigiándola noche tras noche, sino incluso aplicándoles la pena de muerte, vía “Hombre de la Etiqueta”.

Estas no son cosas que se olvidan fácilmente. Sin embargo, ambos sectores, partidos y medios, comprendieron que podían sacarle provecho al asunto, el fin de la concesión, sin que ello signifique romper las viejas facturas. Estas quedarían por allí, para mejores tiempos. Así se dieron las marchas y protestas, con tibia solidaridad, pañuelos en la nariz y divorcio entre lo que se pedía en las consignas ( RCTV debe seguir) y lo que verdaderamente se sentía (ojalá el rrrégimen no se raje).

La política del disimulo (yo te amo, tú me amas) no ha sido, sin embargo, fácilmente digerible para algunos partidos, sobre todo, Acción Democrática y COPEI. El primero, nunca olvidará el papel del Grupo 1BC en la debacle del gobierno de Carlos Andrés Pérez, sin archivar la forma en que el canal se le afincó a Lusinchi una vez fuera del poder. Los copeyanos, cuya ideología confesional no les permite olvidar ni perdonar, sobrellevan el peso y rencor del veto que todavía pesa, en el ocaso de su vida, sobre el ex presidente Luis Herrera Campíns.

La vida es una tómbola, cantaba hace años la simpática Nancy Ramos. Y te da sorpresas, le agregó tiempo después el salsero Rubén Blades. Por eso resulta cuesta arriba pedir solidaridad a los que ayer sintieron la daga en las costillas falsas. En cuanto a los tibios apoyos que llegan del exterior, éstos traen la impronta negativa y nugatoria de otros apoyos dados en mala hora, cuando fueron disueltas todas las instituciones de la República Bolivariana de Venezuela, incluido su nombre. Resulta por lo menos cínico que quienes ayer apoyaron el golpe de Estado y la ruptura del hilo constitucional, vengan hoy a rasgarse las vestiduras en nombre de la libertad de expresión y la democracia que ayudaron a liquidar.

Los viejos y nuevos partidos políticos ven en el caso RCTV una oportunidad de resurgir de sus cenizas, en el primer caso, y de coger prensa y obtener algunos recursos, en el segundo. En ambos, los desvelos de Granier no les quitan el sueño. ¿Cuándo se congeló la sonrisa de Renny?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3815 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor