Camino al 28, 28, 28

Alo mejor no pasa nada, más allá de un cacerolazo en el Este y sus similares del interior, amén de una que otra guarimba, pero el clima –al menos el caraqueño- va enrareciéndose a medida que se acerca “el 28, el 28, el 28”.

Han pasado siete años de aquel otro 28 de mayo, que catapultó a la fama al imperturbable Eduardo Semtei, víctima de su propia lengua y también del paredón televisivo que luego se haría masivo. La casualidad –decreto de Lusinchi mediante- quiso que el aniversario de aquellas fallidas megaelecciones del 2000 coincidiera con la fecha de otro hito histórico: el cese, por vencimiento, de la concesión del grupo 1BC sobre la señal abierta del canal 2 y, en simultáneo, la transmisión inaugural, en esa misma señal, de la Fundación Televisora Venezolana Social ( Tevés ).

Como en un 31 de diciembre, aunque sin hallacas, los venezolanos aguardarán las 12 de la noche del 27, cuando se completan los 20 años exactos del osado decreto de Jaime Lusinchi que fijó ese plazo a las concesiones preexistentes de TV.

En cada hogar -¿dónde más?- se vivirán momentos de gran tensión emocional, sobre todo en aquellos donde conviven familiares de opiniones encontradas. Unos verán con lágrimas en los ojos la dramática despedida que a estas alturas ya deben tener preparados los creativos de RCTV , que de eso saben bastante, y otros aguardarán con emoción el acto inaugural de Tevés , previsto a realizarse desde el Teatro Teresa Carreño, antes de la difusión del documental Bolívar eterno .

Probablemente el de RCTV no sea un adiós, sino un hasta luego. Las autoridades ya han dicho que ese grupo económico podrá continuar con sus transmisiones a través del cable y del satélite, donde empresas de suscripción cubren precisamente al sector donde la oposición –y dentro de ella RCTV - tiene mayor penetración: las clases medias y altas. Claro, su pedazo de la torta publicitaria mermará sustancialmente, en la misma proporción que su importancia política, y de allí el ejercicio de su legítimo derecho al pataleo.

Pero una alternativa audaz se deja asomar en forma de versión extraoficial. Algo de ella apareció publicado semanas atrás en el diario Vea . Ésta indica que el grupo 1BC tiene todo listo para salir por otra señal de televisión abierta el mismo 28, al minuto siguiente de la extinción de su concesión en el canal 2. En ese escenario, aquella noche Eladio Larez diría en pantalla: “ahora sintonícennos por el canal tal”.

El que Marcel Granier haya ofrecido su propia cabeza a cambio de la renovación de la concesión no sería, en ese escenario, más que un elemento de distracción.

Fuentes de La Tele , canal 12, han dejado correr la especie según la cual ese es el plan detrás de una demanda por incumplimiento de contrato intentada contra esa televisora por su antiguo propietario, Hernán Pérez Belisario, ex gerente general de 1BC, que estaría en puertas de ser resuelta a favor de éste por el TSJ. El supuesto trato consistiría en que RCTV transmita por la señal del canal 12 a partir del 28. Sin embargo, dentro del gobierno hay discrepancias sobre el particular.

Hay funcionarios que profesan amistad y confianza hacia Pérez Belisario, lo desvinculan totalmente de Granier, y más bien manifiestan distancia hacia Fernando Fraiz, propietario de La Tele, a quien vinculan con Luis Miquilena. Una madeja digna de telenovela, donde las especulaciones son alimentadas por la confianza que suele expresar Granier en torno a las decisiones del TSJ, antes tan denostado por él y sus partidarios.

Esa medianoche los ojos y el corazón de los venezolanos estarán puestos sobre el canal 2. Las imágenes que han sido anticipadas sobre las producciones independientes que tendrá la pantalla de Teves son prometedoras. Hay que cruzar los dedos porque la variedad y calidad que ellas ofrecen se mantengan en el tiempo, para que el costo político de esta decisión –que lo tiene- haya valido la pena.

Crucemos los dedos para que así sea, y porque de aquí a allá no surja alguna sorpresa que nos deje como hace siete años, cuando aquel otro 28 que nos emboscó a todos.

Taquitos

CAMPESINOS. Un tribunal condenó a 6 años y 10 meses de prisión a cinco campesinos que ocupaban desde hace 9 años unas tierras a las que le aparecieron dueño en el Estado Barinas. Entre los condenados figura una pareja con siete hijos, entre ellos varios chiquitos. Joel Pineda, dirigente campesino, informa que luego de varios días presos, el tribunal les dio casa por cárcel, pero sus compañeros aspiran libertad plena.

TABACO Y LICORES. El ministro Erick Rodríguez aclaró que no se va a prohibir el consumo de cigarrillos, pero aún así Rafael Cedeño, secretario general del sindicato de Cigarrera Bigott, expresó preocupación por sus declaraciones iniciales en esa dirección. Cedeño, militante del chavismo y dirigente de Unete, reconoce los daños que el vicio del cigarrillo produce en la salud y admite que él mismo no es fumador, pero calculó en 75 mil los empleos directos e indirectos que genera el tabaco como actividad económica y se hizo portavoz de la inquietud de esos trabajadores.

Algo parecido sucede en el sector de los licores, con las medidas de regularización en la venta de cerveza. Frank Quijada, secretario general del sindicato de trabajadores de la Polar, y también militante bolivariano, se hizo eco del malestar que generan en sus predios los rumores de una supuesta prohibición de la venta de cerveza, puestos a rodar interesadamente para enrarecer el ambiente.

A estos rumores –sin base- se suma la situación de un incuantificable número de personas que venden cerveza al detal en las zonas populares, que según Quijada son muchos y están molestos por las medidas para regularizar la comercialización de ese producto sólo en las licorerías establecidas. Se quejan de que, mientras esto ocurre, persiste la venta ambulante de cerveza en las autopistas, a la luz del día. Estos vendedores suelen verse a la altura de Chacao y Puente Hierro, con sus cuñetes repletos de botellas.

Quijada, por cierto, anda denunciando un contrato colectivo suscrito por una empresa de refrescos y unos sindicalistas que –a contracorriente de la futura reducción de la jornada laboral- establece un régimen de 12 horas seguidas de trabajo, y que, a pesar de ser rechazado por los trabajadores, fue homologado por la Inspectoría del Trabajo. BINGOS. Y sigamos con los vicios, esta vez los lúdicos.

Aunque la Asamblea Nacional aprobó una ley –impulsada por la diputada Iroshima Bravo- que regulariza las obligaciones tributarias de los bingos y casinos, una fuente habitualmente bien informada sostiene que de Miraflores –no sabe si el Presidente o más abajoencargaron a un especialista la redacción de un proyecto que fijaría un plazo para cerrar definitivamente todos esos locales.

La iniciativa estaría inspirada en los artículos que al respecto viene publicando el intelectual Luis Britto García, integrante del Consejo Presidencial para la Reforma Constitucional. ¿Sabrán el Presidente y Britto que entre los muchos casinos y bingos del país hay algunos en instalaciones militares? Ocurre en los círculos militares de Margarita, Mérida, Maracaibo y Barquisimeto, y en el Club de Suboficiales de Maracay. Estos locales estarían funcionando bajo la figura de “alianzas estratégicas” donde privados aparecen en sociedad con dichos círculos, y sin autorización de la Comisión Nacional de Casinos, Salas de Bingo y Máquinas Traganíqueles.

La ley actual establece cárcel de 3 a 4 años para quien opere un establecimiento de ésos sin licencia previa. REDUCCIÓN. A propósito de la reducción de la jornada laboral, ésta debería articularse con otra medida impostergable: la elevación del horario de entrada a clases en escuelas y liceos de 7:00 a 8:00 am, para que el sistema escolar deje de torturar a tantos niños que innecesariamente deben levantarse de madrugada, muchos de ellos para sumergirse en calles peligrosas calles oscuras y/o engrosar el tráfico infernal de las ciudades y sus satélites.

Una horita más de sueño ayuda en su crecimiento y salud mental, y si es combinado con un escalonamiento de la hora de entrada en los sitios de trabajo puede ayudar a muchas familias a disponer de un tiempo adicional para compartir. CITA. “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad”. Víctor Hugo (1802-1885).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8232 veces.



Ernesto Villegas Poljak

Periodista. Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información.

 @VillegasPoljakE

Visite el perfil de Ernesto Villegas Poljak para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ernesto Villegas Poljak

Ernesto Villegas Poljak

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a34876.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO